El profesor Miguel Ángel Benedicto pasó por los micrófonos del programa de “De cara al mundo” de Onda Madrid para comentar como nació la idea de “Europa durante la guerra de Ucrania”

Europa durante la guerra de Ucrania

En esta fotografía de grupo distribuida por la agencia estatal rusa Sputnik, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, pronuncia su discurso anual sobre el estado de la nación en el centro de conferencias Gostiny Dvor, en el centro de Moscú, el 29 de febrero de 2024 – PHOTO/Gavriil GRIGOROV/POOL/AFP
En esta fotografía de grupo distribuida por la agencia estatal rusa Sputnik, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, pronuncia su discurso anual sobre el estado de la nación en el centro de conferencias Gostiny Dvor, en el centro de Moscú, el 29 de febrero de 2024 – PHOTO/Gavriil GRIGOROV/POOL/AFP

Miguel Ángel Benedicto, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid y coordinador del libro “Europa durante la guerra de Ucrania”, donde han participado 15 catedráticos y profesores para analizar la situación en Europa cuando se cumplen dos años de la invasión rusa de Ucrania, participó en el programa “De cara al mundo” de Onda Madrid para analizar las claves que se tratan en su libro y abordar el asunto del conflicto bélico en territorio ucraniano.  

¿Qué podemos encontrar en este libro? 

Se trata más de un trabajo académico. De hecho, la idea principal era contar con distintos profesores de diferentes universidades para ello y analizar lo que ha estado sucediendo durante estos dos años, y hacia dónde debería ir Europa. Para ello se dividió en dos partes. 

La primera donde se analizaba la geopolítica de la Unión Europea y qué repercusiones estaba teniendo en Europa la guerra de Ucrania. Y, por otro lado, lo que hicimos fue analizar qué es eso de la autonomía estratégica abierta, a lo que nos ha conducido, de algún modo, esa primera parte. 

Esa guerra de Ucrania nos ha conducido a buscar una mayor independencia a nivel energético, a nivel alimentario, a nivel sanitario, lo que son las consecuencias de la guerra de Ucrania. Tratamos de marcar son esos dos temas. La geopolítica o ese despertar geopolítico, cómo Europa debe hablar el lenguaje del poder y, por otro lado, cómo eso nos ha obligado a la democracia. Y cómo nos ha obligado a buscar esa mayor independencia.

Puente sobre el río Dónetsk a su paso por el sur de Járkiv, totalmente destruido durante los primeros meses de la invasión rusa de Ucrania - PHOTO/MARÍA SENOVILLA
Puente sobre el río Dónetsk a su paso por el sur de Járkiv, totalmente destruido durante los primeros meses de la invasión rusa de Ucrania - PHOTO/MARÍA SENOVILLA

¿Nos encontramos con alguna disparidad en los análisis que recoge este libro? 

Sí. Hay algunos autores que hablan del fin de la Europa soñada. Por ejemplo, el profesor José María Peredo y el coronel Enrique Fojón hacen un análisis más geopolítico y quizá un poco hablan de ese fin. Ese fin de la Europa soñada, esa Europa que lo que buscaba era la paz, que había salido de la Segunda Guerra Mundial y que ahora se encuentra en un escenario para el que quizá no esté preparada. 

Cuando hablamos de Europa, pensamos en una potencia económica, comercial, de poder blando, pero que no ha sabido o no ha querido desarrollar ese poder duro, que significa el poder militar. Sí a nivel de sanciones económicas, como hemos visto con la imposición número 13 de las rondas de sanciones económicas de la Unión Europea, pero no a nivel militar. Donde vemos que estos días la propia señora Von der Leyen, la presidenta de la Comisión Europea, está hablando de la necesidad de esa Europa militar e incluso de que, si ella llega de nuevo a ser presidenta de la Comisión, crear un comisario de Defensa, que se encargue de los temas de defensa. 

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen - PHOTO/AFP/KENZO TRIBOUILLARD
El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen - PHOTO/AFP/KENZO TRIBOUILLARD

La clave está en que Europa se conciencie de verdad de la dimensión de la amenaza de Putin. Despertemos, porque aquí estamos con Puigdemont y demás y quizá no seamos conscientes. Además, está la amenaza de Vladimir Putin de utilizar armas nucleares, si le fuera preciso. 

Sí, él está utilizando esa disuasión que introducen siempre desde la Guerra Fría, las armas nucleares. Emmanuel Macron, la semana pasada, hablaba de ese posible envío de tropas de la OTAN. En el fondo, ¿quién está hablando cuando habla Macron? Francia, que es potencia nuclear, que tiene asiento en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Lo que hace Putin es responder, de algún modo, a esa reunión que hubo de esos jefes de Estado y de Gobierno hace unos días anunciándoles que también tiene el poder de disuasión de las armas nucleares y quizá esté dispuesto a utilizarlas si la OTAN envía tropas a mi territorio. Es como una vuelta a la Guerra Fría, donde hay varias potencias, que de algún modo están confrontadas y utilizan esas armas nucleares como herramienta de disuasión. 

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, es recibido por el presidente de Francia, Emmanuel Macron, a su llegada al palacio presidencial del Elíseo en París el 14 de mayo de 2023 - AFP/LUDOVIC MARIN
El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, es recibido por el presidente de Francia, Emmanuel Macron, a su llegada al palacio presidencial del Elíseo en París el 14 de mayo de 2023 - AFP/LUDOVIC MARIN

No sé si alguno de los autores plantea que Europa está atrapada en estos momentos, por ejemplo, con las elecciones en Estados Unidos, que condicionan en gran parte lo que pueda ocurrir en Ucrania y, por tanto, cómo afecta a esa Europa. 

No se trata directamente, pero sí que se habla de esa lucha que hay entre las democracias, y los autoritarismos, y de algún modo esto nos lleva a esas elecciones que pueden tener lugar en Estados Unidos, donde una posible victoria de Donald Trump significaría esa decadencia de la democracia en los Estados Unidos que a nivel mundial nos puede influir al resto. A Europa, claramente también. Quizá pudiera acelerar el desenlace de esa guerra de Ucrania en el caso de que Trump, el cual hemos visto que no tiene mucha fe en la OTAN, dejara de ayudar de algún modo a nivel económico y militar a Ucrania, lo que podría desembocar en un cierre de la guerra. Esa Europa no nos interesa en absoluto. Lo que a Europa le interesa es apoyar a Zelensky al máximo posible para volver a recuperar la mayor parte del territorio y en un momento dado que se pueda negociar con la menor pérdida. 

En cuanto ambas partes vean que no hay avances se verán obligadas a negociar de algún modo. Es la única manera de terminar con una guerra, la negociación. No hay que dejar que Putin se salga con la suya. Es un agresor. Ha violado el derecho internacional y lo que no podemos hacer es que se vaya de rositas de algún modo. Ahí la Unión Europea debe estar unida y debe confrontar al máximo, intentar apoyar al máximo a Ucrania, que es la que está defendiendo en estos momentos los valores democráticos y ese orden internacional liberal.

PHOTO/CELESTINO ARCE/NURPHOTO VÍA AFP - Volodymyr Zelenskiy, a la izquierda, presidente de Ucrania, y Rishi Sunak, a la derecha, primer ministro del Reino Unido, asisten al Consejo de la OTAN de la Cumbre de la OTAN celebrada en Vilna, Lituania
Volodymyr Zelenskiy, a la izquierda, presidente de Ucrania, y Rishi Sunak, a la derecha, primer ministro del Reino Unido, asisten al Consejo de la OTAN de la Cumbre de la OTAN celebrada en Vilna, Lituania - PHOTO/CELESTINO ARCE/NURPHOTO VÍA AFP 

El libro se titula “Europa durante la guerra en Ucrania”. En estos momentos, ¿se puede hacer un análisis únicamente teniendo en cuenta Ucrania o las situaciones globales? Estoy pensando en lo que está ocurriendo en Oriente Medio, en Gaza, comercio internacional, China... ¿Cómo se pueden analizar estos otros conflictos? 

Sí, es una especie de confrontación geopolítica. Por un lado, vemos las democracias, Occidente, Estados Unidos y la Unión Europea. Y, por otro lado, vemos cómo China, Irán o Rusia, de algún modo, forman otro bloque. Hay dos bloques confrontados. Luego está el sur global que busca estar con unos o con otros en función de sus intereses, pero sí que vemos esa lucha entre democracias y autoritarismos en estos momentos. Como muy bien dices, no se puede solo centrar en esa guerra en Ucrania, sino que también vemos cómo en ese conflicto de Oriente Medio ahora mismo, un grupo terrorista puso en jaque a la democracia israelí. Hay aliados de un lado y hay aliados de otro, teniendo en cuenta el comercio internacional, muy importante, por todo lo que ha sucedido a raíz de ese conflicto de Oriente Medio en el mar Rojo, y donde vemos cómo eso afecta a las cadenas de suministro. Para proteger esos bienes globales como el comercio mundial y los océanos, debemos, en este caso Europa, debería, si quiere jugar un papel a nivel global y defender esos bienes globales, tener un mayor poder militar para poder jugar en esa liga de las grandes potencias. 

Los populismos autoritarios, sin duda, utilizando noticias falsas y las nuevas tecnologías y las redes sociales, son la gran amenaza, sin duda, para las democracias liberales. “Europa durante la guerra de Ucrania”, coordinado por el profesor de la Universidad Complutense de Madrid, ¿cómo y dónde podemos conseguir este libro? Porque lo recomendamos a todos nuestros lectores, que, si quieren realmente tener una opinión argumentada de lo que está ocurriendo, este libro es una referencia, sin duda. 

Se puede obtener en la editorial COLEX, tanto online como en cualquier librería. Poniendo “Europa durante la guerra de Ucrania” se puede adquirir sin ningún problema. 

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato