Corea ha iniciado ya los preparativos para la primera cumbre con los Estados africanos; a la cual Marruecos fue convocado a participar como uno de invitados más destacados del continente

Cumbre Corea-África 2024: invitado Marruecos, excluido Polisario

Mohamed VI - PHOTO/MAP -
photo_camera El rey de Marruecos, Mohamed VI - PHOTO/MAP

Marruecos fue invitado por la República de Corea del Sur a la próxima cumbre que organizará los días 4 y 5 de junio en Seúl, y de la cual el Polisario fue excluido. Un encuentro en el que participarán los países africanos reconocidos por las Naciones Unidas, así como se firmarán múltiples acuerdos de cooperación entre el país asiático y varios estados de África.

Se trata de un encuentro entre los países africanos y la República de Corea que tendrá lugar el 4 y 5 de junio en Seúl. Corea ha iniciado ya los preparativos para la primera cumbre con los Estados africanos; a la cual Marruecos fue convocado a participar como uno de invitados más destacados del continente.

Esta iniciativa, exclusiva de los países africanos reconocidos por las Naciones Unidas, excluyó explícitamente la participación del Polisario, que no cumple con los criterios necesarios para participar en este tipo de acontecimientos internacionales.

Corea albergará este encuentro histórico con las naciones africanas que abordará diversos temas de gran interés tanto para África como para el socio coreano; a saber: la cooperación económica, política y social, así como iniciativas para fortalecer las relaciones multilaterales entre Corea y los países africanos.

La cita será una ocasión también para consolidar la cooperación en otros ámbitos, como el diplomático y el cultural.  Cosa que se concretará en acuerdos bilaterales para intensificar la cooperación en materia de inversiones y fortalecer los intercambios económicos y culturales entre el conjunto de estas naciones.

La participación de Marruecos en ese acontecimiento subraya el reconocimiento de la diplomacia marroquí por su compromiso constante en pro del respeto de los principios internacionales y de la soberanía de los Estados.

Una delegación de alto nivel representará a Marruecos, brindando una oportunidad única para fortalecer los vínculos con la República de Corea y explorar posibles colaboraciones en diversos sectores.

PHOTO/FILE - Nasser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos
Nasser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos - PHOTO/FILE 

A modo de preparación, las autoridades diplomáticas marroquíes planean la firma de acuerdos estratégicos, antes de la celebración de la cumbre, reflejando la voluntad mutua de las dos naciones de consolidar sus relaciones bilaterales.

La razón de esta anticipación consiste en que Marruecos ha sido reconocido, desde siempre, como el primer país africano que ha mantenido relaciones diplomáticas y económicas con Corea del Sur. Esto demuestra la relación sólida y de larga trayectoria que une los dos países.

Esta relación bilateral se ha fortalecido a lo largo de los años mediante intercambios periódicos y colaboraciones en diversos sectores. Ya que, los vínculos entre Marruecos y Corea del Sur se remontan a la década de 1962, cuando se establecieron oficialmente las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Desde entonces, esas relaciones han evolucionado positivamente y han seguido floreciendo, demostrando así el compromiso de ambos países de intensificar su colaboración a largo plazo.

Corea del Sur que ahora ocupa un puesto no permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por un mandato de dos años, apoya una solución política duradera y mutuamente aceptable para el problema del Sáhara, según su posición expresada en la séptima sesión de la Comisión mixta Marruecos-Corea en Seúl en 2018.

En este contexto, la posición de Corea del Sur presta un apoyo considerable a la búsqueda de una solución al conflicto del Sáhara. Así, reconoce los esfuerzos desplegados por Rabat y reitera su apoyo a la solución iniciada por las Naciones Unidas.

Por parte de Marruecos, la cumbre Corea-África 2024 representa una oportunidad clave para compartir su experiencia, explorar nuevas oportunidades económicas, fortalecer su papel clave en África y afirmar su fiabilidad como socio diplomático y económico.

Por la otra parte, Corea busca, a través de este encuentro, intensificar sus vínculos económicos con África en general, a fin de reforzar su posición en un contexto de competencia internacional. Esta estrategia incluye a Marruecos como país prometedor a nivel de la economía mundial.

Corea pone a Marruecos, en particular, en el centro de sus planes destinados a promover el comercio bilateral con un volumen actual de 620 millones de dólares, negociando al mismo tiempo un nuevo acuerdo para estimular los intercambios mediante la reducción de los aranceles.

El préstamo del Fondo Coreano de Cooperación para el Desarrollo Económico que tiene como objetivo la intensificación de la cooperación en materia de inversiones es un ejemplo que se basa en una mejor implicación de la Agencia Internacional de Cooperación de Corea (KOIKA).

Subrayando su compromiso con una asociación mutuamente beneficiosa, Corea confirma sus ambiciones africanas que pretenden intensificar sus vínculos económicos con África y conseguir el desarrollo sostenible y la prosperidad económica para África como nuevo socio estratégico sumergido también en un contexto competitivo internacional. 

Más en Política