La UCO investigó durante horas la sede de la RFEF e hizo varias detenciones

La corrupción en el fútbol español pone en peligro el Mundial de 2030

La Guardia Civil española de la Unidad Central Operativa (UCO) y agentes de Europol salen tras un registro en la sede de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en Las Rozas de Madrid el 20 de marzo de 2024 – PHOTO/JAVIER SORIANO/AFP
La Guardia Civil española de la Unidad Central Operativa (UCO) y agentes de Europol salen tras un registro en la sede de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en Las Rozas de Madrid el 20 de marzo de 2024 – PHOTO/JAVIER SORIANO/AFP

Hace décadas que el fútbol español vive en medio de un barrizal del que nadie quiere salir ni nadie quiere limpiar. Un mundo paralelo donde, el que entra sale con las manos manchadas y la cuenta corriente llena de dinero.  

Si hace unos años la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil entraba a la sede de Las Rozas y se llevaba detenido a Ángel María Villar, ahora vuelve sobre sus pasos porque el rastro que ha dejado Rubiales es terrible y no parece que haya nada legal en sus cuatro años de mandato al frente del fútbol patrio.  

La jueza de instrucción tiene serias dudas sobre los contratos de la RFEF con China, la Supercopa de Arabia y los acuerdos de obras adjudicados a Antonio González Segura, hermano del asesor jurídico de la Federación y arquitecto que se encargó de las obras del estadio de La Cartuja. Tomás González Cueto, brazo jurídico de Luis Rubiales durante su etapa como presidente junto a Andreu Camps, y Pedro González Segura, actual director jurídico de la RFEF fueron detenidos mientras se hacía la inspección de Las Rozas y de otras viviendas, entre ellas, la de Rubiales que, casualmente, se encontraba en República Dominicana haciendo negocios hosteleros y de donde no piensa volver hasta el 6 de abril.  

El expresidente de la Federación Española de fútbol, Luis Rubiales - REUTERS/DENIS BALIBOUSE
El expresidente de la Federación Española de fútbol, Luis Rubiales - REUTERS/DENIS BALIBOUSE

Luis Rubiales llegó a la RFEF con cierto beneplácito del Gobierno porque la figura de Villar sonaba antigua. Sus causas siguen en los juzgados, su pensión embargada y el reconocimiento de la FIFA y la UEFA intacto porque le invitan a actos y le tienen en cuenta mientras ofrece charlas sobre Derecho en alguna universidad, como abogado que es.  

Ahora la Guardia Civil vuelve a entrar en la RFEF, aunque el presidente ya se fue hace meses. Un lugar que se ha convertido en un manicomio deportivo para los que viven en los despachos de este mundo paralelo. El Gobierno de Pedro Sánchez y, en concreto, José Manuel Franco como presidente del CSD, protegieron más allá de la ética y la moral a Rubiales cuando explotó el caso de los contratos con Arabia Saudí. Los audios que, posiblemente, filtró su tío Juan Rubiales eran la punta del iceberg de las tropelías que se cometían en ese lugar oscuro del fútbol español.  

Miguel Galán es el maestro de ceremonias de todo esto desde hace muchos años. El presidente del Centro Nacional de Formación de Entrenadores de Fútbol en España (CENAFE) ha puesto numerosas denuncias contra todo lo que pasa ahí dentro y, con la de la Supercopa, ha sonado la flauta porque la jueza ve cosas raras.  

Un cámara toma imágenes de la sede de la Federación Española de Fútbol donde un juez el 28 de septiembre de 2023 ha ordenado un registro policial en la sede del comité de árbitros español, en Las Rozas de Madrid - PHOTO/AFP/JAVIER SORIANO
Un cámara toma imágenes de la sede de la Federación Española de Fútbol donde un juez el 28 de septiembre de 2023 ha ordenado un registro policial en la sede del comité de árbitros español, en Las Rozas de Madrid - PHOTO/AFP/JAVIER SORIANO

El imán para el dinero que tiene la RFEF y su peculiar sistema de cadena de favores para llegar al cargo es algo digno de estudio. Ni el CSD, ni el Gobierno pudieron tumbar a Rubiales por dar un beso a Jennifer Hermoso. Tampoco el TAD lo vio demasiado grave. Fue entonces cuando llegó la FIFA a sancionar hasta tres años a aquel presidente que nació en Motril y dirigió el destino del sindicato de futbolistas durante años.  

Dice José Manuel Uribes, presidente del CSD, que el Mundial de 2030 que organiza Marruecos con España y Portugal no corre peligro. Prensa especializada cuenta que la FIFA llamó a la RFEF y también los dos países implicados que quieren saber con qué personas compartirán la puesta en marcha de un Mundial con todo lo que implica para muchos sectores y el dinero que hay en juego.  

La Guardia Civil busca hasta movimientos de criptomonedas, por lo que piensan que la trama de Rubiales debe ser muy extensa y, quién sabe, si el próximo en caer será Piqué. Los mensajes filtrados entre ambos no tenían buena pinta y escondían mucho más que un simple contrato.  

Carlos Herrera ya pide paso con las mismas ganas que ignorancia sobre qué pasa ahí dentro. Las territoriales, los árbitros y hasta el fútbol sala (donde las alfombras tapan demasiado) son los brazos ejecutores a los que debes ganarte para sentarte en el trono. Eso se está ganando desde hace meses Pedro Rocha, el delfín de Rubiales no era su marioneta, solo alguien capaz de mantener los armarios bien cerrados para que no se desparramen los cadáveres de otros tiempos.  

El fútbol español en peligro. Rubiales ha empeorado a Villar en una décima parte del tiempo que estuvo el vasco en el puesto y es posible que se le culpe de los supuestos delitos con más celeridad que a su antecesor.  

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato