Atacan la embajada de Arabia Saudita en Teherán

Juan Bosco Martín Algarra/lainformacion.com

Pie de foto: La ejecución de Al Nimr desata la ira del Chiísmo contra Arabia Saudí

La embajada de Arabia Saudita en Teherán (Irán) fue atacada este sábado de noche.por manifestantes encolerizados. Protestaban por la ejecución del dignatario religioso chiita saudita Nimr Baqer al Nimr, informó la agencia Isna. Los manifestantes lanzaron cócteles Molotov contra la sede de la embajada y alcanzaron a penetrar en el recinto diplomático para luego ser expulsados por la policía, según la misma fuente.

"Las llamas se alzaban en el interior de la embajada", informó la agencia, que añadió que los manifestantes lograron subir al tejado de la representación diplomática. "El fuego destruyó el interior de la embajada", declaró a la AFP un testigo. "La policía es omnipresente y ha dispersado a los manifestantes, algunos de los cuales han sido detenidos", explicó. En fotos publicadas por algunas páginas web, se puede ver a manifestantes con una bandera saudita en la mano, que habrían retirado de la embajada. En Mashhad, segunda ciudad del país situada en el noreste, manifestantes también atacaron e incendiaron el consulado saudita, según imágenes publicadas en páginas web.

Al término de estos incidentes, el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Hosein Jaber Ansari, instó a la policía diplomática a proteger los recintos diplomáticos. Jaber Ansari, quien condenó además "la ejecución injusta del dignatario religioso Nimr [Baqer] al Nimr", pidió a la policía "la protección de las representaciones diplomáticas de Arabia Saudita en Teherán y Mashhad", y que impidieran "cualquier manifestación frente a estos lugares", informaron medios iraníes.

Un importante despliegue de fuerzas policiales intervino en ambas ciudades para retomar el control y expulsar a los manifestantes. En Teherán, el barrio de la embajada permanecía completamente acordonado después de la medianoche y los policías impedían a la gente acercarse a la representación diplomática, constató la AFP.

Irán condenó enérgicamente la ejecución del dignatario religioso saudita y afirmó que Riad pagará un "alto precio" por este acto.

Los chiíes prevén una “venganza divina” contra Arabia Saudí por las ejecuciones

La indignación contra Arabia Saudí crece entre los musulmanes chiíes de varios países, especialmente en Irán. El líder iraní Jameini anuncia que la sangre de los disidentes ejecutados caerá sobre el gobierno saudí.

Pie de foto: Protestas en Teherán ante la embajada de Arabia Saudí

Crece la indignación en Oriente Medio tras las 47 últimas ejecuciones llevadas a cabo Arabia Saudí, entre ellas la del clérigo chií Nimr al Nimr.

Las reacciones más vehementes proceden de Irán, país de mayoría chií. El presidente del Parlamento de este país, Ali Lariyani, condenó la ejecuciones y previó un aumento de la inseguridad en la región.

“La actitud salvaje del régimen saudí con Nimr al Nimr y los otros 46 disidentes ha tocado los corazones de todo el mundo”, ha declarado Lariyani. “Habrá más inseguridad en la región, no sólo porque una persona ha sido asesinada, sino por las políticas erróneas saudíes, que preocupan a Irak, Siria y Yemen”.

El presidente del Parlamento acusó a Estados Unidos de generar este tipo de problemas en Oriente Próximo, que van a poner en riesgo a todo el mundo islámico. “Mostrar honestidad en cuanto a los Derechos Humanos es lo mínimo”.

Un 'mártir' de los dirigentes saudíes

Más lejos ha ido el líder supremo de Irán, el ayatolá Jamenei: “La mano divina vengará a este mártir de los dirigentes saudíes”, ha declarado. “La sangre injustamente derramada tendrá pronto consecuencias”.

Jamenei calificó al líder chií ejecutado como un “erudito oprimido, que solo expresó sus críticas de forma abierta, sin conspirar o alentar a nadie a tomar las armas”, por lo que asegura que “Dios no perdonará la sangre vertida de este inocente”. Previamente, en la red social twitter, publicó un mensaje con una foto de Al Nimr con las etiquetas #JequeNimr, #NimralNimr y #NimrMartirizado, junto a la frase "el despertar no se puede reprimir".

Jamenei también colocó en su web una imagen comparando a Arabia Saudí con el Estado Islámico, porque ejecutan a sus rivales.

El gobierno iraní ya advirtió este sábado que el Gobierno de Riad pagaría “un precio alto” por la ejecución de los disidentes.

El clérigo chií Nimr al Nimr ha sido ejecutado en Arabia Saudí por actividades subversivas contra el gobierno

Esa misma noche, un grupo de manifestantes atacó e incendió la embajada de Arabia Saudí en Teherán y el consulado de este país en la ciudad iraní de Machhad, al nordeste del país. Tras lanzar cócteles molotov, los alborotadores consiguieron entrar en el edificio hasta que fueron evacuados por la policía. Hay 40 detenidos por estas algaradas. El fiscal de Teherán Abas Jafari Dolatabadi anunció que continúan investigando “para identificar a los demás responsables de este incidente”.

No se descartan nuevos sucesos, pues este domingo está prevista en Teherán una manifestación para protestar por las ejecuciones. Un portavoz del ministerio iraní de Asuntos Exteriores, consciente del estado de "los sentimientos de los iraníes musulmanes"  hizo un llamado a la calma  y pidió "evitar cualquier reunión frente a los edificios diplomáticos saudíes en Irán".  Ha responsabilizado a la policía diplomática de "hacer frente a cualquier tipo de agresión contra los lugares diplomáticos de Arabia Saudí". Advierte que los agentes cumplirán sus obligaciones de mantener el orden público.

Más reacciones chiítas

Pero no sólo Irán se ha visto sacudido por las protestas. En Bahréin, la policía se ha visto obligada a usar gases lacrimógenos para dispersar a manifestantes chiítas.

La ciudad santa chiíta de Kerbala, en Irak, ha sido también escenario de protestas llevadas a cabo por cientos de manifestantes. El primer ministro iraquí, Haider al Abadi, reconoció que le había producido "un gran shock" la noticia de la ejecución, y temió por la desestabilización que puede sufrir la zona. Por su parte, un un dirigente del gobernante partido chiíta Dawa exigió el cierre inmediato de la embajada saudita recientemente abierta en Bagdad, y la ejecución de los "terroristas" sauditas encarcelados en el país.

En Yemen, donde Riad dirige una coalición militar contra los rebeldes chiitas, la asociación de teólogos vinculados a la rebelión condenó la ejecución y advirtió de una "aplastante revolución".

El movimiento chiita libanés Hezbolá denunció, por su parte, "un crimen odioso perpetrado sobre la base de falsas acusaciones".

También en Qatif, ciudad saudita de mayoría chihí en el este del país, cientos de hombres y mujeres se manifestaron enarbolando retratos del clérigo ejecutado.

Arabia acusa a Irán de no tener vergüenza

Arabia Saudí contraatacó en la escalada verbal calificando a Irán de país "sin vergüeza" por hablar de derechos humanos mientras mientras Teherán ejecuta a otros "sin un marco legal claro". Según el ministerio de Exteriores saudí, el régimen iraní "no debería acusar a otros de apoyar el terrorismo, porque él mismo lo hace".

Occidente teme más tensiones sectarias por las ejecuciones en Arabia Saudí

La UE cree que la ejecución del clérigo chií Nimr al Nimr plantea graves preocupaciones sobre el respeto a los derechos básicos en Arabia Saudí.

Estados Unidos exige a su aliado saudí que permita que la oposición interna pueda expresarse con libertad.

Pie de foto: La Alta Representante de la Unión Europea, Federica Mogherini

La UE ha manifestado su "grave preocupación" por la ejecución de 47 reos anunciada por Arabia Saudí entre los que está el clérigo opositor chií Nimr al Nimr.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, estimó que "este caso tiene el potencial de encender un poco más las tensiones sectarias que ya generan muchos daños en la región".

"El caso específico del jeque Nimr al Nimr plantea graves preocupaciones sobre la libertad de expresión y el respeto de los derechos civiles y políticos básicos que deben salvaguardarse en todos los casos, también el contexto de la lucha contra el terrorismo", señala la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, en un comunicado.

La UE aprovecha para expresar su oposición radical al uso de la pena de muerte "en todas las circunstancias" ante las 47 ejecuciones llevadas a cabo este sábado por las autoridades saudíes. Por ello, insta a Riad a "fomentar la reconciliación entre las distintas comunidades del Reino" y pide "contención y responsabilidad" a todos los implicados.

EEUU pide a Riad que la oposición pueda expresarse

“Estamos especialmente preocupados que la ejecución del prominente clérigo chií y activista político Nimr al Nimr”, dijo el portavoz del Departamento de Estado de EEUU, John Kirby.

Washington expresó su preocupación por que estas "tensiones" confesionales en Arabia Saudita no se exacerben "en momentos en que urge calmarlas", instando a su vez a Riad a "permitir que la oposición se exprese pacíficamente".

Kirby subraya en el texto la particular preocupación del gobierno estadounidense por la ejecución del clérigo, que ha suscitado la indignación entre las comunidades musulmanas chiitas alrededor del mundo, entre ellas la de Irán, así como de organizaciones de derechos humanos.

Dudas de la ONU

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki Moon, ha expresado su profunda consternación por la reciente ejecución de 47 personas, tras "juicios que levantan serias preocupaciones sobre la naturaleza de los cargos y la imparcialidad de sus procesos".

Ban, que ha reiterado su postura en contra de la pena de muerte, ha pedido a las autoridades saudíes que escuchen el "creciente movimiento en la comunidad internacional hacia la abolición de la pena capital" y conmuten todas las sentencias a muerte impuestas, según indican en un comunicado difundido este mismo sábado.

Ante la reacción de la comunidad, el secretario general de la ONU ha pedido calma en las reacciones a la ejecución de Al Nimr y ha instado a todos los líderes regionales a trabajar para evitar la exacerbación de las tensiones sectarias ya existentes en la zona.

Asimismo, Ban ha aprovechado para condenar también "la violencia de los manifestantes contra la Embajada saudí en Teherán".

Por qué se matan y de dónde viene el enfrentamiento entre suníes y chiíes

El 85% de los musulmanes son sunís. Para el pensamiento chií, el líder religioso también lo es político. En este sentido, el imán Jomeini (Irán) constituye su tipo ideal.

Los suníes detestan cualquier representación de la divinidad, o mediación entre el hombre y Alá. Los chiíes al contrario veneran a sus santos.

Pie de foto: Arabia Saudí defiende la legalidad de la ejecución de Al Nimr

Las últimas ejecuciones en Arabia Saudí, al margen del argumento del terrorismo, tienen también de trasfondo un histórico enfrentamiento entre los dos grupos mayoritarios de la religión musulmana: los suníes y los chiíes. El clérigo ejecutado, Nimr Baqir al Nimra, junto a otras 46 personas, era un conocido reformista chií, mientras que en Arabia la mayoría es suní. ¿Por qué los unos luchan contra los otros? ¿Quiénes son los suníes y quiénes los chiíes y por qué están enfrentados?

La sucesión de Mahoma

El conflicto entre suníes y chiíes se remonta a la etapa inmediatamente posterior a la muerte del profeta Mahoma (6 de junio del año 632). Con la desaparición del que para los musulmanes fue el último profeta, se produjo una disputa entre quien debía sucederle para dirigir las tareas de la comunidad islámica.

Los denominados suníes, cuya corriente es practicada por la gran mayoría de musulmanes (un 85%), fueron partidarios de elegir en asamblea al líder y, así, fue nombrado a Abu Bakr, suegro y amigo de Mahoma.

Los que se hicieron llamar chiíes, que hoy en día conforman el 10% de la comunidad islámica, opinaban que Ali, primo de Mahoma, que se casó con su hija Fátima, era el sucesor natural por haber sido designado por el propio profeta antes de su muerte. De hecho la palabra chií deriva de la palabra árabe “shia”, que significa facción, en referencia a la que fue llamada la “shia Ali”, la facción seguidora de Ali.

Diferencias desde el punto de vista doctrinal

De acuerdo con los chiíes, el hombre es libre de elegir sus actos por lo que necesita de un guía (Imán) que le permita discernir entre el bien y el mal. Este guía ha de ser descendiente del profeta por vía de su hija Fátima, según la interpretación chií del islam. De la pareja formada por Fátima y Ali, el primer imán, desciende el resto.

Aunque los suníes no contemplan la necesidad de un guía, también han seguido a varios líderes a lo largo de su historia y, pese a que no creen en la autoridad de un clero, si ven necesarias las escuelas de interpretación del islam, donde los denominados "ulemas" reciben respetos similares a los imanes chiíes.

Interpretación iconoclastia

Los suníes detestan cualquier representación de la divinidad, o mediación entre el hombre y Alá. Los chiíes al contrario veneran a sus santos. Mientras los suníes no aceptan los santones, los chiíes son muy dados a la veneración de figuras que han llevado una vida ejemplar, a los que dedican numerosas capillas y ermitas que son objeto de peregrinación.

Liderazgo religioso y político

Para el pensamiento chií, el líder religioso también lo es político. En este sentido, el imán Jomeini constituye su tipo ideal. Los suníes en cambio han respetado casi desde los orígenes cierta separación entre el poder espiritual y el temporal.  Los chiíes creen en la necesidad de mulás y ayatolás  como guías de la comunidad. Los suníes rechazan el clero como principio de autoridad religiosa: sólo creen en la relación directa del fiel con Alá, y en la interpretación personal del Corán.

Dejando de lado la cuestión de liderazgo del islam, las diferencias entre chiíes y suníes son, como hemos señalado, mínimas.

Mientras los suníes tienen cinco momentos de oración al día (al amanecer, al mediodía, por la tarde, al ocaso y por la noche), los chiíes suelen reducir esos momentos a tres (al amanecer, al mediodía y al ocaso).

Antes de la oración, los musulmanes realizan un ritual de purificación dictado por las escrituras del Corán: «Vosotros que creéis, cuando vayáis a rezar os lavaréis la cara, los brazos hasta los codos, limpiaréis vuestras cabezas y os lavaréis los pies hasta los tobillos». (5:6) Los suníes se lavan además la boca, la nariz y las orejas y a la hora de lavarse los brazos lo hacen desde la mano al codo, a diferencia de los chiíes que lo hacen en dirección contraria.

El Zakat (impuesto) que se impone a los musulmanes como forma de redistribución de la riqueza es reconocido por ambas facciones, la diferencia es que los chiíes se lo dan al representante del Imán y los suníes no suelen utilizar intermediarios, aunque depende de las leyes de cada país

El Hach (peregrinación a La Meca) es obligada una vez en la vida para todos los musulmanes, siempre que problemas económicos o de salud no lo impidan. Sin embargo, los chiíes establecen la justicia social por encima de este deber. Así, si un conocido pasa necesidades, no es ético gastarse el dinero en una peregrinación en lugar de ayudarle.

La Mutah (matrimonio temporal) está permitida por el Corán, según la interpretación chií, en el fragmento: «Y aquellas con quienes concertéis la Mutah, dadles la dote obligatoria.» (4:24), y era practicado en la época del profeta. Sin embargo, se prohibió durante la época del segundo califa, Umar, y la prohibición la siguen manteniendo los suníes, quienes acusan a los chiíes de utilizar esta práctica como una forma encubierta de prostitución.

Más en Política
Albin Kurti - PHOTO/FILE
La ONG Transparencia Internacional ha publicado su Índice de Percepción de la Corrupción 2023. Con una puntuación de 43, Kosovo es el país balcánico que mejor progresa. Esta dinámica ilustra la política del primer ministro kosovar, Albin Kurti, que se ha comprometido a adoptar un enfoque proactivo frente a la corrupción

La corrupción disminuye en Kosovo