Antes de la guerra siria, era uno de los cruces terrestres más destacados para el transporte de mercancías

Jordania vuelve a cerrar su principal paso con Siria tras escalada en Deraa

photo_camera AFP PHOTO/JORDANIAN ROYAL PALACE/YOUSEF ALLAN - Fotografía de archivo, el rey Abdalá II, el comandante supremo de las Fuerzas Armadas de Jordania-Ejército Árabe, asistiendo a un ejercicio táctico realizado por la 60ª Brigada Real Blindada

Jordania volvió a cerrar su principal paso fronterizo con Siria, el de Nasib-Yaber, reabierto para el tránsito de mercancías hace un mes, alegando "motivos de seguridad" tras la reciente escalada de violencia entre las tropas del Gobierno y milicianos locales en la parte siria de esa frontera.

"El paso fronterizo volverá a ser abierto cuando se den las condiciones adecuadas", declaró una fuente autorizada del Ministerio del Interior jordano a la agencia de noticias estatal Petra al anunciar el cierre.

Esta decisión se da solo tres días después de que Jordania anunciara que el cruce de Nasib-Yaber volvería a ser reabierto a plena capacidad a partir de este domingo y que se permitiría el paso de 100 vehículos de pasajeros al día.

Este paso, que comunica la localidad siria de Nasib con la jordana de Yaber, es la principal conexión comercial entre ambos países y conecta con la carretera internacional que atraviesa Siria de norte a sur, pasando por Damasco.

AP/HADI MIZBAN - Vista del lado sirio del cruce entre la ciudad iraquí de Qaim y la siria Boukamal

Antes de la guerra siria, era uno de los cruces terrestres más destacados para el transporte de mercancías, pero entre 2015 y 2018 las autoridades sirias lo clausuraron después de que los rebeldes se hicieran con el control de Nasib.

En julio de 2018, las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, recuperaron el control del paso y de toda la provincia de Deraa, donde se encuentra Nasib, pero en agosto del año pasado Jordania lo volvió a cerrar en un intento de frenar la expansión del coronavirus.

El mes pasado, Amán decidió reabrirlo parcialmente para permitir el paso de exportaciones jordanas a países más allá de Siria.

Aunque ahora alega "motivos de seguridad" sin especificar para volver a cerrarlo, la medida coincide con una escalada de violencia en la provincia de Deraa a causa de una ofensiva de las tropas del Gobierno contra los antiguos rebeldes en el barrio de Deraa al Balad y otras zonas de la capital provincial.

REUTERS/MUHAMMAD HAMEDA  -   Soldados de EEUU participan en el ejercicio militar Eager Lion en la frontera entre Jordania y Arabia Saudí, al sur de Ammán, el 17 de mayo de 2017.

Hasta ahora, el repunte de la violencia en Deraa ha dejado al menos 32 muertos, incluidos 12 civiles, y más de 10.000 desplazados, según la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos. 

La provincia de Deraa, en el sur de Siria, registró enfrentamientos esporádicos entre las tropas gubernamentales y combatientes locales a la espera de que se anuncie un acuerdo entre las partes tras la escalada que el jueves causó al menos 28 muertos en diferentes puntos de la región.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó en un comunicado de que en la provincia reina una relativa calma mientras ambos bandos negocian un posible pacto con mediación rusa, solo rota en las últimas horas por algunos tiroteos e intercambios de disparos con ametralladoras en algunos puntos.

Las tropas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, lanzaron una ofensiva contra Deraa al Balad, uno de los dos principales distritos de la capital regional, lo que provocó una respuesta militar de los combatientes locales no solo en la ciudad sino también en muchos otros puntos de la provincia.

De acuerdo con el Observatorio, una ONG con sede en el Reino Unido y una amplia red de colaboradores sobre el terreno, esos enfrentamientos y ataques causaron la muerte de once civiles, si bien la Defensa Civil, conocida como Cascos Blancos, eleva la cifra a 18.

AFP/ LOUAI BESHARA  -   Retratos del presidente Bashar al-Assad en la plaza de Umawiyin en la capital de Siria, Damasco, el 3 de mayo de 2021, antes de las elecciones presidenciales de este mes

Asimismo, la escalada costó la vida a nueve milicianos opositores, casi la mitad de ellos fallecidos en Deraa al Balad, y a ocho miembros de las fuerzas sirias, un balance que la organización cree que podría aumentar por la presencia de varios heridos en estado grave.

Damasco asedió Deraa al Balad a finales de junio para presionar a los antiguos rebeldes del Ejército Libre Sirio a entregar sus armas ligeras y permitir la creación de puestos de control de las fuerzas gubernamentales en el distrito, con lo que éstas pretendían ganar presencia en el antiguo reducto opositor.

El Comité Central de Deraa, formado por la oposición para negociar con el Ejecutivo de Al Asad, y Damasco alcanzaron en los últimos días un acuerdo para el levantamiento del cerco y la aceptación de las principales demandas del Gobierno, pero el pacto fracasó tras sufrir el Ejército una serie de ataques.

El Observatorio aseguró que los choques de ayer fueron los "más violentos" en la provincia desde que las fuerzas gubernamentales retomaron su control en 2018.

Deraa al Balad estuvo en manos de los rebeldes desde poco después del inicio de la revuelta contra Al Asad en 2011, que se originó en Deraa y desde allí se extendió a otros puntos del país, hasta que firmaron un pacto de rendición con mediación rusa hace tres años. 
 

Más en Política