Pocos días después de la Cumbre Rusia-África, el país ruso ha anunciado que está trabajando en un acuerdo de libre comercio con varios países norteafricanos, entre ellos el reino marroquí

Rusia incluye a Marruecos en un proyecto de zona de libre comercio norteafricana

PHOTO/TWITTER/X/MAROC DIPLOMATIE/@MarocDiplomatie – Aziz Akhannouch y Vladimir Putin
PHOTO/TWITTER/X/MAROC DIPLOMATIE/@MarocDiplomatie – Aziz Akhannouch y Vladimir Putin

Durante una reunión con su Gabinete de ministros, el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció su intención de firmar acuerdos de libre comercio con varios países norteafricanos, a saber, Argelia, Marruecos, Túnez y Egipto. Según la agencia de prensa TASS, el presidente de la Federación Rusa se ha fijado el objetivo de transformar la confianza política existente entre Moscú y los países norteafricanos en cooperación económica. 

“Estamos preparando acuerdos sobre una zona de libre comercio con Egipto, Marruecos, Túnez y Argelia. Es todo el norte de África. Hay muchos más puntos de desarrollo en el continente, y hay países muy interesantes”, declaró el jefe de Estado ruso en la reunión. 

Según Vladimir Putin, la zona de libre comercio norteafricana se integrará en la Unión Económica Euroasiática (UEE), que ya ofrece un espacio económico común según el modelo de la Unión Europea con Bielorrusia, Armenia, Kazajstán y Kirguistán. 

Esta iniciativa es consecuencia de los debates celebrados en la segunda Cumbre Rusia-África, los días 27 y 28 de julio, de cuyos resultados informó el ministro de Desarrollo Económico, Maxim Reshetnikov. Durante la reunión del 2 de agosto, Reshetnikov declaró que los países africanos consideran a Moscú un socio fiable en la lucha por la independencia económica.  

“Los países africanos están pasando de la lucha por la soberanía política y la independencia a la lucha por la soberanía económica. Y en estos procesos, nos ven como un socio fiable, dispuesto a dar a las empresas rusas la oportunidad de desarrollarse y ganar. Y nosotros estamos dispuestos a compartir nuestra experiencia y nuestras tecnologías”, declaró. 

La participación de Marruecos en este proyecto confirma las buenas relaciones entre Rabat y Moscú. En la Cumbre Rusia-África, el Reino, a través de su jefe de Gobierno Aziz Akhannouch, reiteró su determinación de reforzar las relaciones bilaterales y comerciales con el Estado ruso, informó Morocco World News.  

“Hoy, constatamos que, en su discurso, el presidente ruso Vladimir Putin elogió todos los esfuerzos realizados por Su Majestad el Rey y expresó su orgullo por las sólidas relaciones con Marruecos y destacó sus perspectivas de futuro”, señaló Akhannouch. 

PHOTO/FILE - Vladimir Putin
PHOTO/FILE - Vladimir Putin

Marruecos, tercer socio comercial de Rusia en la región 

Al margen de la cumbre de los días 27 y 28 de julio, la portavoz de la Federación Rusa, María Zakharova, declaró a la agencia de prensa marroquí (MAP) que ambos países mantienen “muy buenas” relaciones de cooperación en varios ámbitos, como la economía, las finanzas, el turismo y los negocios. También añadió que Moscú y Rabat disponen de “una sólida base jurídica para esta cooperación”. 

En 2002, Marruecos y Rusia firmaron un acuerdo para el desarrollo de una asociación estratégica, que se reforzó con la firma en 2016 de la Declaración para la Profundización de la Asociación Estratégica. Estos acuerdos han reforzado la cooperación en los ámbitos de la agricultura, la energía, la pesca, la ciencia y la tecnología, la cultura y la enseñanza superior. 

En la actualidad, el Reino es el tercer socio económico de Rusia en la región, aunque el volumen de los intercambios fluctúa de año en año. En 2021, el comercio aumentó un 42 % en comparación con 2020, alcanzando los 1.600 millones de dólares.  

Según un artículo del medio marroquí 360, las principales exportaciones de Moscú son productos químicos, petroquímicos, metales, productos de alta tecnología, productos alimenticios, hidrocarburos y derivados (amoníaco), mientras que las principales exportaciones de Rabat son productos agroalimentarios (cítricos, tomates, etc.) y productos frescos (pescado). Además, desde la guerra de Ucrania, el gasóleo importado de Rusia ha pasado de 66.000 toneladas en 2021 a 735.000 toneladas en 2022. 

Según la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, los intercambios han aumentado un 25 % desde 2021, tendencia que se mantendrá en los primeros meses de 2023. 

Las relaciones comerciales entre Rusia y África siguen creciendo 

El aumento del volumen del comercio con Rusia no es un fenómeno específico del Reino de Marruecos. Según la agencia TASS, Maxim Reshetnikov señaló que la cooperación económica con los países africanos crece desde 2019. “El año pasado ascendió a 18.000 millones de dólares. En la primera mitad del año, aumentó un 35 %. Por un lado, el crecimiento en los últimos 20 años es de diez veces. Por otro lado, por ejemplo, con los países de la UEE, donde la población vive siete veces menos que en África, el volumen de comercio es 4,6 veces superior”, dijo. 

Según un análisis de 360 media, el comercio ruso-africano se concentra en gran medida en cuatro países: Egipto, Argelia, Marruecos y Sudáfrica, de ahí el interés de Rusia por crear una zona de libre comercio en el norte de África. Sin embargo, el comercio entre Moscú y África sigue siendo bajo en general. En 2021 se situó en 18.000 millones de dólares, de los que 4.700 millones correspondían a productos alimenticios. Comparado con los 282.000 millones de dólares registrados en 2022 entre China y los países africanos, el comercio ruso-africano es insignificante.  

No obstante, de los cuatro países del proyecto, tres se encuentran entre los tres primeros en términos de comercio ruso-africano. El principal socio comercial de Rusia en África es Egipto, donde el volumen de comercio entre ambos países alcanzó los 4.700 millones de dólares en 2021. Argelia ocupa el segundo lugar, con un comercio de 3.000 millones de dólares en 2021. 

PHOTO/FILE - Mohamed VI y Vladimir Putin
PHOTO/FILE - Mohamed VI y Vladimir Putin

¿Hacia un mayor equilibrio en las relaciones económicas? 

Con estos nuevos acuerdos, Rusia pretende aumentar y equilibrar la cooperación comercial, ya que el 80 % de las exportaciones de la estructura comercial son rusas. “También es necesario aumentar las importaciones. Además, existe un desequilibrio regional: más del 65 % del volumen de comercio del año pasado fue a parar a seis países del norte de África. Es importante intensificar los contactos con otros países”, afirmó Reshetnikov. En consecuencia, se elaborarán acuerdos de asociación económica con otros países africanos, además de los incluidos en la zona de libre comercio. 

En Marruecos, la balanza comercial entre ambos países fue de 778,4 millones de dólares a favor de Rusia en 2021. Según 360, este desequilibrio se explica por el escaso suministro de mercancías de los países de la región a Rusia, la concentración de los intercambios de la región en el mercado europeo y el escaso valor global de los productos exportados (en particular los productos agrícolas) por los países de la región en comparación con los importados. En realidad, la salida de los operadores occidentales de Rusia podría representar una oportunidad para Marruecos de promover la exportación de bienes de sectores como los automóviles, el textil y la industria agroalimentaria. 

Para resolver este problema, el responsable del Ministerio de Desarrollo Económico tiene previsto aumentar el apoyo a los seguros para las entregas a través de EXIAR (Agencia Rusa de Crédito a la Exportación y Seguro de Inversiones), así como abordar los problemas de conexión de los bancos africanos al sistema ruso de mensajería financiera, el paso a los pagos en rublos y el desarrollo del mecanismo para los acuerdos de libre comercio. Según se informa, actualmente se están llevando a cabo negociaciones con Egipto, mientras que se está abordando la cuestión con Argelia, Marruecos y Túnez.