Desde que el presidente francés invitó públicamente a su homólogo argelino, Abdelmadjid Tebboune, a visitar París, nunca antes la visita de un jefe de Estado a un país extranjero había hecho correr tanta tinta

La visita de Tebboune, fijada para el 16 de junio

tebboune-macron
AFP/LUDOVIC MARIN - El presidente francés Emmanuel Macron (Izquierda) asiste a un banquete ofrecido por el presidente de Argelia Abdelmadjid Tebboune (Derecha) en el palacio presidencial de Argel

Tras haber sido fijada para el 3 de mayo y anulada a petición de la parte argelina por razones que siguen siendo oscuras, ya que nunca se han discutido ni dilucidado oficial y públicamente, esta vez parece que las dos partes han acordado la fecha del 16 de junio. Así nos lo ha comunicado una fuente cercana al palacio El-Mouradia de Argel.

La preparación de esta visita, que durará del 16 al 18 de junio, se realiza, por parte argelina, bajo la dirección del general de división Djebbar Mehenna, jefe de la Dirección General de Documentación y Seguridad Exterior.

El desatino de la invitación de RSF a la recepción del 3 de mayo

Para preparar esta visita, el general de división Djebbar Mehenna invitó al periodista Khaled Drareni, representante de la organización no gubernamental Reporteros sin Fronteras, a la recepción ofrecida por Tebboune a los periodistas argelinos y extranjeros acreditados en Argelia el 3 de mayo, con ocasión de la celebración del Día Internacional de la Libertad de Prensa. Esta invitación se hizo a espaldas del presidente Tebboune y del general Saïd Chengriha, jefe del Estado Mayor del ejército argelino, según la misma fuente.

Según un testigo presente en la ceremonia, Tebboune se puso rojo cuando se encontró cara a cara con el periodista Khaled Drareni. Apenas pudo contener su rabia cuando recibió de manos del representante de RSF la carta que esta organización le había enviado.  El contenido de la carta era muy desagradable para el régimen en el poder.

Durante la reunión que siguió a la ceremonia organizada en el Centro Internacional de Conferencias con una veintena de periodistas, el presidente argelino vertió su cólera contra RSF en el lenguaje más violento. Este pasaje fue censurado antes de la difusión de la conferencia de prensa. Sólo se conservó un pequeño extracto en el que Tebboune minimizaba la importancia de RSF.

Por su parte, el general Chengriha, jefe del Estado Mayor del ejército, al ver a Khaled Drareni entre los invitados, abandonó el lugar en cuanto terminó la sesión de fotos.

El general Djebbar Mehenna tendrá que explicar esta iniciativa de invitar al periodista calificado, hace algún tiempo, de "khabarji" (delator) por el propio Tebboune y encarcelado bajo la acusación de "alta traición". Esta acusación se retiró rápidamente y el periodista fue puesto en libertad gracias a la presión internacional.

Según nuestras fuentes, si se tomaran medidas contra el jefe de la seguridad exterior, habría que esperar hasta después de la visita de Tebboune a París

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato