La diputada Malika Lehyan explica que su labor es impulsar que los marroquíes del mundo regresen e inviertan en su propio país con ayuda y apoyo de las instituciones

Marruecos prepara el regreso inversor de sus residentes en el exterior

Malika Lehyan, diputada del Parlamento de Marruecos
Malika Lehyan, diputada del Parlamento de Marruecos

Marruecos está alcanzando un punto de progreso de tal envergadura que se plantea la opción de favorecer el regreso de buena parte de los 6 millones de marroquíes que viven y trabajan en el exterior. Llega un momento en que, si bien las remesas que llegan a Marruecos desde el exterior son muy relevantes para la economía, la aportación de la experiencia, capacitación, criterio y voluntad de estos marroquíes representa un valor añadido mucho mejor para la productividad e industrialización del propio país. Esta nueva iniciativa se está trabajando en el Parlamento. 

Atalayar tuvo la oportunidad de conversar en Tánger con Malika Lehyan, diputada en el Parlamento marroquí por el Partido Istiqlal, sobre su labor de impulsar el regreso de los marroquíes en el exterior con medidas y facilidades de inversión, el valor que suponen para Marruecos y su modernización y desarrollo con las iniciativas del rey Mohamed VI.

Señora Malika Lehyan, ¿cuál es su principal función en el Parlamento de Marruecos?  

Mi función en el Parlamento es la de representar a la región norte, formada, principalmente, por la región de Tánger-Tetuán-Alhucemas. Represento a esta región y también represento a la mujer marroquí, porque Su Majestad el Rey quiere que haya una cuota de mujeres en el Gobierno. Soy una marroquí del mundo, porque soy de Bélgica, por eso, represento a los marroquíes del mundo. 

Por otro lado, tenemos nuestros problemas; estamos bien en Europa y agradecemos a todos los países europeos el haber acogido a los marroquíes para trabajar, para vivir, para estudiar, pero tenemos algunos problemas. Y son problemas que me importan y que quiero arreglar desde el Parlamento.  

Malika Lehyan Tarifa
Malika Lehyan con Tarifa a su espalda. ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ

¿Cuál es el peso, la relevancia, por ejemplo, en la economía marroquí, de los ciudadanos marroquíes que están trabajando fuera y envían esas remesas a casa?  

Los marroquíes del mundo representan una ventaja para Marruecos, porque invierten y, por ello, estos marroquíes son un elemento muy importante para la economía interior de Marruecos. Por ejemplo, el año pasado, hemos tenido 90.000 millones de dirhams. Es un dato importante. 

Pero, mejor aún, sabemos que en Europa la economía se vuelve cada vez más difícil, las personas tienen más problemas para llegar a fin de mes. Hay una inversión natural que Europa comienza a desechar; hay que decir la verdad. La economía se vuelve dura, las personas pagan cada vez más impuestos, la situación es más complicada.  

En Marruecos es lo contrario. La economía es cada vez mejor. Mi función en el Parlamento es impulsar a los marroquíes del mundo para regresar e invertir aquí. Incluso a los pequeños inversores.

¿Qué razones pueden convencerlos? 

Primero, tenemos calidad de vida, y, además, también hay muchas oportunidades. El único problema es que se necesita un acompañamiento para los inversores. Vienen, se acostumbran a Europa, pero en Marruecos hay otro sistema y no lo conocen muy bien. A menudo, vienen a invertir, tienen problemas, se desdoblan, abandonan y vuelven a su país de acogida.  

Miles de ciudadanos marroquíes que trabajan y viven en Europa pasan por el estrecho de Gibraltar cuando regresan a pasar el verano en Marruecos - AFP/FADEL SENNA
Miles de ciudadanos marroquíes que trabajan y viven en Europa pasan por el estrecho de Gibraltar cuando regresan a pasar el verano en Marruecos - AFP/FADEL SENNA

¿Qué medidas propone usted? 

Dentro de mis funciones, he creado un módulo de inversión que permite acompañar al inversor desde el comienzo hasta la final de su proyecto para asegurarnos de que tenga éxito.  El acompañamiento se hace en todas las etapas: consejos, la parte administrativa y la gestión.  

Este módulo está organizado y compuesto por personas, equipos marroquíes; ellos son el contacto directo entre las autoridades y el inversor. Este es el trabajo que he preparado y que quiero poder dar a mis superiores en el Parlamento.  

¿Quiere animarlos para que vuelvan a Marruecos? 

Es importante, por eso animo a los marroquíes del mundo a regresar si pueden, si lo desean, y espero que este módulo de inversión sea implementado muy pronto para que podamos realmente ayudarlos de la A a la Z, desde el comienzo hasta la final. Este es mi trabajo principal; también acompañar a los inversores personalmente.  

Malika Lehyan
Malika Lehyan en su domicilio en Tánger. ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ

Entonces, el futuro de esos marroquíes que viven en el extranjero, y que son unos 6 millones, está más en Marruecos, que sigue su proceso de modernización, de industrialización, que en Europa. Aunque las remesas son importantes, ¿sería más productivo tenerlos en Marruecos por su experiencia, por sus conocimientos y por sus capacidades? 

Claro, porque esos marroquíes son un valor añadido al país, porque ellos han estudiado aquí. Son de un nivel superior y nosotros decimos que es la diáspora. La diáspora en francés significa la gente que realmente ha estudiado, trabajado y ha tenido éxito.  

Los necesitamos aquí y ellos quieren volver, pero hay un pequeño bloqueo y es la creación de la empresa, el funcionamiento, el acompañamiento, lo que acabo de explicar anteriormente. Son un valor añadido y Marruecos está en desarrollo. Pero lo que siempre intento transmitir al Parlamento es que debemos mantener nuestra autenticidad.  

¿Marruecos debe copiar de Europa o tener su propia identidad? 

No debemos copiar a Europa, debemos tomar las cosas que son buenas para el país, pero mantener nuestra identidad marroquí. Tenemos nuestra cultura, nuestras tradiciones, nuestra religión. Es una religión moderada, no es una religión extremista, es una religión bonita. Y todo esto hace que se haga lo posible para que podamos evolucionar aquí en Marruecos, pero manteniendo nuestra autenticidad. 

Malika Lehyan
Malika Lehyan ojea un libro de fotos de Marruecos. ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ

¿Son ustedes la puerta entre África y Europa? 

Somos marroquíes, africanos y tenemos nuestro corazón europeo, porque estamos entre los dos continentes, entre Europa y África, pero debemos hacer todo para mantener nuestra identidad y tal vez eso nos salve para que no seamos fundidos en la masa. Europa también ha cometido errores en su evolución. Todos cometemos errores. Hay que revisar las cosas y comenzar de nuevo.  

¿Los marroquíes en el exterior son un valor para su propio país? 

Creo que los marroquíes en España, Francia, Bélgica, Holanda, en Inglaterra, en todos los países, incluso en Canadá y en Estados Unidos, son un valor añadido para Marruecos. Y, realmente, me gustaría que haya más deseo de volver a Marruecos. Pero entiendo su incertidumbre, porque no están seguros, porque tenemos otro sistema administrativo, algunas dificultades en las administraciones para tener los documentos...  

¿La modernización y el desarrollo de Marruecos son una garantía? 

La digitalización en Marruecos funciona muy bien, lo que hace que todo lo que es bloqueo administrativo se arregle gracias a la digitalización.  Y Marruecos, otra vez, necesita a estos marroquíes del mundo. Necesitamos a nuestros hermanos y hermanas y que Marruecos, finalmente, sea un futuro prometedor para cada uno de nosotros. Tenemos que ser fuertes, hay que acercarse al país, ser tenaz, y decir: “Hoy no lo tengo, pero mañana lo tendré”; y no decir que no lo tengo, abandono y me voy. 

malika lehyan flores
Malika Lehyan en el jardín de su casa en Tánger. ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ

Marruecos ahora ofrece a esos marroquíes en el exterior unas condiciones particulares, pero buenas para que puedan volver. ¿Es el reto, el trabajo que está usted haciendo? 

Sí, Marruecos ofrece oportunidades de inversión y ayudas. Depende del sector. Por ejemplo, todo lo que es energía renovable ofrece ayudas al inversor. Podemos darles 10, 20, 30 % en el presupuesto global de inversión. Se dan ventajas; en otros sectores también.  

¿Les falta la información entonces, es lo que usted está trabajando? 

El problema es que los inversores no lo saben. Y es ahí donde el módulo de inversión que he preparado y que voy a difundir pronto permite a una entidad tener ayudas. Es necesaria la comunicación entre Marruecos y los inversores para informarlos de las ventajas reales que hay aquí, en Marruecos. 

¿Sirve también para los inversores españoles, por ejemplo? 

Es valioso para los marroquíes del mundo, pero lo es también para ustedes, los españoles, si vienen a invertir a Marruecos. Los extranjeros, no importa belga u holandés, son tratados de la misma manera. Así que creo que sí, hay oportunidades de inversión y ayudas.  

Malika Lehyan
Malika Lehyan. ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ

¿Necesitamos que se cambie de una vez el concepto y la consideración que se tiene hacia África y contemple la colaboración entre iguales, con respeto, un “win-win”?  

Sí, creo mucho en esta colaboración entre Europa, Occidente y África. Lo que hay que tener en cuenta es que esta colaboración debe ser “win-win”. Yo gano, tú ganas. Y no venir como los patrones, los jefes, como en la época de la colonización.

Creo que hay que olvidar eso. No hay superioridad, somos iguales. Los africanos, los europeos, los asiáticos, somos todos iguales. Tiene que ser una colaboración de igual a igual, y no de superior a inferior. Hay que ser horizontal, no vertical. 

Seguidores de Marruecos aplauden con una bandera nacional mientras celebran la victoria de su selección nacional después del partido de fútbol de la Copa Mundial Qatar 2022 entre Marruecos y España, en los Campos Elíseos de París, el 6 de diciembre de 2022 - AFP/STEPHANE DE SAKUTIN
Seguidores de Marruecos aplauden con una bandera nacional mientras celebran la victoria de su selección nacional después del partido de fútbol de la Copa Mundial Qatar 2022 entre Marruecos y España, en los Campos Elíseos de París, el 6 de diciembre de 2022 - AFP/STEPHANE DE SAKUTIN

El rey Mohamed VI está impulsando muchas medidas de modernización, de progreso en los sectores, en el modelo de producción, ahora la acción social, la fachada atlántica... Además, los marroquíes del exterior, aunque parezca un tanto frívolo, han vivido algo que une mucho, y los españoles lo sabemos, que es el fútbol. El Mundial colocó a Marruecos entre los cuatro mejores del mundo; fue una lección de identidad, orgullo de ser marroquí, de pertenecer a un país que está progresando, y que tiene ya una valoración en el mundo muy alta...Con su rey a la cabeza. 

Soy una apasionada de Su Majestad el Rey Mohamed VI, porque ha sido él quien ha dado las directrices que han provocado el impulso de Marruecos. Ha sido él quien ha puesto en marcha la estrategia global y lo ha hecho de una manera extremadamente eficaz e inteligente y abierto a cualquier país del mundo, como se ha podido ver con la Copa del Mundo en 2030: la colaboración con Portugal, con España.  

Esto muestra que podemos hacer cosas juntos, que pueden suceder de manera excelente, que sólo se necesita la voluntad. Y Su Majestad Mohamed VI tiene la voluntad. 

Mohamed VI, rey de Marruecos - PHOTO/FILE
Mohamed VI, rey de Marruecos - CASA REAL DE MARRUECOS

¿Una voluntad con un objetivo claro? 

Esta voluntad es hacer un Marruecos abierto. Y ese es un mensaje que doy a mis hermanos y hermanas marroquíes del mundo, y en general. Tenemos la oportunidad de tener a este rey, y le pido todos los días que Dios lo proteja, porque aún le necesitamos, no ha terminado su misión.  

Y esa es una pulsión muy buena tanto para Europa como para Marruecos y para África. Hay que decir la verdad, es casi un milagro. Él ha podido unir a Europa y África y Marruecos en el medio, y el mundo entero. Estoy muy orgullosa de tener a este rey.  

Un Marruecos abierto, un Marruecos modernizándose, donde, además, se recibe el apoyo para consolidar su integridad territorial y resolver la cuestión del Sáhara con la propuesta de una amplia autonomía bajo soberanía marroquí.  

Sí, por supuesto. Es el Sáhara marroquí. Y así, incluso en la historia, cuando vayáis a lo lejos en la historia, veréis que el Sáhara es marroquí. Así que no hay duda sobre eso. El problema es que, durante la colonización, tanto española como francesa, hubo limitaciones que se crearon, que son ficticias.  

El Sáhara es marroquí. Y creo que todos tenemos el deseo de que el mundo entero lo acepte y lo reconozca. Queremos que se mantenga, que podamos continuar viviendo normalmente y que este conflicto se detenga.  

Quiero decir que muchos países reconocen al Sáhara marroquí, pero necesitamos que algunos países se detengan, porque han tomado una posición que no es muy justa, aunque esperamos que se arregle definitivamente y que podamos avanzar. 

Malika Lehyan jardin
Malika Lehyan en el jardín de su casa en Tánger. ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ

En Atalayar estamos trabajando para explicar las múltiples oportunidades de inversión que ofrece la región de Tánger-Tetuán-Alhucemas para inversores españoles, europeos y también marroquíes que quieran volver. No sólo las múltiples opciones de inversión y de negocio, sino también la buena calidad de vida que ofrece la región: colegios, hospitales, diversión, ocio, deportes, gastronomía...  

Sí, por supuesto. Hablábamos de Su Majestad anteriormente. Él es el responsable de una gran mejora en todos los niveles: económico, social, cultural... Es un proyecto en el que trabajó en paralelo muchas cosas. Al final, como dice, tenemos una gran calidad de vida aquí en Marruecos. Sea en el norte, nuestra región, o sea en el centro o el sur del país. Marruecos es una oportunidad y evoluciona en un sentido muy bueno.  

Esta fotografía, tomada el 28 de junio de 2019, muestra una vista de las grúas de contenedores en la terminal I del puerto de Tánger Med, en la ciudad septentrional de Tánger - PHOTO/AFP
Esta fotografía, tomada el 28 de junio de 2019, muestra una vista de las grúas de contenedores en la terminal I del puerto de Tánger Med, en la ciudad septentrional de Tánger - PHOTO/AFP

Lo que se ha demostrado es que es mejor colaborar que enfrentarse. España y Marruecos tienen intereses comunes, complementarios, incluso estratégicos, por ejemplo, Tánger Med. ¿La colaboración entre Tánger Med y los puertos españoles ha propiciado que toda la región mediterránea tenga un desarrollo más notable? 

Para mí, Marruecos y España son como hermanos. Sólo el mar nos separa, porque también tenemos una historia común. Los árabes fueron a España; los españoles vinieron a Marruecos; es una continuidad. Y, por eso, la colaboración económica, cultural, el desarrollo de manera general es casi natural para mí.  

Somos un pueblo de hermanos. Los hermanos discuten de vez en cuando, tienen algunos pequeños problemas... Estamos muy cerca de España y Marruecos ama a España y creo que los españoles aman a Marruecos, aunque los españoles no conocen Marruecos muy bien, tienen un poco de miedo.  

Para mí, la colaboración es como si fuera el mismo país que se extiende. Tenemos una historia común, el mismo clima. España está a 13 kilómetros.  

¿Qué mensaje quiere usted enviar a los marroquíes en el exterior, que nos leen en español, en inglés y en francés, sobre que el futuro está en Marruecos y que se va a preparar todo para que puedan invertir y regresar a casa?  

Sin pretensión ninguna, preparo cosas personalmente para que puedan volver a casa. En esta legislatura en el Parlamento marroquí, preparo el terreno para decir a mis hermanos y hermanas marroquíes que están en todo el mundo que hay que volver a Marruecos.  

Marruecos nos da oportunidades. Tenemos a nuestro rey que está ahí y que Dios lo protege y que hace todo por nosotros. Ya estemos dentro o fuera del país.  

Familias marroquíes esperan con sus vehículos para tomar un ferry a Marruecos en el puerto de Algeciras, España, 8 de julio de 2022 - REUTERS/JON NAZCA
Familias marroquíes esperan con sus vehículos para tomar un ferry a Marruecos en el puerto de Algeciras, España, 8 de julio de 2022 - REUTERS/JON NAZCA

Además, no olvidemos cada año la Operación Marhaba, millón y medio de marroquíes que pasan las vacaciones en Marruecos y luego vuelven a Europa, donde demuestran una educación, una solidaridad... No hay un movimiento de personas semejante en tan poco tiempo. En esta Operación, la colaboración España-Marruecos es fundamental y el servicio y la atención a estas personas que hacen este recorrido es muy importante.  

Sí, de hecho, la Operación Marhaba es una operación extremadamente importante. porque facilita la entrada de todos los marroquíes o los turistas, de una manera general, desde España a Marruecos.  

Y también agradezco personalmente a España, porque contribuye, junto con Marruecos, a hacer entrar varios millones de personas durante la temporada de julio y agosto.  

Y eso supone una organización muy importante, que funciona muy bien. Nada es perfecto y hay cosas pequeñas que debemos arreglar. La Operación Marhaba está organizada por el Ministerio de Asuntos Exteriores. En el Parlamento, soy miembro de la Comisión de Asuntos Exteriores. Nos informamos y damos nuestra opinión sobre cómo realizar la operación. Es una operación única en su género, incluso en el mundo.  

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato