Este proyecto está estrechamente relacionado con la integración económica africana

La Iniciativa Atlántica de Marruecos transformará el escenario geoestratégico de África

Nasser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos - PHOTO/FILE
photo_camera Nasser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos - PHOTO/FILE

La Iniciativa Atlántica, lanzada por el rey de Marruecos, Mohamed VI, está comenzado a rediseñar el escenario geoestratégico en África. Este proyecto, cuyo objetivo es proporcionar a los países del Sahel una salida marítima, está recibiendo mucha atención y elogios recientemente debido a su gran potencial a la hora de establecer asociaciones multilaterales e impulsar la integración económica africana. 

  1. El gasoducto Marruecos-Nigeria, clave dentro de la Iniciativa Atlántica
  2. Seguridad regional

Este ambicioso plan terminará con el aislamiento de países del Sahel como Burkina Faso, Níger, Chad y Mali, ya que les abrirá las puertas al océano Atlántico, algo que, sin duda, traerá numerosos beneficios económicos a estas naciones. 

“La iniciativa fue clara en sus connotaciones y explícita en sus detalles, así como en sus objetivos, que reflejan una conciencia marroquí de los cambios que rodean a África en esta etapa caracterizada por transformaciones multidimensionales que necesariamente exigen políticas económicas y de seguridad, así como planteamientos de carácter estratégico”, escribe Al-Jami Qasimi, periodista tunecino, en Al-Arab

El enfoque de esta iniciativa está muy relacionado con el creciente interés en África por parte de Rabat, desde donde han aportado un relevante impulso a la labor de la Unión Africana. 

Mohamed VI
El rey de Marruecos, Mohamed VI - PHOTO/FILE

Además, el proyecto está transformando el escenario regional, sin ocultar su urgente deseo de deshacerse por completo del legado colonial que aún obstaculiza el lanzamiento de las economías hacia un horizonte más amplio.

Por estos motivos, esta iniciativa ha empezado a centrar la atención de varias capitales, desde Washington a Madrid, pasando por ciudades africanas interesadas en el proyecto. Todo esto se produce, de acuerdo con Qasimi, en medio de un activo movimiento diplomático marroquí caracterizado por “la calma y el realismo” para crear las condiciones adecuadas para el éxito de la iniciativa, que “remodelará el paisaje geoestratégico de África”.

También cabe destacar que esta iniciativa -que refleja en gran medida el respeto de Marruecos por África y su voluntad para ayudar a las economías del continente, especialmente en la región del Sahel y del Sahara- tiene como objetivo establecer una integración real en la región atlántica africana, zona que representa alrededor del 55% del producto interno bruto del continente. 

Las economías de los países africanos en la costa del Atlántico representan el 57% del libre comercio en África y son capaces de atraer el 60% de las inversiones extranjeras directas, lo que significa que esta iniciativa reforzará también la asociación entre esta región africana y el resto del mundo. 

El gasoducto Marruecos-Nigeria, clave dentro de la Iniciativa Atlántica

Además de esta iniciativa, Marruecos también trabaja para poner en marcha un gasoducto con Nigeria, un proyecto estratégico que no está separado de la Iniciativa Atlántica, sino que forma parte de ella. Este gasoducto atravesará 13 países africanos -Nigeria, Benín, Togo, Ghana, Costa de Marfil, Liberia, Sierra Leona, Guinea. , Guinea-Bissau, Gambia, Senegal, Mauritania y Marruecos- antes de llegar a España y a través de ella al resto de los mercados europeos.

La interconexión de este proyecto con la Iniciativa Atlántica se pone de manifiesto con el suministro de gas a través del gasoducto Marruecos-Nigeria a tres países sin salida al mar que pertenecen a la región de África Sahel-Sahariana: Mali, Níger y Burkina Faso, naciones que se conectarán con el océano gracia a la iniciativa marroquí. 

Fotografía de archivo, el presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, estrecha la mano del rey de Marruecos, Mohamed VI - AFP/PHILIP OJISUA
Fotografía de archivo, el presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, estrecha la mano del rey de Marruecos, Mohamed VI - AFP/PHILIP OJISUA

Es por ello que Mohamed VI calificó como el proyecto como una base para  “la paz, la integración económica africana y el desarrollo común, una iniciativa para las generaciones presentes y futuras”. Este gasoducto podría ser el más largo del mundo, con una longitud de de más de 5.600 kilómetros.

Toda la región de África Occidental, que alberga más de 440 millones de personas, se beneficiará de este proyecto, ya que se espera que su capacidad alcance entre 30 y 40 mil millones de metros cúbicos anuales a un ritmo de 3 mil millones de pies cúbicos de gas por día. El coste de su finalización se estima en unos 25 mil millones de dólares.

Seguridad regional

Marruecos también busca reforzar la seguridad regional, para ello ha trabajado para crear la “Organización del Tratado Africano del Atlántico Norte” durante una reunión celebrada en Rabat en junio de 2022 que contó con la participación de 21 países africanos de la zona atlántica. 

Esta organización tiene como objetivo establecer el diálogo político, la seguridad y la acción conjunta contra las amenazas terroristas, así como asegurar el gasoducto de Nigeria a Marruecos.

También se formulan planes de acción de seguridad relacionados con la lucha contra el terrorismo, el crimen organizado transnacional, la piratería marítima y inmigración ilegal.

Región del Sahel - PHOTO/ARCHIVO
Región del Sahel - PHOTO/ARCHIVO

Para impulsar esta organización, la diplomacia marroquí ha intensificado su actividad en todos los sentidos, también varios académicos y expertos marroquíes, encabezados por el director del Centro Atlántico de Estudios Estratégicos, Abdel Rahim Al-Manar Al-Sulaimi, han puesto en marcha un comité preparatorio para establecer un marco institucional bajo el nombre de “Foro de Análisis de Asuntos Estratégicos para los Países del Atlántico y el Sahel”. 

La creación de este comité se produjo tras una serie de reuniones organizadas por el Foro durante tres días en las ciudades de El Aaiún, Esmara y Bojador, donde se puso de manifiesto la profunda interacción intelectual académica en presencia de delegaciones de Túnez, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos.

AFP/SEBASTIEN RIEUSSEC - Soldado del Ejército de Mali de guardia a la entrada del G5 Sahel, una fuerza antiterrorista de cinco naciones (Mali, Burkina Faso, Níger, Mauritania y Chad)
AFP/SEBASTIEN RIEUSSEC - Soldado del Ejército de Mali de guardia a la entrada del G5 Sahel, una fuerza antiterrorista de cinco naciones (Mali, Burkina Faso, Níger, Mauritania y Chad)

De acuerdo con Abdel Rahim Al-Manar Al-Sulaimi, la Iniciativa atlántica marroquí “producirá dinámicas de desarrollo que beneficiará a África, así como al mundo árabe y América Latina”.

También recalcó que la visión del rey de Marruecos de lanzar esta iniciativa, cuyo objetivo es hacer de Marruecos una puerta de entrada al Atlántico para los países africanos del Sahel y del Sahara, reforzaría la cooperación Sur-Sur basada en una asociación beneficiosa para todos.