Marruecos, el país de moda para invertir en energías renovables

Natalia González Velázquez

Pie de foto: Cuatro instituciones internacionales aportan 80 millones de euros para la financiación de las inversiones en energía sostenible

Marruecos continúa avanzando en su política para convertirse en un referente de las energías renovables en África. Ese posicionamiento, viene también acompañado de la confianza de las instituciones financieras, que una vez más apuestan por el país magrebí.

Cuatro instituciones financieras internacionales han puesto en marcha una nueva línea de crédito de 80 millones de euros dedicada a la financiación de las inversiones en energía sostenible para el denominado Mecanismo Financiero para la Energía Sostenible en Marruecos (Mfed Marruecos).

El Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Kreditanstalt fur Wiederaufbau (kfW), en asociación con la Unión Europea, aportarán una partida de 80 millones de euros que servirá para proporcionar préstamos a empresas privadas del país y apoyar proyectos de energía sostenible y de eficiencia energética a pequeña escala.

De acuerdo con los promotores del proyecto, el objetivo final es apoyar las iniciativas a través del Fondo Financiero para las Energías Sostenibles de Marruecos (MorSEFF).

Hasta ahora Marruecos se ha caracterizado por grandes proyectos de inversión, como la Plataforma Solar de Ouarzazate,  o los grandes parques eólicos. Ahora se pretende caminar hacia una mayor integración de las tecnologías de pequeña y mediana potencia en el terreno industrial, facilitando la introducción de aparatos y equipamientos en materia de eficiencia energética y generación con renovables que estimulen la demanda.

Muchos son los aspectos que Marruecos quiere desarrollar con su ambicioso Plan de Cambio de la matriz energética del país. Además de reducir su dependencia del exterior y  los gases de efecto invernadero, el país quiere reforzar su seguridad energética y la competitividad, con una política activa en el terreno de la eficiencia energética, a la vez que fomenta la creación de empleo y el crecimiento.

Las instituciones financieras citadas, ya habían concedido un préstamo de 20 millones de euros al banco marroquí BMCE y su filial de leasing Maghhrebail.

Marruecos es un miembro fundador del BERD y recibe fondos desde el año 2012. Hasta la fecha, el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo ha invertido 483 millones de euros en 18 proyectos, además de 130 millones de euros en líneas de crédito, otorgados a través de bancos locales, a favor de la facilitación del comercio.

Más en Economía y Empresas