Washington anuncia un nuevo envío de armas para Kiev valorado en 2.500 millones de dólares mientras los ministros de Defensa de la OTAN negocian el suministro de más tanques a las fuerzas armadas ucranianas

Un nuevo paquete de ayuda estadounidense rumbo a Ucrania

photo_camera REUTERS/VALENTYN OGIRENKO - Miembros del Ejército ucraniano desempaquetan misiles antitanque Javelin en el aeropuerto internacional de Boryspil el 10 de febrero de 2022

Desde el inicio de la invasión rusa sobre Ucrania, Estados Unidos ha mantenido su firme compromiso y respaldo con Kiev a través de numerosa ayuda económica, militar y humanitaria. Durante la guerra -que el próximo mes cumplirá un año- Washington ha enviado 26.700 millones de dólares al país europeo para hacer frente a la brutal agresión de Moscú.

A esta cuantiosa suma hay que añadirle un nuevo paquete anunciado por la Administración de Joe Biden valorado en 2.500 millones de dólares que incluye nuevas armas y municiones para las fuerzas armadas ucranianas. Tal y como señala el Pentágono en un comunicado, este nuevo envío incluye 59 vehículos de combate de infantería Bradley, un alto número de blindados para transporte personal Stryker, sistemas de defensa aérea Avenger, así como municiones grandes y pequeñas. A través de este paquete, Ucrania también recibirá 360 Humvees, misiles tipo aire-tierra HARM y 2.000 cohetes antiblindado.

No obstante, dentro de la ayuda no se encuentran los tanques Abrams, solicitados por Ucrania. El envío de tanques Abrams por parte de Washington también es la condición que presenta Alemania para entregar los Leopard 2. Aún así, el presidente ucraniano Volodimir Zelensky ha expresado su gratitud con Estados Unidos por “otro poderoso paquete de apoyo”. El líder ucraniano ha subrayado los Strykers, los Bradleys y el sistema de defensa aérea Avenger, a los que considera una “ayuda importante en nuestra lucha contra el agresor”.

El apoyo de Estados Unidos a Ucrania va más allá del plano militar o económico. Desde que la guerra comenzó, los servicios de inteligencia estadounidenses ha proporcionado a Kiev información clave que, en ocasiones, ha permitido llevar a cabo relevantes ataques contra las posiciones rusas.

Recientemente, el director de la CIA, Williams J. Burns, ha viajado en secreto a la capital ucraniana para informar al presidente Zelensky “sobre sus expectativas sobre lo que Rusia planea militarmente en las próximas semanas y meses”, señaló un funcionario a The Washington Post.

Burns también se reunió con sus homólogos ucranianos y reafirmó “el continuo apoyo a Ucrania en su defensa contra la agresión rusa”, aunque también reconoció que “en algún momento sería más difícil conseguir ayuda”, añade la fuente. El director de la CIA alude a las críticas que está recibiendo el apoyo brindado por el Gobierno de Biden a Ucrania, tanto dentro del Congreso por parte de miembros del Partido Republicano como entre partes del electorado.

Los ojos puestos en Alemania

La Base Aérea de Ramstein vuelve a ser el punto de encuentro de los miembros OTAN para abordar el desarrollo de la guerra en Ucrania. En la ciudad al oeste de Alemania se reúnen hoy los ministros de Defensa de la Alianza para negociar nueva ayuda militar para Kiev. En este sentido, todas las miradas están puestas en Berlín, que desde el inicio de la guerra ha sido duramente criticado por su tímido apoyo a Ucrania.

Recientemente, sus dudas respecto al suministro de tanques Leopard 2 han vuelto a situar al Gobierno de Olaf Scholz en el punto de mira. Polonia, por su parte, ya ha asegurado que prepara una acción “no estándar” si el recién nombrado ministro de Defensa, Boris Pistorius, se opone a enviar los tanques. La exportación de los Leopard, de fabricación alemana, necesitan la previa aprobación de Berlín.

Zelensky, por su parte, espera del encuentro en Ramstein “decisiones firmes”. Recientemente, durante el Foro de Davos, el mandatario ucraniano criticó a Alemania por sus dudas respecto al suministro de tanques Leopard. “Hay momentos en los que no debemos dudar”, declaró Zelensky.

Moscú se protege ante un posible ataque aéreo

Mientras Ucrania recibe nuevas armas estadounidenses y los miembros de la OTAN abordan el envío de más tanques, Rusia ha comenzado a proteger sus edificios gubernamentales con sistemas de defensa aérea. Varios medios occidentales como The Guardian han publicado imágenes que circularon en redes sociales en los que aparecen sistemas de misiles antiaéreos Pantsir-S1 en edificaciones cercanas al Kremlin.

Las fotografías han mostrado sistemas de defensa sobre la sede del Ministerio de Defensa -a orillas del río Moscova-, en un centro educativo en el distrito de Taganskiy -a 2km al sureste del Kremlin- y en el Parque Nacional Losiny Ostrov.

Coordinador América: José Antonio Sierra

Más en Política
Josua Harris usa argelia
En vísperas de las elecciones presidenciales de noviembre, el presidente Joe Biden no tiene intención de abandonar la Casa Blanca sin haber dejado su impronta sobre el papel de los Estados Unidos de América en la resolución del largo conflicto entre Argelia y Marruecos

Joe Biden nombra al "Sr. Sáhara" embajador en Argel