Nasser Bourita ha acordado con su homóloga alemana, Annalena Baerbock, iniciar un nuevo diálogo con el objetivo de superar el “malentendido” entre ambos países

Marruecos y Alemania escenifican su nueva etapa diplomática marcada por la cordialidad

photo_camera alemania marruecos

Para el nuevo Gobierno alemán, liderado por el socialdemócrata Olaf Scholz, mejorar y fortalecer los lazos con Marruecos se ha convertido en una prioridad. Atrás queda la época en la que las relaciones entre Rabat y Berlín estaban protagonizadas por la discordia y las tensiones. Ahora, ambos países han acordado impulsar un nuevo diálogo para superar los malentendidos del pasado

Este pacto para fortalecer los vínculos se ha personalizado con el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Nasser Bourita, y su homologa alemana, Annalena Baerbock, quienes mantuvieron una videollamada para tratar este asunto y otros de interés común.

AFP/ FADEL SENNA - El ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita

El Ministerio de Bourita anunció a través de un comunicado que ambas partes determinaron “dar un nuevo aliento a las relaciones bilaterales con su especial calidad en todos los campos, en un espíritu de armonía, respeto mutuo y políticas eficientes”. Además de arreglar los problemas del pasado, Bourita y Baerbock se han comprometido a “profundizar las relaciones bilaterales multifacéticas”.

Esta nueva forma de cooperación entre Rabat y Berlín “incluirá todos los campos y contará con la participación de todos los actores”, tal y como señaló el Ministerio marroquí. Asimismo, la nota difundida destaca que, en las próximas semanas, “se definirán las líneas generales encaminadas a renovar y profundizar el diálogo y la asociación de cara a desafíos regionales y globales”.

olaf scholz

Esta reunión virtual se produce un mes después de que la diplomática marroquí, Zehour Alaoui, volviese a Berlín para desempeñar sus funciones como embajadora en el país. Rabat llamó a consultas a su representante en Alemania el pasado mes de mayo en respuesta a los “actos hostiles” del Gobierno germano en referencia a la cuestión del Sáhara Occidental. Alemania, a diferencia de otros países como Estados Unidos, rechazó la propuesta marroquí para la región, algo que provocó tensiones con Rabat. 

No obstante, con la llegada al poder del nuevo canciller, Scholz, Berlín expresó su interés en retomar las relaciones diplomáticas con el Reino. Bourita, por su parte, destacó entonces que los lazos entre Alemania y Marruecos debían basarse en la “claridad y la reciprocidad”.

El ministro alemán de Desarrollo, Gerd Mueller, y el embajador de Marruecos en Alemania, Zohour Alaoui, el 10 de junio de 2020

Una de las primeras decisiones que tomó el Gobierno de Scholz en materia de política exterior fue respaldar la propuesta marroquí para el Sáhara, un punto que el ministerio de Baerbock consideró “clave para resolver el conflicto en la región”. La jefa de la diplomacia alemana también ensalzó el papel fundamental de Rabat en la zona del norte de África, “tanto política, como cultural y económicamente”. Por este motivo, el Reino alauí es un “socio clave de la Unión Europa y Alemania”, añadió Baerbock.

El ministerio alemán aludió también al “papel importante” de Marruecos en Libia, un aspecto clave a subrayar ya que, anteriormente, Berlín había tratado de excluir a Rabat del proceso de paz para Libia.

El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier
El rey Mohammed VI felicita al presidente alemán Frank-Walter Steinmeier 

Siguiendo la senda marcada por el entendimiento y la armonía, el monarca marroquí, Mohammed VI, ha felicitado Frank-Walter Steinmeier, presidente germano, por su reelección para un segundo mandato de cinco años. El soberano alauí destacó "el deseo de Marruecos de inculcar una nueva vida a las relaciones de amistad y cooperación entre los dos países, en el marco de la estima mutua y el pleno respeto de las constantes y especificidades de los dos países, para servir a los intereses comunes de las dos naciones”.

Además, Mohammed VI se refirió a Marruecos y a Alemania como “dos pueblos amigos que contribuyen al fortalecimiento de la seguridad, la estabilidad y la prosperidad en el área euromediterránea”.

AFP/FADEL SENNA  -   El rey Mohammed VI

Este mensaje basado en la cordialidad y la amistad se suma al que envió Steinmeier al rey alauí a principios de enero. Entonces, el presidente alemán invitó a Mohammed VI al país con el objetivo de sellar “una nueva asociación entre los dos países”.

Por otro lado, al igual que hizo el Ministerio de Asuntos Exteriores, Steinmeier respaldó el plan marroquí de autonomía para el Sáhara, definiéndolo como “un esfuerzo creíble y una buena base para llegar a un acuerdo”. Igualmente, aplaudió los “enfoques innovadores en la lucha contra el cambio climático y la transición energética” desarrollados por Rabat.