La ambición de Marruecos es alcanzar una producción anual de un millón de automóviles de aquí a 2025

Las exportaciones de la industria automovilística de Marruecos siguen aumentando

Un empleado trabaja en una cadena de montaje de automóviles en la planta de montaje de automóviles de PSA en Kenitra - AFP/FAEL SENNA
photo_camera Un empleado trabaja en una cadena de montaje de automóviles en la planta de montaje de automóviles de PSA en Kenitra - AFP/FAEL SENNA

El año pasado el sector del automóvil, una industria en continua expansión en Marruecos, logró un nuevo éxito. Este sector consiguió destronar a los fosfatos y convertirse en la mayor industria exportadora del país.

Las exportaciones relacionadas con este sector ascendieron a finales de 2023 hasta los 141.700 millones de dirhams (13.900 millones de dólares), frente a los 111.200 millones de dirhams (11.000 millones de dólares) del año anterior. Esa supone un impresionante aumento interanual del 27%, según un informe reciente de la Oficina de Cambio (OE), el organismo de control del comercio exterior del país.

De acuerdo con Morocco World News, el crecimiento de las exportaciones de la industria automotriz fue impulsado por la expansión de este sector y de los negocios relacionados con los cables para automóviles, que consisten en el ensamblaje de cables eléctricos, conectores y otros componentes para crear el sistema de cableado dentro de un vehículo. A finales de 2023, las exportaciones del sector del cableado experimentaron también un espectacular incremento del 32%, logrando 46,1 mil millones de dírhams (4,5 mil millones de dólares).

Asimismo, la industria de la construcción de automóviles, que abarca la fabricación y el montaje de componentes estructurales, paneles de carrocería, chasis y otras piezas esenciales, creció a una tasa anual del 22%. Las exportaciones relacionadas con este sector alcanzaron los 67,6 mil millones de dirhams (6,7 mil millones de dólares).

Mientras tanto, la industria de los sistemas de propulsión, que fabrica sistemas internos para vehículos, registró una tasa de crecimiento anual del 25%. Estas exportaciones superaron los 11,3 mil millones de dirhams (1,1 mil millones de dólares).

Tal y como recuerda el medio marroquí, desde 1957 el sector del automóvil en Marruecos ha experimentado una transformación desde el mero montaje de vehículos hasta la producción en general. En los últimos años aumentó su producción y, en concreto en 2021, el Reino fabricó un total de 403.007 unidades, de las cuales se exportaron 8.300 millones de dólares.

Este crecimiento provocó la creación de unos 220.000 puestos de trabajo en la industria. Además, surgió una red de más de 230 proveedores Tier 1 y 2, contribuyendo a una tasa de integración local del 60%.

AFP/FADEL SENNA - Un empleado de la fábrica trabaja en una línea de montaje de automóviles en la planta de montaje de automóviles Renault-Nissan Tánger en Melloussa, al este de la ciudad portuaria de Tánger
Un empleado de la fábrica trabaja en una línea de montaje de automóviles en la planta de montaje de automóviles Renault-Nissan Tánger en Melloussa, al este de la ciudad portuaria de Tánger - AFP/FADEL SENNA 

Gracias a políticas gubernamentales específicas que facilitaron el camino para la creación de proyectos de infraestructura masivos, así como un clima favorable a los negocios, Marruecos se estableció como líder continental en la industria automotriz.

Dentro de estas políticas estatales destaca por ejemplo el Plan de Aceleración Industrial 2014-2020, junto con la construcción de parques industriales y ciudades automotrices como Kenitra y Tánger que han impulsado el ecosistema automotriz. 

Por otro lado, a nivel global, la integración de Marruecos en la economía mundial a través de acuerdos de libre comercio ha solidificado aún más su atractivo para los inversores, de acuerdo con el informe de la UNCTAD de 2023.

También, a nivel interno, las capacidades de investigación y desarrollo de ingeniería del país han aumentado, lo que ha convertido a Marruecos en principal centro de pruebas de automóviles de África. Además, Stellantis estableció un centro técnico automotriz cerca de Casablanca.

PHOTO/ARCHIVO - Empleados marroquíes del sector del automóvil
Empleados marroquíes del sector del automóvil - PHOTO/ARCHIVO 

A pesar de esta óptima situación, la ambición de Marruecos es alcanzar una producción anual de un millón de automóviles de aquí a 2025, elevando al mismo tiempo la tasa de integración local al 80%. 

En 2020, el Reino ya alcanzó una capacidad de producción anual de 700.000 vehículos. Las estrategias del Gobierno se centran especialmente en mejorar la integración local, expandir las actividades industriales, mejorar la cadena de valor, facilitar la transferencia de tecnología y diversificar los mercados de exportación. 

Marruecos se posicionó como un destacado centro de producción, atrayendo a varios grupos importantes como German Motor Distributors, Renault, Snop, Stellantis Sumitomo Electric Wiring Systems y Yazaki.

La industria automotriz del país alcanzó un hito importante a medida que el enfoque de la fabricación se está desplazando hacia componentes complejos de alto valor, incluida la fabricación de motores, la ingeniería, así como la investigación y el desarrollo. Asimismo, también cabe mencionar que el país produce entre 40.000 y 50.000 vehículos eléctricos al año.

Sin embargo, dado que las matriculaciones de vehículos nacionales siguen siendo bajas (registrándose 175.435 unidades en 2021), la orientación principal para el ensamblaje de vehículos es el mercado europeo.

Renault, por ejemplo, exporta la mayor parte de su producción a pesar de tener la planta de montaje más grande, con una capacidad de 400.000 unidades. El Citroën Ami, producido en la ciudad marroquí de Kenitra, se erigió como el vehículo más vendido en España en 2022. 

Más en Economía y Empresas