El ministro de Asuntos Exteriores marroquí ha recalcado que Marruecos no es “el gendarme de Europa”, siete días después de la entrada masiva de inmigrantes marroquíes

Nasser Bourita: “Marruecos no tiene obligación de proteger las fronteras de países distintos al suyo”

photo_camera AFP/FADEL SENNA - Nasser Bourita, Ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos

Una semana después de la entrada ilegal de casi 9.000 inmigrantes marroquíes en Ceuta el ministro de asuntos exteriores marroquí, Nasser Bourita se ha pronunciado después de siete días de silencio. El ministro ha declarado en la cadena francesa LCI que "Marruecos no tiene obligación de proteger las fronteras de países distintos al suyo” en referencia a la entrada masiva de inmigrantes marroquíes, entre los que se encontraban miles de menores, en la playa del Tarajal. 

Bourita destacó que Marruecos no se mueve en el ámbito de la inmigración por dinero, señalando que lo que Marruecos obtiene de media de la Unión Europea no supera los 300 millones de euros anuales, que es menos del 20% del coste que soporta Marruecos en la lucha contra la inmigración.

La ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya REUTERS/JUAN MEDINA

En esta línea, Bourita ha afirmado que “Marruecos no tiene vocación de ser el gendarme de Europa, ni su conserje”. Junto a esto Bourita defiende que Marruecos protege las fronteras ejerciendo su papel como “socio” y critica a España afirmando que “si no se respetan los cimientos de esta asociación, debemos preguntar a España, un país europeo, si ha consultado a Europa antes de actuar en contra de los intereses de este socio”. Esta crisis ha provocado la muerte de dos personas, una de 16 años y otra de 27 que habrían intentado llegar a nado intentando alcanzar suelo español. 

Rabat continúa criticando la presencia del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali en España y califica su entrada en el país de “fraudulenta”. En este sentido, el país alauita pide que se realice una investigación “transparente” sobre las condiciones de llegada del líder ya que este habría entrado con documentación falsa bajo el nombre de Mohammed Ben Bettouch, de nacionalidad argelina junto con otros cuatro generales argelinos. Ghali, de 73 años, continúa hospitalizado en Logroño tras ser ingresado por coronavirus y por padecer un cáncer en el sistema digestivo. 

Bourita ha continuado criticando la gestión española ya que según él “la realidad es que esta persona está siendo perseguida en España. Hay al menos cuatro denuncias contra él por violación de una ciudadana española, tortura y terrorismo por parte de una asociación canaria de víctimas del terrorismo. Por tanto, se trata de un caso de Estado de Derecho, de aplicación de la ley española en primer lugar y de intervención de la justicia española”. 

Así, Bourita ha remarcado que "Marruecos no tiene ningún problema con la UE. Marruecos tiene un problema con España y en relación con un tema particular creado por España sin implicar a Europa. Y creo que depende de España resolver este problema”. 

La policía española dispara gases lacrimógenos hacia los migrantes en la frontera entre España y Marruecos, junto al enclave español de Ceuta, el miércoles 19 de mayo de 2021 AP/BERNAT ARMANGUE

Desde el Gobierno de España se sigue respondiendo que la acogida de Ghali en el país se debe exclusivamente a “razones humanitarias”, de acuerdo con el derecho internacional, mientras que los acontecimientos generados en Ceuta han provocado diferentes reacciones entre los ministros. En este aspecto, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha declarado que “con España no se juega” y ha tildado el comportamiento de Marruecos como un “chantaje” con el que “se pondrán todos los medios necesarios para defender la integridad territorial”.

Por otro lado, el ex ministro de Defensa, José Bono, ha declarado en la Sexta que gracias a Marruecos “en España se ha podido detener a terroristas radicales y evitar atentados con muertos”.  En esta línea ha remarcado que “querer llevarse mal con Marruecos y no querer reconocer lo que hay de bueno para España en su modo de actuar es suicida”. Además, Bono ha criticado las posiciones de algunos círculos españoles que aprovechan la situación para criticar al país marroquí. Según el exministro, “algunos círculos en España quieren que Marruecos sea siempre un adversario y que los tratemos inadecuadamente".

En cuanto a la actuación de las Fuerzas Armadas españolas tras socorrer a los inmigrantes, Bono ha defendido que "España sabe que de las mejores cosas que hace el Ejército es la labor humanitaria". En esta línea ha continuado afirmando que "cuando hemos visto escenas como la del guardia civil que salvaba a un bebé, yo he sentido como español un orgullo grande". 
 

Migrantes que recientemente han cruzado la frontera entre España y Marruecos, cruzan en el puerto comercial de Ceuta, España, el miércoles 19 de mayo de 2021. El grupo explicó a The Associated Press su objetivo de llegar a los puertos europeos de Málaga o Algeciras tras esconderse dentro de un barco comercial AP/BERNAT ARMANGUE

La Justicia española ha vuelto a abrir un caso contra Brahim Ghali del que, según una asociación saharaui, se le acusa de cometer “crímenes de lesa humanidad”. Para Marruecos, Ghali es considerado un “terrorista” que habría cometido “torturas, violaciones y actos de genocidio” por lo que critican profundamente la posición de España tras acogerle.

Este acontecimiento, además de suscitar una crisis diplomática sin precedentes entre ambos países, ha provocado un movimiento por redes sociales que apela al boicot de productos españoles en Marruecos, movimiento que por el momento no ha conseguido muchos seguidores entre la población marroquí.

Migrantes llegan al enclave español de Ceuta, cerca de la frontera de Marruecos y España, el miércoles 19 de mayo de 2021 AP/BERNAT ARMANGUE
El caso Delcygate

La agencia oficial de noticias marroquíes MAP ha asemejado la acogida de Brahim Ghali con la presencia de la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto Adolfo Suárez en Madrid y su encuentro con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

Sin embargo, el Tribunal Supremo ha archivado el caso derivado de varias querellas contra Ábalos al considerar que no habría delito ya que, aunque Rodríguez tuviese prohibida la entrada en la Unión Europea, la zona de tránsito del aeropuerto es considerado territorio internacional por lo que no habría incumplido ninguna ley.

La Fiscalía sostenía que Rodríguez no manifestó su intención de entrar en territorio Schengen ni hizo valer su prerrogativa de uso de sala de autoridades. En este sentido, el Supremo recuerda que su presencia durante varias horas en las instalaciones del aeropuerto vulnera la prohibición de la Unión Europea, pero considera que los hechos en sí “no constituyen ningún delito”. 
 

Más en Política
argelia sierra leona
Una intensa actividad al más alto nivel entre Argelia y Sierra Leona ha marcado recientemente un acercamiento entre los dos países, que Argel no deja de explotar para hacer volver a su redil a un país que no sólo reconoce la soberanía marroquí sobre el Sáhara, sino que la concreta con la apertura de un consulado en la ciudad de Dajla

Presión argelina sobre Sierra Leona para que dé marcha atrás en su reconocimiento de la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara