La milicia liderada por los kurdos declara que se aliarán con el Ejército sirio para frenar las ofensivas turcas

Las FDS advierten que las ofensivas de Erdogan suponen “un gran riesgo” para el avance del yihadismo

AFP/FADEL SENNA - Un miembro de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) hace guardia en una prisión donde hombres sospechosos de estar afiliados a Daesh son encarcelados en el noreste de Siria en la ciudad de Al-Hasaka

Turquía ya ha iniciado su operación contra las posiciones kurdas del norte de Siria. El Ejército turco ha asegurado haber matado a 16 miembros de las milicias kurdas de las Unidades de Protección Civil (YPG), días después de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunciase la ejecución de una nueva operación “antiterrorista” contra el Partido del Kurdistán de los Trabajadores (PKK) con el fin de controlar la franja del norte de Siria, controlada por las milicias kurdas.

Días antes de este nuevo ataque, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), compuestas por una mezcla de kurdos, árabes, sirios, armenios, turcomanos y circasianos, advirtieron que “las nuevas amenazas” por parte de Ankara, contra dos ciudades en el norte de Siria, suponen “un gran riesgo”. 

turquia-irak-ataques

El comandante kurdo de las FDS, Mazloum Abdi, ha afirmado a través de su cuenta de Twitter que “cualquier ofensiva que divida a los sirios, creará una nueva crisis humanitaria y desplazará a habitantes y desplazados internos”. Asimismo, en declaraciones ofrecidas a Europa Press, Abdi, advirtió que un repunte de estos combates “afectará negativamente” a la actual campaña antiterrorista que las FDS mantiene, con el respaldo de Estados Unidos. “Pedimos a los actores que eviten nuevas tragedias y apoyen la reducción de tensiones”, ha concluido.

Estas nuevas ofensivas por parte de Turquía han puesto de relieve la compleja red de vínculos aliados que existe en el norte de Siria. Aunque para Ankara tanto el PKK como las YPG y las Unidades de Protección Femeninas (YPJ), son consideradas como grupos terroristas, las fuerzas kurdo-sirias cuentan con el respaldo de Washington, lo que hace que Turquía este aislada en esta operación militar. Además, las YPG se estarían consiguiendo coordinarse con el Ejército sirio y con Rusia para tratar de resistir. Este hecho constituye en sí mismo un importante paso adelante en las relaciones entre el Gobierno de Al-Asad y las FDS, después de haber estado enfrentados en la cruenta guerra civil que asoló Siria durante casi diez años. 

fds-kurdos-daesh

Sin embargo, las circunstancias actuales derivan al entendimiento entre las dos partes. Al Gobierno de Damasco no le interesa la injerencia turca, más aún después de que existan evidencias de colaboración entre Erdogan y mercenarios sirios y de otras nacionalidades que hayan llevado a cabo ataques yihadistas. Además, consideran a Turquía como “una fuerza de ocupación”. Tanto es así que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Damasco informó que cualquier nuevo ataque turco será considerado como "crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad”.   Desde la parte de las FDS, además de las Unidades de Protección, Turquía es uno de sus enemigos más importantes.

Ante esta posible colaboración entre las FDS y el Ejército sirio, Abdi indicó que “lo esencial que podría hacer el Ejército sirio para defender el territorio sería usar sistemas de defensa aérea contra los aviones turcos”.

Por su parte, el Ejército turco continúa lanzando nuevas ofensivas contra diferentes posiciones del norte de Siria. Según Erdogan, este ha prometido capturar las ciudades de Tal Rifaat y Manbij, que se encuentran actualmente bajo control de las FDS, ubicada en la provincia de Alepo. 

kurdos-turquia-daesh

Estas incursiones no son las primeras que se realizan por parte de Turquía. Desde los territorios que conformarían lo que se conoce como el Kurdistán sirio denuncian la “masacre” que Turquía estaría realizando contra la población kurda, con el fin de hacerles desaparecer. En incursiones anteriores, el Ejército turco habría conseguido expulsar a las FDS de enclaves noroccidentales del cantón de Afrín, una importante región para los kurdos, además de una serie de ciudades fronterizas ubicadas al este.

Sin embargo, ahora los frentes de las FDS se han divido en dos: Por un lado, la coalición realiza tareas de vigilancia y control de los campos donde se encuentran ubicados yihadistas del Daesh. Del mismo modo, siguen librando operaciones contra las células durmientes que poco a poco comienzan a despertar. Por otro lado, las nuevas incursiones turcas hacen que sus esfuerzos militares por frenar el avance yihadista se estén viendo afectados, lo que implica necesariamente que el yihadismo este avanzando con mayor facilidad, más aún tras la salida de las tropas occidentales del terreno. 

mujeres-kurdas-refugiadas

El comandante Abdi advirtió que “no pueden luchar en dos frentes”, por lo que instan a que en la próxima reunión entre los ministros de Exteriores ruso y turco lleguen a un acuerdo de distensión, recalcando en la necesidad de que cualquier avance en la negociación implique el cese de los ataques turcos perpetrados con aviones de combate no tripulados en el norte del país sirio.

Todo esto se produce en un momento de elevada tensión diplomática ya que Turquía ha pedido el respaldo a los países de la OTAN para acabar con los enclaves kurdos, donde alega que se ubican militantes del PKK. Esta baza es con la que juega ahora Erdogan después de señalar, de manera directa, que la entrada de Suecia y Finlandia en la Organización depende de la ayuda de los países miembros en esta operación turca. 

mujeres-kurdas-manifestacion
Despertar yihadista en Siria e Irak

En Siria los campos de Al-Roj y Al-Hol se está viviendo un auténtico resurgimiento del yihadismo. Las fuerzas kurdas y árabes consiguieron vencer al Daesh en el contexto de la guerra civil siria y ahora los kurdos vigilan estos dos campos donde se concentran decenas de miles de antiguos yihadistas y familiares de estos. 

Esta situación resulta un auténtico polvorín. El grupo terrorista sigue tratando de reconstruir un califato derrotado a través del despertar de estas células durmientes. Además de la amenaza yihadista en dichos campos, Siria ha vuelto a ser testigo de ataques terroristas en ciudades como en Damasco. Además, hace tan solo unos meses, un grupo de yihadistas daba un golpe contra una cárcel de prisiones donde los kurdos recluían a miles de terroristas. A pesar de que consiguieron acabar con la operación yihadista, esto resultó un duro golpe para la seguridad del norte del país. 

carcel-detenidos-daesh-siria

Del mismo modo, Irak, país en el que el Daesh consiguió controlar Mosul, Al-Qaim y Ramadi, está viviendo, de nuevo, una serie de ataques yihadistas que están desestabilizando no solo la seguridad nacional, si no también de la región. De acuerdo con analistas militares de Irak, los atentados son cada vez más complejos y sofisticados. Explican que últimamente las operaciones van dirigidas hacia los puestos de control e instalaciones del Ejército iraquí. Tan solo en el primer trimestre del 2021 se han registrado 566 acciones. Del mismo modo, una evaluación reciente del Terrorism Research & Analysis Consortium, señaló que, en agosto del 2020, el Daesh reivindicó más de 100 atentados en Irak, lo que se traduce en un aumento del 25% de los mismos en tan solo un mes. 

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato