El Gobierno marroquí debatirá la reapertura de fronteras después de dos meses clausuradas

Marruecos decidirá si abre las fronteras en los dos próximos días

photo_camera AFP/FADEL SENNA - Fotografía de archivo, un grupo de ciudadanos marroquíes en España debido a la crisis del coronavirus, no se les permite cruzar a su país por no tener sus papeles en regla, el 22 de mayo de 2020, en el enclave español de Ceuta

El Gobierno de Marruecos dijo hoy que el debate seguirá en estos dos días para tomar la decisión adecuada sobre la apertura de las fronteras, cerradas desde el pasado 29 de noviembre en una medida vigente hasta el 31 de este mes, como prevención contra la propagación de la COVID-19 y su variante ómicron.

“Esta cuestión (apertura de fronteras) la hemos tratado en el Consejo de Gobierno hoy, y el debate seguirá en estos dos días para tomar la decisión adecuada”, dijo hoy el portavoz del Gobierno, Mustafa Baytas, en la rueda de prensa semanal posterior a la reunión del consejo del Ejecutivo.

Baytas subrayó que su Gobierno discute “seriamente” la apertura de fronteras y “desde diferentes perspectivas” tomando en consideración los indicadores de la situación epidemiológica, así como el impacto social, económico y psicológico de la medida.

Además, el Gobierno aprobó hoy un decreto para una nueva prolongación del estado de emergencia sanitaria otro mes hasta el próximo 28 de febrero “para garantizar la eficiencia de las medidas tomadas por las autoridades marroquíes” contra la propagación de la pandemia.

El ministro de Exteriores marroquí, Naser Burita, dijo el pasado lunes en el Parlamento que el objetivo de su Gobierno es abrir las fronteras pero que para ello deberán darse antes “todas las garantías” para asegurar la salud de los viajeros y de los propios marroquíes.

Varios expertos sanitarios recomendaron los pasados días la apertura de fronteras, y los internautas lanzaron estos días en las redes sociales hashtags “#ouvrezlesfrontièresduMaroc” para pedir su apertura.

Asimismo, los propietarios de las agencias de viaje organizaron ayer dos protestas en Rabat y Marrakech para denunciar el impacto del cierre fronterizo sobre su actividad.

Además, decenas de marroquíes –atrapados en el extranjero– no han podido regresar a su país tras el cierre de la frontera en noviembre pasado al no poder regresar en los vuelos especiales de repatriación que fueron organizados entonces por las autoridades marroquíes.

En las pasadas 24 horas, se registraron en el país un total de 7.002 contagios con COVID-19 y 36 muertos con una tasa de positividad que ha alcanzado un 24,43 % en un país donde más de 23 millones de marroquíes están inmunizados con las dos dosis de la vacuna contra la COVID-19 (de un total de 36 millones de habitantes).