Aumenta la violencia en Venezuela a una semana de las elecciones

Alexandra Dumitrascu

Pie de foto: Lilian Tintori durante la rueda de prensa en la que denuncia el asesinato del opositor Luís Manuel Díaz y la intención del régimen de asesinarla: "me quieren matar".

El panorama electoral en Venezuela se ensombrece después de que el opositor Luís Manuel Díaz, secretario general de Acción Democrática en la región de Altagracia de Orituco fuese asesinado a tiros el pasado miércoles y Lilian Tintori, esposa del opositor encarcelado, Leopoldo López, denunciara que:"me quieren matar". El ex presidente del Gobierno español, Felipe González, aseguró que la escalada de violencia en Venezuela puede responder a una intención del presidente Maduro de suspender las elecciones previstas para el próximo 6 de diciembre.

El suceso ocurrió a las 19:30 hora local (14:00 hora española) durante un acto de campaña en apoyo a la candidata a diputada Rummy Olivo. Lilian Tintori, la mujer del opositor encarcelado Leopoldo López, que asistió igualmente al acto, y que en el momento de los disparos se encontraba en el mismo escenario que Díaz, denunció posteriormente lo sucedido y acusó, asimismo, al entorno de Maduro de un supuesto atentado contra su persona.

“Me salpicó la sangre”, así empezó Tintori a relatar el suceso que calificó de “asesinato cobarde”, y siguió confesando que lo primero que hizo tras terminar los disparos, que contó un total de diez, fue revisarse el cuerpo en un gesto instintivo al pensar que alguna de las balas le había alcanzado también a ella. “Me quieren matar”, así de firme se expresó la activista por los derechos humanos, y lamentó los oídos sordos que la Sociedad Internacional hace ante las reiteradas denuncias acerca de la crisis que vive el país, en el que se vive una situación que calificó de “terrorismo de Estado”.

El secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, lamentó el suceso y ha apuntado a “bandas armadas” identificadas con la formación política del presidente Maduro, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Por su parte, el secretario general de la Organización de los Estados de América (OEA), Luís Almagro ha condenado el asesinato del líder opositor que calificó de “herida de muerte a la democracia”, e hizo un llamamiento a que se ponga fin a la violencia en el país. ''La muerte violenta de toda persona es un hecho execrable que nuestra conciencia no puede admitir. El asesinato de un militante político, además, nos deja a todos más vulnerables, señala que somos todos víctimas reales, no solamente potenciales", ha lamentado Almagro.

Los comunicados de los dos líderes tuvieron inmediatamente  contestación por parte del presidente Nicolás Maduro. En un acto de masas en el Estado Portuguesa, con una retórica que le es propia, Maduro ha descalificado a Almagro al que ha tildado de “basura de la OEA”. “Muy lamentable. Ni siquiera se cumplen 24 horas desde el suceso y ya sale Almagro para atentar en contra de la revolución bolivariana”, ha expresado el presidente venezolano entre vuvuzelas y ovaciones de sus seguidores, antes los que hizo un paralelismo con el golpe de Estado de 11 de abril de 2002 cuando, según sus interpretaciones, “la derecha contrató a francotiradores para matar a su propia gente y acusar a Chávez”; suceso de que ha tachado de montaje en conspiración directa con los medios de comunicación internacionales. 

En cuanto a las declaraciones de Ramos Allup, el presidente considera que no vale la pena “caer en provocaciones” ante las acusaciones de asesinato a todo un pueblo, al “pueblo bolivariano y chavista de Venezuela”.  

Aunque durante su discurso Maduro ha prometido “investigar a fondo” lo ocurrido para conocerse la “verdad verdadera”, esta no tardó en concluir, al anunciarse al día siguiente la supuesta pertenencia de Manuel Díaz a “bandas de extorsión y sicariato”, lo que hace, por tanto, que el asesinato sea enmarcado dentro de un “ajuste de cuentas”.

El próximo 6 de diciembre Venezuela va a celebrar elecciones parlamentarias, y a poco más de una semana medios de América Latina advierten acerca del aumento de la violencia en el país, en donde, además de la muerte del líder regional de Acción Democrática, se han registrado siete ataques más contra líderes de la oposición, de los cuales cinco con armas de fuego. Lilian Tintori sería la que más incidentes en este sentido sufrió, seguida por Henrique Capriles, y otros candidatos opositores. 

Además, el número de opositores encarcelados aumenta día a día, tal como denuncian distintas personalidades regionales. El expresidente de Colombia, Andrés Pastrana contó al principio del año un total de 83, aunque, según el reconocido abogado y escritor venezolano, Gonzalo Himiob, este número ascendería a más de 98, y que sólo desde 2014 ya hay 62 opositores más entre las rejas. La lista completa de los presos políticos se puede consultar en la web de la Fundación Venezuela Awareness.

Felipe González sugiere una posible suspensión de las elecciones en Venezuela

El ex presidente del Ejecutivo Felipe González ha sugerido hoy que el Gobierno de Venezuela podría suspender las elecciones legislativas convocadas el próximo 6 de diciembre en caso de que se incremente la inseguridad de los candidatos tras el asesinato de un dirigente opositor.

González ha afirmado que el Gobierno de Nicolás Maduro "tiene que investigar y garantizar la tranquilidad y la seguridad, salvo que esté escalando para suspender el día 6".

El exj efe del Gobierno ha hecho estas declaraciones a los periodistas después de participar, junto con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, en la presentación de las propuestas de los socialistas en materia de política exterior con vistas a las elecciones generales del 20 de diciembre.

El dirigente local Luis Manuel Díaz, del partido opositor Mesa de la Unidad Democrática (MUD), murió asesinado a balazos el pasado miércoles mientras participaba en un mitin con Lilian Tintori, la esposa del dirigente de la oposición Leopoldo López, encarcelado desde el pasado mes de febrero.

González ha subrayado que el Gobierno de Maduro es "responsable de la seguridad de los ciudadanos y, especialmente, de los candidatos y de las familias de los presos políticos". "Responsable", ha reiterado con firmeza el exlíder del PSOE.

Por ello, ha hecho hincapié en que si han asesinado a un candidato de la oposición "a dos metros de Lilian Tintori", el Gobierno de Caracas no puede responder como ha hecho el presidente del Parlamento, Diosdado Cabello, quien ha asegurado que se todo se trata de un "montaje" de los contrarios al régimen.

Pie de foto: Liliana Tintori,candidata opositora y esposa de Leopoldo López, encarcelado por el régimen de Maduro, ondea una bandera de Venezuela.

La ONU pide a Venezuela que garantice la "adecuada protección de los opositores"

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Husein, ha pedido este viernes a las autoridades venezolanas que garanticen "la adecuada protección de los opositores políticos", después del "asesinato" del disidente Luis Manuel Díaz en un acto electoral.

"Cuando Díaz recibió el disparo estaba compartiendo escenario con Lilian Tintori, quien está casada con el líder opositor encarcelado Leopoldo López. No está claro si ella también era un objetivo, pero presuntamente ha sido objeto de otros ataques y amenazas", ha recordado.

El jefe de Derechos Humanos de la ONU ha instado a Venezuela a "garantizar que la investigación del asesinato de Díaz sea independiente e imparcial, y que lleve ante la justicia no solo a quienes lo perpetraron, sino también a los autores intelectuales".

¿Cumplimiento de Venezuela del pacto internacional?

Además, ha reclamado que "todas las partes se abstengan de la violencia y de la retórica violenta en el periodo previo a las elecciones" parlamentarias que se celebrarán el próximo 6 de diciembre y en las que el 'chavismo' podría perder la mayoría en la Asamblea General por primera vez en 14 años.

Al Husein ha subrayado que "un Estado soberano debe defender y proteger a las personas que critican y cuestionan las políticas y prácticas del Estado" porque "la democracia sufre mucho cuando el ambiente preelectoral se deteriora por la violencia, las amenazas y la intimidación".

A este respecto, ha indicado que "el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que ha revisado recientemente el cumplimiento por parte de Venezuela del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, expresó preocupación por las intimidaciones, amenazas y ataques contra periodistas, defensores de Derechos Humanos y abogados".

Más en Política