Su enfrentamiento diplomático con Argelia estrecha las relaciones diplomáticas entre Mali y Marruecos

Mali podría reconocer la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental

Choguel Maige, primer ministro del Gobierno provisiona de Mali - ARCHIVO/WEB OFICIAL PREFECTURA DE MALI
photo_camera Choguel Maige, primer ministro del Gobierno provisiona de Mali - ARCHIVO/WEB OFICIAL PREFECTURA DE MALI

El recrudecimiento de la crisis diplomática entre Mali y Argelia, con llamada a consultas de los respectivos embajadores incluida, podría suponer un cambio de orientación en la política exterior del Gobierno de Bamako.

  1. Mali retira a su embajador en Argelia
  2. Acercamiento a Marruecos
  3. Problemas en la frontera Mali-Argelia

Este cambio de orientación supondría un acercamiento hacia Marruecos, que podría incluir un reconocimiento de la soberanía del Reino sobre el Sáhara Occidental, así como una serie de alianzas estratégicas dirigidas a proteger la frontera entre Mali y Argelia.

Mali retira a su embajador en Argelia

El punto de inflexión de esta ruptura diplomática entre Bamako y Argel fue la reunión, celebrada en la capital argelina, entre el presidente de este país, Abdelmadjid Tebboune, y el imán Mahmoud Dicko, un clérigo afín a la oposición del Gobierno de Bamako, muy crítico con el ejercito de Mali y su intervención en la política nacional.

El imán maliense Mahmoud Dicko recibido por el presidente Tebboune en presencia del general Djebbar Mehenna
El imán maliense Mahmoud Dicko recibido por el presidente Tebboune en presencia del general Djebbar Mehenna - ARCHIVO

Esta reunión no sentó bien en Mali, cuyo ministro de Asuntos Exteriores, Abdallah Diop, llamó a consultas a su embajador en Argelia, lo que inició un cruce de acusaciones entre medios de comunicación de ambos países.

Prácticamente al mismo tiempo que informaba sobre esta crisis en las relaciones diplomáticas con Argelia, el Ministerio de Exteriores de Mali destacó la presencia del ministro Diop en la cumbre sobre el Atlántico que se celebró en Marrakech (Marruecos) el pasado 23 de diciembre.

Acercamiento a Marruecos

Esta cumbre atlántica, celebrada por iniciativa de Mohamed VI, rey de Marruecos, tuvo como objetivo facilitar el acceso de los países del Sahel al Océano Atlántico y contó con la adhesión expresa de Níger, Chad, Burkina Faso y la propia Mali.

Según declaraciones del ministro de Exteriores maliense, Abdallah Diop, tras reunirse con su homólogo marroquí, Nasser Bourita, “la iniciativa real representa un factor importante, capaz de dar una respuesta económica y geopolítica a las preocupaciones relacionadas con la paz y la seguridad”.

La estrategia actual del Gobierno de Mali pasa por poner de relieve el peso de las relaciones históricas, comerciales y humanitarias entre este país y Marruecos, lo que podría conducir al reconocimiento, por parte de Bamako, de la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental.

En este sentido se han pronunciado personalidades como el ex ministro de Exteriores maliense Ahmed Ould Abdallah, o el profesor marroquí de Relaciones Internacionales y Derecho Internacional, Mohamed Lakrini.

AFP/FADEL SENNA - Nasser Bourita,  ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos
Nasser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos - AFP/FADEL SENNA

En declaraciones al diario digital Al Arab, Lakrini subrayó que “lo ocurrido entre Argelia y Mali puede considerarse en el lenguaje de las relaciones internacionales, como una oportunidad para reconocer la integridad territorial marroquí, especialmente desde que Argelia recibió a la oposición maliense, que también amenaza la seguridad territorial de Mali”.

Problemas en la frontera Mali-Argelia

Lakrini alertaba también sobre el hecho de que Mali y Argelia comparten una larga frontera, de mas de 900 kilómetros, lo que plantea, en un entorno de deterioro de las relaciones diplomáticas entre ambos países, graves problemas de seguridad relacionados con los grupos armados, contrabando de armas, tráfico de drogas y redes de inmigración ilegal.

Por este motivo, al Gobierno de Mali le interesa estrechar sus relaciones diplomáticas con un aliado fuerte en la región como es Marruecos. De hecho, el Reino ha realizado diversos movimientos diplomáticos en favor de la seguridad en Mali y las relaciones entre ambos estados se han estrechado durante los últimos años.

Hay que recordar que el rey Mohamed VI visitó Bamako en 2013 y 2014, propiciando la firma de 17 acuerdos en diversos sectores, lo que ha convertido a Mali en el tercer destino de las inversiones marroquíes en África y el segundo beneficiario de las becas de formación marroquíes.

Más en Política
El ministro francés de Europa y Asuntos Exteriores, Stéphane Sejourne – PHOTO/JUAN MABROMATA/AFP
España y Francia han venido a expresar su apoyo al plan de autonomía de Rabat para los cónclaves del sur del territorio cherifiano. Argel, partidario inquebrantable del Polisario, que disputa a Marruecos la soberanía sobre estos cónclaves, se muestra impasible

Después de Madrid, París irrita a Argel