El ministro de Energía argelino advierte que cualquier cambio del destino del suministro gasístico implicaría la vulneración del acuerdo

Argelia amenaza a España con revocar su contrato del gas

photo_camera AFP/ RYAD KRAMDI - Fotografía de archivo, soldados argelinos hacen guardia en el complejo de gas de Tiguentourine, en In Amenas, a unos 1.600 kilómetros al sureste de la capital

El suministro del gas argelino a España sigue en la cuerda floja. Después de que el Gobierno de España reconociese la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental, Argel se ha distanciado de Madrid en un momento en el que Europa atraviesa una importante crisis energética.

A pesar de que Argelia asegurase el suministro de gas a España a través del gasoducto Megdaz,el Gobierno argelino ha vuelto a redoblar su amenaza tras aseverar que no dudarán en rescindir el contrato firmado en caso de que el Gobierno español destine el gas a un objetivo diferente a lo acordado, esto es, redirigir el gas hacia Marruecos. 

yacimiento-gas-argelia

De acuerdo con un comunicado emitido por el Ministerio de Energía y Minas argelino “cualquier envío de gas natural argelino entregado a España, cuyo destino no sea el previsto en los contratos, será considerado como un incumplimiento de los compromisos contractuales”, lo que daría lugar a “la rescisión del contrato que vincula a Sonatrach con sus clientes españoles”.

Según informan desde Argelia, este comunicado se habría producido después de que el ministro de Energía y Minas, Mohamed Arkab, haya sido informado a través de un correo electrónico enviado por parte de su homóloga española, Teresa Ribera, de “la decisión de España de autorizar la explotación, en flujo inverso, del Gaseoducto Magreb-Europa (GME)”.

La respuesta del Gobierno argelino no se ha hecho esperar y así lo ha comunicado tras señalar que “las cantidades de gas natural argelino entregadas a España, cuyo destino no sea otro que el previsto en los contratos” será considerado como un incumplimiento. 

compañia-gas-sonatrach

Sin embargo, el Ministerio de Ribera ha indicado “con total transparencia” que “Marruecos podría adquirir gas natural licuado en los mercados internacionales” así como “utilizar el gasoducto del Magreb para que llegue a su territorio”. Aun así, han asegurado que “en ningún caso el gas adquirido por Marruecos tendrá procedencia argelina”.

Cierre del gasoducto GME

Después de que Argelia decidiese romper de forma unilateral las relaciones diplomáticas con Marruecos el pasado agosto por “un cúmulo de desavenencias”, las distancias entre los países vecinos se han hecho más que notorias. 

Una de las consecuencias de esta abrupta ruptura fue el cierre del gasoducto GME el 1 de noviembre. Dicho oleoducto abastecía de gas a España, pasando por Marruecos. Su cierre, como respuesta, afectó al suministro gasístico de tres centrales eléctricas marroquíes. 

abdelmadjid-tebboune-argelia

Y es que este cierre también afectó al propio suministro a España, a pesar de que el país argelino aseguraba que el cese no iba a transgredir al abastecimiento español. La posición estratégica de Argelia, así como su riqueza en gas son dos factores clave para España. En este sentido, el año pasado se registró que el 45% de las importaciones de gas procedían del país argelino, una cifra significativa que demuestra la dependencia que se mantiene desde España respecto al gas de procedencia argelina.

Italia, nuevo socio para Argelia

Esta posición se encuentra ahora amenazada después de que Italia haya redirigido su suministro del gas hacia Argelia, tras querer rebajar su dependencia del gas ruso como consecuencia de la invasión de Rusia sobre Ucrania. En esta línea y antes de la invasión, Italia mantenía una dependencia respecto a Moscú del 43% del total de sus compras internacionales.

El acercamiento de Italia y Argelia ha desembocado en un acuerdo estratégico que implica aumentar la importación de gas, referido a un aumento en el volumen del bien de hasta 9.000 millones de metros cúbicos adicionales. A cambio, el Gobierno italiano se ha comprometido a participar en proyectos conjuntos que impliquen “el desarrollo de energías renovables y el hidrógeno verde”. 

draghi-tebboune-italia-argelia

Estos acontecimientos se han producido en un momento en el que Marruecos y Nigeria trabajan de manera paulatina para que el gasoducto acordado entre las dos partes vea la luz de una vez por todas. Según han informado, este gasoducto también podría abastecer de gas a España y se convertiría, además, en el gasoducto marino más largo con una longitud de unos 7.000 kilómetros.

De acuerdo con un comunicado publicado por la empresa australiana Worley, el también conocido como gasoducto africano-Atlántico “ayudará a impulsar las industrias y economías locales al brindar una fuente de energía confiable y sostenible. También apoyará el desarrollo industrial y creará oportunidades de empleo”. 

gasoducto-marruecos-nigeria
España actúa con cautela 

Por su parte, el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, indicó hace menos de una semana que “Argelia es un socio sólido”, conocido por “el cumplimiento escrupuloso” de los acuerdos gasísticos y señaló que no alberga “la menor duda” de que así lo hará con España.  

jose-manuel-albares-ministro-exteriores-españa

Sin embargo, las distancias entre Madrid y Argel siguen alargándose. Hace tan solo unos días, el presidente argelino, Abdelmadjid Tebboune, declaró que el Gobierno español de Pedro Sánchez había “roto todo” el curso de las relaciones entre España y Argelia después de reconocer la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental como la base “más seria, realista y creíble”. 

La crisis por el gas se acentúa. España, por el momento seguirá contando con el suministro argelino, en un contexto convulso que no garantiza ninguna solución permanente. Argelia continúa amenazando a España mientras que esta, por su parte, tilda las declaraciones de Tebboune como de “polémica estéril”.