El régimen iraní continua su carrera armamentística de largo alcance

Irán prueba con éxito un misil de 2.000 kilómetros de alcance

misil-iran
AFP/HO/IRAN PRESS – Imagen de misil iraní

El nuevo misil de largo alcance es indetectable a los sistemas antimisiles. La agencia de noticias iraní IRNA informó que el nuevo misil, llamado Khiber, es el último modelo de misiles Khorramshahr, señalando que el misil tiene un alcance de 2.000 kilómetros con una ojiva de 1.500 kilos, lo que hace que sea la ojiva más pesada entre los misiles iraníes, pudiendo transportar más de una tonelada de municiones.

En 2017, Irán dio a conocer el misil Khorramshahr-1 y en 2019 el Khorramshahr-2", ambos pueden alcanzar objetivos a 2.000 kilómetros de distancia y miden 13 metros de largo y 1,5 metros de diámetro. La segunda generación de estos misiles se caracteriza por la “ojiva destructiva guiada” (MIRV), que es una carga útil de diferentes ojivas y cada una de ellas puede alcanzar un blanco distinto. 

Además, este año, el jefe de la fuerza aeroespacial de la Guardia Revolucionaria iraní (IRGC), Amir Ali Hajizadeh, informó de un nuevo misil de crucero de largo alcance, llamado Paveh, que puede alcanzar hasta 1.650 kilómetros. Además, es indetectable a los sistemas antimisiles, según Hajizadeh, ya que se activa solo a 300 kilómetros del objetivo y tiene una velocidad de 16.052 kilómetros por hora.

AP/VAHID SALEMI - Un misil Khaibar-buster es transportado junto a un retrato del líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei
AP/VAHID SALEMI - Un misil Khaibar-buster es transportado junto a un retrato del líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei

Teherán ha dicho que seguirá desarrollando su programa de misiles a pesar de las críticas de Occidente e Israel. “Nuestro mensaje a los enemigos de Irán es que defenderemos el país y sus logros. Nuestro mensaje a nuestros amigos es que queremos ayudar a la estabilidad regional”, dijo el ministro de Defensa iraní, Mohammad Reza Ashtiani, sobre el misil Khiber. 

La presentación de este nuevo misil de largo alcance que tendría la capacidad de llegar hasta Israel aumenta la tensión entre Irán e Israel. Desde que Donald Trump decidió acabar con el acuerdo nuclear con Irán hace un lustro, las relaciones entre Estados Unidos, Israel e Irán no han dejado de empeorar.  Lac conversaciones están estancadas desde el año pasado sobre la reactivación del acuerdo nuclear de 2015 que ponía restricciones al desarrollo de uranio de Irán. Israel está cada vez más preocupada por la creciente tensión con Irán por el programa nuclear y un alto cargo del Ejército israelí declaró el martes que podría plantearse una “acción” contra Irán. 

Según los informes del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), en su planta nuclear de Fordow, Irán ha enriquecido uranio hasta alrededor del 80%, es decir, casi 20 veces más que el 3,67% definido por el acuerdo de 2015. Según el director general del OIEA, Rafael Mariano Grossi, “una cosa es cierta: en este momento han acumulado suficiente material nuclear para varias armas nucleares, no una”.

PHOTO/AFP/HO/OFICINA DEL EJÉRCITO IRANÍ - Un misil Sayad disparado desde el sistema de misiles Talash durante un simulacro de defensa aérea en un lugar no revelado de Irán
PHOTO/AFP/HO/OFICINA DEL EJÉRCITO IRANÍ - Un misil Sayad disparado desde el sistema de misiles Talash durante un simulacro de defensa aérea en un lugar no revelado de Irán

Con la llegada del presidente Joe Biden a la Casa Blanca, se esperaba la reactivación del acuerdo nuclear de 2015, pero tras sendas negociaciones no se ha llegado todavía a ningún acuerdo. En septiembre de 2022, el Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, presentó un documento global para la consecución de un acuerdo, que Estados Unidos aceptó, pero Irán no. Teherán presentó condiciones previas para la aceptación del acuerdo, solicitando a Washington que levantara las sanciones contra la Guardia Revolucionaria de Irán y suspendiera también todas las demás sanciones a lo que Joe Biden no ha cedido. 

La dura represión de las protestas en Irán tras la muerte de la joven Mahsa Amini, detenida en septiembre por la Policía de la Moral del país provocaron más de 500 muertes, así como encarcelaciones masivas de manifestantes, condenas de pena de muerte y torturas a los detenidos según Amnistía Internacional. Irán ha incrementado en 2023 más de un 20% el presupuesto de sus partidas para el Ejército, la Policía y la Guardia Revolucionaria. 

Además, la alianza entre Rusia e Irán que no ha dejado de estrecharse en los últimos años y el hecho de que el país de Oriente Medio venda drones Rusia para usarlos en la guerra de Ucrania ha distanciado aún más las posiciones entre Occidente y la República Islámica. 

Por su parte, Irán sigue negando el hecho de desarrollar armas nucleares.

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato