Israel y Egipto también han interceptado ataques del grupo yemení en las últimas horas mientras crece el temor de que la guerra en Gaza se siga expandiendo regionalmente

Estados Unidos derriba varios drones y misiles de los hutíes en el mar Rojo

PHOTO / AFP - Un petrolero amenaza con explotar o derramar más de un millón de barriles de petróleo en el Mar Rojo
Al menos dos buques más han sido atacados por drones y misiles lanzados por los hutíes en el mar Rojo- PHOTO / AFP

La creación de una coalición internacional liderada por Estados Unidos para proteger el comercio en el mar Rojo parece no intimidar a los hutíes, que siguen amenazando a los barcos que transitan la zona. Al menos dos buques más han sido atacados por drones y misiles lanzados por los rebeldes yemeníes respaldados por la República Islámica de Irán en las últimas horas, uno de ellos al norte del puerto de Al Hudeida, según informó la Marina Real británica. 

  1. Israel asesina a un alto cargo de la Guardia Revolucionaria iraní en Siria
  2. La guerra se expande en “múltiples frentes”
  3. Hamás rechaza un alto el fuego permanente para no renunciar a su poder en Gaza

Los hutíes han confirmado uno de los ataques, contra el buque comercial MSC United, que se llevó a cabo con “misiles navales apropiados”. “El ataque contra el barco se produjo después de que su tripulación rechazara por tercera vez las llamadas de la armada (hutí), así como repetidos mensajes de advertencia de fuego”, declaró el portavoz militar del grupo, Yahya Sarea en Al Masira TV.  

Las fuerzas navales estadounidenses, por su parte, han logrado derribar varios drones y misiles lanzados por los hutíes contra objetivos en el mar Rojo, tal y como anunció el Comando Central de Estados Unidos.

Las fuerzas estadounidenses en la zona, que incluyen el USS LABOON (DDG 58) y los Super Hornets F/A-18 del Eisenhower Carrier Strike Group, derribaron 12 drones de ataque unidireccionales, tres misiles balísticos antibuque y dos misiles de crucero de ataque terrestre en el mar Rojo, explica el CENTCOM en redes sociales. “No hubo daños a los barcos en el área ni se reportaron heridos”, añade en el comunicado, donde también se culpa a los hutíes de los ataques.

Además de las fuerzas navales de Estados Unidos, los sistemas de defensa aérea egipcias también han derribado un dron cerca de la localidad de Dahab, a orillas del mar Rojo. A principios de mes, Egipto interceptó otro dron en la misma zona, uno de los principales focos turísticos del país. También, a finales de octubre, dos drones lanzados por los hutíes impactaron en Taba y Nuweiba, dejando al menos seis personas heridas.

Estos ataques contra territorio egipcio probablemente se dirigían a la ciudad israelí de Eilat, el principal objetivo de los hutíes y hacia donde han lanzado varios misiles y drones desde que comenzó la guerra entre Israel y Hamás. De nuevo, en las últimas horas, el Ejército israelí ha derribado un “objetivo aéreo hostil” que tenía como destino la ciudad costera. 

Los hutíes han confirmado el ataque, considerándolo como “una operación militar con varios aviones no tripulados contra objetivos militares” como parte del “continuo apoyo al pueblo palestino de acuerdo con el deber religioso, moral y humanitario”.

Israel asesina a un alto cargo de la Guardia Revolucionaria iraní en Siria

Mientras la tensión crece en el mar Rojo debido a las acciones hostiles de los hutíes, aumenta el temor de que el conflicto entre Israel y Hamás se expanda regionalmente después de que un ataque aéreo israelí eliminase a Seyyed Razi Moussavi, un alto cargo de la Guardia Revolucionaria iraní en Siria.

Desde Teherán han prometido que Israel “sin duda pagará por este crimen”, mientras que Hezbolá -respaldado por Irán- ha tachado el asesinato de Moussavi como una “violación flagrante y descarada, que está fuera de los límites”. "Tel Aviv se enfrenta a una dura cuenta atrás”, tuiteó el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Hossein Amir-Abdollahian.

Según los medios oficiales iraníes, Mousavi era “uno de los asesores más antiguos de la Guardia Revolucionaria en Siria” y cercano al exjefe de la fuerza Quds, Qassem Soleimani, asesinado en un ataque con aviones no tripulados estadounidenses en Irak en 2020.

Mousavi también se encargaba de coordinar la alianza militar entre Irán y Siria y de armar a las milicias vinculadas a Teherán, como Hezbolá.

La guerra se expande en “múltiples frentes”

El grupo libanés chií lleva lanzando ataques contra el norte de Israel desde el comienzo de la guerra, lo que ha provocado la evacuación de miles de personas de la zona, así como la respuesta militar de Israel. Uno de estos últimos ataques de Hezbolá impactó contra la Iglesia Ortodoxa Griega de Santa María en Iqrit, hiriendo a un civil de 80 años.

Israel también ha acusado a Hezbolá de lanzar un misil desde cerca de una mezquita en Yaroun, en el sur del Líbano. "Esta es una prueba más de la cínica explotación por parte de Hezbolá de los civiles libaneses y de los lugares sagrados para su actividad terrorista”, destaca las Fuerzas de Defensa de Israel. 

Hasta ahora, los enfrentamientos en la frontera han causado la muerte de cuatro civiles israelíes, así como la muerte de nueve soldados. Por otro lado, 126 miembros de Hezbolá han sido asesinados por Israel, la mayoría en el Líbano pero algunos también en Siria. En territorio libanés también han muerto 16 terroristas palestinos, un soldado libanés y al menos 17 civiles, tres de ellos periodistas, señala The Times of Israel. 

El norte es tan solo uno de los muchos frentes que tiene abierto Israel. Tal y como ha recordado el ministro israelí de Defensa, Yoav Gallant, la guerra se expande en “múltiples frentes” con ataques desde siete puntos: Gaza, Líbano, Siria, Cisjordania, Irak, Yemen e Irán.

Hamás rechaza un alto el fuego permanente para no renunciar a su poder en Gaza

Además, de acuerdo con el jefe del Estado Mayor de Israel, Herzi Halevi, la guerra podría durar “muchos meses”. “No hay soluciones mágicas, no hay atajos para desmantelar una organización terrorista, sólo lucha decidida y persistente", afirmó Halevi desde la frontera con Gaza, donde Israel mantiene una operación militar aérea y terrestre. 

Esta ofensiva, que comenzó después de que Hamás asesinase a 1.200 personas y secuestrase a 240 el 7 de octubre, ha dejado casi 21.000 gazatíes muertos en Gaza, según las autoridades sanitarias controladas por Hamás. 

Las acciones israelíes en el enclave palestino se han intensificado en los últimos días, centrándose en el centro del territorio. Desde Israel aseguran que hacen todo lo que pueden para proteger a los civiles, culpando a Hamás de usar a los ciudadanos como escudos humanos y lanzar ataques desde edificios públicos como hospitales, colegios o zonas residenciales.

En este sentido, cabe destacar que recientemente tanto Hamás como la Yihad Islámica Palestina rechazaron una propuesta egipcia de alto el fuego. Hamás debería renunciar al control de Gaza a cambio de una tregua permanente que supondría el fin de los combates.  

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato