El alcalde de Esmirna analiza la oferta natural y de patrimonio histórico de la localidad turca y comenta las difíciles relaciones con el presidente Erdogan, su política económica errática y su posible derrota electoral en 2023

Mustafa Tunç Soyer: "Debemos crear ciudades resilientes en todo el mundo"

photo_camera PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ - Mustafá Tunç Soyer, alcalde de Esmirna

En Esmirna, su alcalde, Mustafa Tunç Soyer, nos recibe en un agradable almuerzo en un excelente restaurante con vistas a la bahía. Hablamos de las maravillas naturales e históricas de Esmirna, una región que ofrece una fascinante combinación de restos de otras civilizaciones en Pérgamo y Éfeso con numerosos hábitats naturales mediterráneos que albergan una colonia de flamencos impresionante y una ciudad costera moderna, pionera en su día del comercio y puerta entre Oriente y Occidente.

En la conversación, Tunç Soyer comenta las difíciles relaciones con el régimen del presidente Erdogan, los obstáculos de su política económica errática y la convicción de que será desalojado del poder en las elecciones del año 2023.

Alcalde, tiene usted un lugar privilegiado en el Mediterráneo…

Nuestro principal objetivo es mostrar que Esmirna es una ciudad hermosa, que tiene un enorme potencial y patrimonios históricos, alojamientos, bellezas naturales y la hospitalidad de nuestra gente. En muchos temas, esta ciudad puede ser una de las más bellas del mundo.

¿Tenemos que centrarnos en el turismo de masas buscando más playas y el sol, o queremos ser el centro cultural y de historia del turismo?

Después de la crisis climática todo ha cambiado. Debemos mirar todos esos temas a través de la nueva perspectiva de la crisis climática. Lo que significa que, por cualquier medio, debemos crear ciudades resilientes en todo el mundo. No se trata solo de los problemas de Esmirna, sino de todo el mundo. Todas las autoridades municipales tienen que entender que tienen que mirar al mundo con la nueva perspectiva que ha creado la crisis climática. Esto es algo nuevo y tenemos que aprender a aprender y luchar contra la crisis climática.

La naturaleza nos los recuerda constantemente…

Con las inundaciones en todas partes, los incendios forestales en todas partes... No importa lo tecnológica que sea la agricultura, lo bien que estén los mercados, tu ciudad en el turismo...

¿La gestión del agua es clave?

Sí, porque primero hay que crear sectores agrícolas resilientes, lo que significa que hay que utilizar bien el agua, hay que encontrar buenos productos para cultivar, no consumir demasiada agua, proteger los recursos que tenemos, no envenenarlos. Hay que cuidar muy bien la seguridad del agua. Esto es algo nuevo, nos hemos olvidado que tenemos que prestarle atención. Ahora, la teoría debería ser esta perspectiva. Así que, sea lo que sea el turismo, la agricultura, la industria, primero tenemos que crear una ciudad resiliente, viéndolo todo desde esta perspectiva. 

¿Esto podría significar renunciar a una gran oportunidad de turismo en el sector de los cruceros?

Lo que quiero decir es que la gente que viene con cruceros debe ser consciente de que la ciudad se ocupará de su seguridad, que resiste al cambio climático y a los efectos de la crisis climática, que se preocupa por su gente, su naturaleza, sus huéspedes... este es el principal objetivo, la principal prioridad desde mi punto de vista. 

¿Qué recursos destaca de Esmirna?

Tenemos la agricultura, el turismo con la riqueza histórica, hermosos planes, turismo agrícola... Tenemos que apoyar nuestra producción de la industria y digitalizar nuestro producto de la agricultura, el negocio del turismo y las industrias. Tenemos que utilizar más la tecnología en la agricultura y el turismo. Así que, básicamente, en estos tres sectores principales tenemos que utilizar más la tecnología y ser conscientes de la riqueza de estos potenciales y proteger su riqueza para el futuro.

¿Cómo se puede hacer todo al mismo tiempo?

Lo más resistente en el turismo es ver la naturaleza no como una fuente. Tenemos que estar en armonía con la naturaleza, tenemos que respetar la naturaleza. Así que, si se tiene esta perspectiva, se acabará el conflicto entre economía y ecología. Tenemos que reunir la economía y la ecología de buena manera. Es posible.

PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ – Mustafá Tunç Soyer, alcalde de Esmirna

¿Hay que cambiar las cosas para alcanzar este objetivo, para tener ambas cosas?

Es lo que quiero decir con ciudades resilientes. Por ejemplo, lo que estamos tratando de construir en el otro lado de la ciudad, en el parque natural de los flamencos. Tenemos flamencos, hay una población de alrededor del 10 % de todos los flamencos del mundo. Ahora estamos intentando crear un parque natural donde la gente pueda ir a observar su vida. Los proteges y al mismo tiempo creas el potencial para el turismo, porque a la gente le gustaría verlos. Si no lo proteges, pierdes un enorme potencial de tu capacidad turística. Este es un ejemplo a su pregunta.

¿Qué ofrece Esmirna al turismo extranjero?

El tiempo, el clima, la gente, la naturaleza y el patrimonio histórico que es único.

¿Pueblos como Éfeso y otros están de acuerdo con Esmirna para una estrategia combinada?

Sí.  Hemos abierto una nueva página web: "Visit Izmir", en la que hay unos 2.300 puntos que se pueden visitar y disfrutar. Estos lugares están conectados entre sí, por lo que no es solo la información relacionada con ellos, sino también los enlaces entre ellos, cómo ir de un lugar a otro, qué caminos escoger, qué comer, dónde alojarse, etc. Es una página web interactiva en la que también puedes introducir nuevos puntos, nuevos lugares que te gustaría promocionar.

¿Ser Patrimonio Mundial de la UNESCO es clave?

Iniciamos nuevos procesos sobre los lugares del patrimonio mundial de la naturaleza de la UNESCO. Uno es el de los castillos. Esta es otra aplicación para Esmirna al patrimonio mundial de la UNESCO. La otra aplicación es sobre el centro de la ciudad vieja. Este es el más antiguo y el mayor mercado abierto de la historia. Hay miles de pequeñas tiendas al lado de la otra.

¿Esmirna complementa a lugares como Éfeso?

Puedes ir a Éfeso, caminas mucho, te impresiona lo antiguo, pero ahora puedes venir aquí a almorzar viendo la vista del mar, con una gastronomía muy buena... Eso es complementar.

Esmirna, Turquía
Situación política

Creo que la situación política en Turquía influye en Esmirna porque es más secular. ¿Le beneficia a usted y a los turistas que vienen?

Es algo distinto. Hay puntos muy diferentes si se compara con otras partes del país. Pero este es el destino de la ciudad. Al ser una "ciudad portuaria", se crea una especie de gen social, por lo que la gente está muy abierta al resto del mundo y tiene mucha experiencia en la convivencia, lo que significa que, al ser una ciudad portuaria, hay franceses, italianos, levantinos, españoles... gente que vive junta desde hace siglos aquí, en la ciudad, que crean, que han aprendido a compartirlo todo. Aunque sean diferentes sus idiomas, sus ciudades, sus creencias religiosas, las celebridades...aprenden a vivir juntos.

¿Una convivencia que puede fomentar la democracia?

Se creó una especie de cultura de convivencia. Esto también significa democracia, porque la democracia no es algo todavía, es una tradición de convivencia. Por lo tanto, esta ciudad tiene esta cultura, lo que significa tolerancia con las opiniones de los demás, la gente y aceptar los diferentes puntos como una riqueza a la ciudad. Por esta razón, Esmirna siempre ha sido la pionera del país en todos los sentidos: el primer equipo de fútbol, el primer consulado, el primer periódico...

¿Esmirna es pionera en muchas cosas?

Todo se creó primero en Esmirna porque tener democracia da una especie de riqueza para la cultura de la gente, y esta riqueza aumenta automáticamente el nivel de vida de los ciudadanos. Por esta razón, es diferente de otras ciudades del país, y siempre ha sido la... de la democracia. No es fácil decir que la gente es socialdemócrata o socialista, pero se ciñen muy estrictamente al uso de la democracia.

PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ – Mustafá Tunç Soyer, alcalde de Esmirna

¿Sientes que estar en una ciudad de la oposición tiene un impacto en la ayuda, la inversión del Gobierno central?¿Que de alguna manera el Gobierno central está castigando, no solo a Esmirna, sino ahora a Estambul, Ankara... a las ciudades de la oposición que usted ve que hay una especie de recorte de fondos para la inversión, para nuevas infraestructuras y demás?

Puedo decir que no nos quieren, lo noto, lo siento, pero no me importa. No solo están recortando, sino que incluso lo impiden por otras vías.

Pero tiene un impacto si quieres desarrollar un nuevo plan, tal vez no tienes mucho dinero para hacerlo.

Hay miles de maneras de no hacer algo, pero solo hay una manera de hacer algo. Si te gusta hacerlo, entonces lo haces. Por supuesto, hacen todo lo posible para impedirlo, crear obstáculos... pero a mí no me importa. Intento hacerlo lo mejor posible.

¿Le preocupa la imagen exterior de Turquía porque la política exterior de Erdogan es muy agresiva en todas partes? 

Sí, por supuesto, pero llegamos a este puesto conociendo todas esas posibilidades. No nos encontramos con sorpresas. Sabíamos que cabría esa posibilidad. Así que, sabiendo esto, es más fácil combatirlo y enfrentarse a esto. Estoy de acuerdo en que cada vez es más difícil y peligroso. Somos conscientes de ello. Pero lo que tratamos de hacer es que nuestra gente sea consciente de esas nuevas posibilidades y que no pierda la esperanza en su futuro. Esto es algo muy esencial por mi parte. Lo que intento es que mantengan la esperanza en el futuro.

¿Tiene la sensación de que hay menos gente que viene a Esmirna o a Turquía debido a esto?

Por supuesto, es posible, pero como he dicho, ser resistente significa pensar en todas esas posibilidades y encontrar más salidas. Lo que significa que hay que estar preparado para el grito del mundo occidental, lo que significa que hay que crear nuevos potenciales desde el interior del país. Así que ser resiliente significa crear nuevas posibilidades para todas esas catástrofes, no solo las naturales, sino las sociales.

¿Pide a la UE que vuelva a abrir las puertas a Turquía?

Desde mi punto de vista, la UE es el mayor tratado de paz de la historia antes de los negocios, el comercio, la unión aduanera, etc. Es un tratado de paz de la humanidad. Por tanto, ha creado valores.

¿Cuáles son esos valores?

En Esmirna son los mismos valores de la democracia, de la convivencia, de la tolerancia, del respeto mutuo, de la libertad de expresión, de la libertad de pensamiento, del estado de derecho... Estas son, desde mi punto de vista, las mayores innovaciones de la humanidad. Pero la democracia y los valores son la mayor innovación de la humanidad. Por eso, respeto a la UE, y tenemos que estar juntos.

¿Cómo se puede asegurar que esto no va a tener un impacto en las condiciones de trabajo de la gente?

Tengo que decir que, por supuesto, cada vez es más difícil, pero uno de mis mentores me dijo que los buenos capitanes no vienen de "aguas de acero", los buenos capitanes vienen de un clima tormentoso. Aprendemos a ser fuertes.

¿Ha pensado en tener alguna relación con empresas turísticas españolas?

Me siento muy cerca de la cultura española. Tengo muchos amigos de España y los he visitado muchas veces, en Barcelona, Madrid..., y siempre me he sentido como en casa. Para esta temporada, personalmente, me gustaría promover y crear nuevas posibilidades con España, porque creo, sinceramente, en la similitud de nuestras culturas y personas. Y es fácil empezar con el potencial que sientes similar y cercano.

¿El proyecto de la Academia Internacional de Prensa cuenta con su apoyo?

Por supuesto.

Creo que debemos tener el compromiso, la obligación de tener la mejor relación y los mejores lazos con el pueblo turco, los periodistas y los políticos... Porque Turquía es un país muy estratégico e importante para nuestra estabilidad, nuestras vidas, nuestra seguridad... 

Algún día me gustaría preguntar a los presidentes de los Estados, ¿por qué apoyaron a la extrema derecha, a los islamistas extremos? Es un gran error. Apoyaron a los talibanes, a Daesh. ¿Cómo cometieron este error? Desde mi punto de vista es imposible de entender. Si apoyaran a otro tipo de islámicos... habría un mundo diferente.

¿Estaban advertidos?

Viendo la situación, había gente en Turquía advirtiéndoles, diciéndoles que no es correcto y que es muy peligroso. Había gente avisándoles y señalando el peligro que se avecinaba.
Con los medios de comunicación internacionales, ese lenguaje empezó a cambiar. Con Orban decíamos los nacionalistas, los ultranacionalistas y con el islamismo moderno...

Pero cuando tienes una situación económica muy mala dentro, estás perdiendo Estambul, Ankara, Esmirna... Tienes los precios subiendo en sanidad, educación... Necesitas un enemigo externo para resistir, es lo habitual.

El conflicto externo aumenta el conflicto interno.

 Mustafá Tunç Soyer, alcalde de Esmirna

Biografía 

Tunç Soyer, alcalde de Esmirna, se presenta él mismo en internet:

Nací en 1959 en Ankara. He vivido en Esmirna desde mi infancia. Después de mis años en la Escuela Secundaria de Bornova, completé mi educación superior en Facultad de Derecho de Ankara. En estos años, trabajé como reportero en campos de refugiados

Completé programas de maestría en la Universidad de Webster en Suiza en el campo de "Relaciones Internacionales" y en Univn, la Agencia de Noticias de Turquía. Traduje al idioma turco un libro sobre el drama de las mujeres en la universidad de Dokuz Eylül en el campo de la Unión Europea. Tengo conocimiento avanzados en inglés y francés. En 1991, asumí el liderazgo para el establecimiento de un pueblo vacacional aún activo en Seferihisar. Durante nueve años, trabajé como gerente en el sector turístico.

En 2003, trabajé como asesor del alcalde de Municipio Metropolitano de Esmirna, Ahmet Piriştina, sobre los recursos financieros que se obtendrían de la Unión Europea. Durante este proceso he aumentado mi experiencia sobre la economía y la vida social de Esmirna. Entre los años 2004-2006, he trabajado como director de Relaciones Exteriores en la Cámara de Comercio de Esmirna. En 2006, fui nombrado secretario general de EXPO Esmirna por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

En el año 2009, fui elegido alcalde en Seferihisar y ocupé este cargo por dos períodos. He extendido el reconocimiento internacional de la escala de las ciudades pequeñas y el desarrollo de la economía Citta slow (Ciudad Tranquila) primero en Seferihisar, y después en siete regiones geográficas de Turquía y la República Turca del Norte de Chipre.

En 2013, fui elegido vicepresidente de la Asociación Mundial de Ciudades Calmas con sede en Italia; en 2014, presidente del Consejo de Administración de la Asociación de Municipios Socialdemócratas (SODEM); y en 2019, miembro del Consejo de Administración de la Organización Mundial de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU). Soyer, que actualmente continúa ocupando estos cargos y en las elecciones locales de marzo de 2019 fue elegido alcalde del Municipio Metropolitano de Esmirna, está casado y tiene dos hijas.

Fui elegido alcalde del Municipio Metropolitano de Esmirna en las elecciones locales de marzo de 2019. Tengo el sueño de vivir en una Esmirna libre, alegre, en armonía donde la prosperidad aumenta en todos los barrios...

Más en Política