La gran incógnita del Gobierno de Milei va a ser su política internacional y las relaciones de Argentina con el mundo

El gran reto de Javier Milei

El presidente electo de Argentina, Javier Milei, se dirige a sus partidarios después de ganar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Argentina, en Buenos Aires, Argentina, el 19 de noviembre de 2023 - REUTERS/AGUSTIN MARCARIAN
photo_camera REUTERS/AGUSTIN MARCARIAN - El presidente electo de Argentina, Javier Milei, se dirige a sus partidarios después de ganar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Argentina, en Buenos Aires, Argentina, el 19 de noviembre de 2023

La diferencia de Javier Milei con los candidatos peronistas fue mucho mayor de la esperada, pero el nuevo presidente argentino no tendrá mayoría en el Parlamento, lo que puede suponer un serio obstáculo a sus objetivos. Juan Ignacio di Meglio, director de Asuntos Públicos en Llorente y Cuenca Argentina, pasó por los micrófonos de “De cara al mundo” de Onda Madrid para ofrecer las claves del nuevo escenario argentino.

Señor Di Meglio, ¿es posible el milagro que promete Javier Milei, nuevo presidente de Argentina? 

Hay un contexto argentino de una crisis económica y social como nunca habíamos visto en los últimos años. Llega a la presidencia después de unas elecciones donde él logra posicionarse como la tercera vía entre Juntos por el Cambio y el oficialismo. Un oficialismo muy desgastado, con una gran crisis económica donde el candidato era el mismo, el ministro de Economía, con una inflación del 140%, con una pobreza que se inclina al 45% de la población y con un enojo y una apatía de la población hacia la política, donde Javier Milei ahí, muy hábilmente, logra condensar ese enojo y esa apatía en el famoso “voto bronca” que nosotros enseñamos, que es básicamente un voto anti-casta política, como él dice, y que es un voto contra la política y como rechazo a la dirigencia política, que no logra dar respuesta a una ciudadanía que realmente necesita respuesta. 

En ese sentido, no sabemos cómo se desenvolverá el posible Gobierno de Javier Milei. Lo que sí estamos viendo son algunas señales de moderación. Creemos que esa es una buena señal, no solamente para los argentinos, sino también para los mercados internacionales. Por otro lado, Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, quien fue su contendiente presidencial como ministra de Seguridad, y en el equipo económico, gente que responde a Mauricio Macri, el expresidente. Eso hace entender que algunas ideas que él quiere llevar adelante, como la de la licenciación, podría llegar, pero mucho más adelante. 

Si el señor Macri, al que usted ha citado, no pudo, ¿por qué va a poder el señor Milei? Porque más allá de las excentricidades, ahora mismo acaba el espectáculo y empieza la realidad, y los argentinos van a pedir, más pronto que tarde, resultados. 

Si hacemos el paralelismo entre el Gobierno de Mauricio Macri, de 2015 a 2019, y con el Gobierno de Javier Milei, que comienza ahora, en realidad Milei no solamente asume una situación muchísimo más delicada, desde el punto de vista económico, que Mauricio Macri, no solamente por la alta inflación, sino por las bajas reservas del Banco Central. Estamos estimando unas reservas mixtas, negativas, en cerca de 13.000 millones de dólares en Argentina, con una gran masa de delitos. 

PHOTO/AFP/ALEJANDRO PAGNI - Javier Milei celebra los resultados de las elecciones primarias en Buenos Aires, Argentina
PHOTO/AFP/ALEJANDRO PAGNI - Javier Milei celebra los resultados de las elecciones primarias en Buenos Aires, Argentina

Lo ha mencionado usted, no tiene mayoría en el Parlamento, con lo cual sacar adelante sus leyes, sus trabajos, va a ser complicado. Y, además, el kirchnerismo, ¿se va a resistir todo lo que pueda a perder sus puestos de privilegio? 

Va a ser una situación compleja, no solamente en cuanto a lo político, sino en cuanto a lo social. Argentina está viviendo en una fragilidad económica que va a llevar a que cualquier medida que tome Javier Milei, que no sea popular en cuanto al ingreso de los argentinos, va a recibir una resistencia necesariamente, no solamente por las organizaciones sociales y la oposición, sino también por la gente en la calle. Mucha de esa gente que lo votó apostando a una mejora en el bolsillo y a una apuesta a que, en términos de Javier Milei, ese ajuste lo pague la casta política y no la gente. Cuando analizamos cuánto podría reducir del déficit fiscal, que es el mayor problema que tiene la Argentina, bajando el gasto político, eso realmente es muy menor, va a ser simbólico, pero el gran ajuste en el gasto se va a tener que hacer en cuestiones que van a impactar necesariamente en el bolsillo de la gente, como son las tarifas y los subsidios. Hay una gente que no tiene un sistema de subsidios en las tarifas de servicios. Hay un sistema de subsidios públicos que genera un enorme déficit para el fisco. 

El tema de las derogaciones en obra pública, que Milei ya anunció que se iba a generar toda obra pública, no va a importar solamente en los trabajadores de la obra pública, sino también en todo el ecosistema al que esto conlleva. Cuando empiece a tocar ciertas cuestiones, el gasto público se debe de tener mucho cuidado, y realmente él no entiende que gran parte de ese 56% que lo votó no es un 56% convencido de lo que él propone, sino más bien un voto en contra de él. Cuando la gente le pregunta si está de acuerdo con, por ejemplo, privatizar la educación pública, la mayor parte de la gente te dice que no. Entonces, creo que ahí va a haber un gran desfasaje entre lo que fue un voto programático, que es muy menor a ese 56%, y una gran parte de esa gente que lo vota por hastío a años de estancamiento económico. 

En cuanto a las relaciones con España, las empresas españolas tienen en Argentina muchos intereses. Recuerdo que fueron las únicas que se quedaron en Argentina cuando el crack de 2000-2001. Políticamente, el presidente del Gobierno español ha descalificado al señor Milei. El señor Milei invitó a su toma de posesión al líder de Vox, Santiago Abascal. ¿Hasta qué punto las cuestiones políticas pueden afectar a las cuestiones económicas y empresariales en las relaciones entre España y Argentina? ¿O al final, entre las dos partes, tiene que imponerse un poco la normalidad, el sentido común? 

La gran incógnita del Gobierno de Milei va a ser su política internacional y las relaciones de Argentina con el mundo. Si uno analiza lo que dijo Javier Milei en campaña, uno tendría que pensar que la política exterior de “la libertad de avanza” va a tener que ver mucho más con una relación muy fluida con los Estados Unidos y con Israel, en contraposición con otras economías como lo son la China y Brasil, que son dos socios comerciales súper importantes para la Argentina. Cuando hablamos de España... Yo no entiendo el acuerdo Mercosur-Unión Europea, que todavía falta, que se ratifique por Congreso. Milei siempre habló del Mercosur como un lastre, dice él, que no sirve en palabras textuales “para absolutamente nada en la región”. 

Él apunta más a una idea de generar acuerdos de libre comercio con determinados países. Yo creo que ahí va a haber un tema, y vamos a tener que ver en los próximos días, si finalmente estas expresiones fueron solamente un deseo de campaña y un lema populista, o si finalmente Javier Milei realmente decide cortar relaciones con países como China o Brasil, que sería una locura realmente en términos de relaciones internacionales, y dejar de lado también un acuerdo Unión Europea-Mercosur, que llevó muchísimos años de gestión durante el Gobierno de Mauricio Macri, y que creo que sería muy beneficioso para el Gobierno de la República, como para las empresas de la Argentina, como en este caso las empresas españolas. 

Lo que sí estamos viendo es que hubo una moderación, no solamente en los planteos económicos y sociales que está metiendo Milei, sino también en algunos gestos, por ejemplo, respondiendo una carta de Xi Jinping de manera muy cordial, teniendo algún tipo de conversación con el Gobierno brasileño, aunque luego el contacto con Bolsonaro también empañó un poco eso. Javier Milei, que asume el 10 de diciembre, es una persona muy formada y esperemos que realmente el Gobierno de la Argentina tome una decisión este año con un proceso económico del país, donde realmente no vayamos a tener que perder todos los mercados posibles. Veremos cómo se desarrolla y estaremos muy atentos. También es cierto que el Gobierno aquí en España es un Gobierno bastante peculiar y particular. 

Más en Política