Moulay El Hassan inaugura la construcción de la gran desalinizadora de Casablanca

El príncipe heredero Moulay El Hassan inauguró el lunes en El Jadida la futura planta desalinizadora, que satisfará la creciente demanda de agua en el Gran Casablanca y sus zonas vecinas y será la más grande de África

Príncipe Moulay El Hassan
Príncipe Moulay El Hassan
  1. Nueva planta desalinizadora para la mejora del abastecimiento de agua 
  2. Todo sobre el megaproyecto de desaladora de agua de mar de Casablanca

El príncipe heredero Moulay El Hassan inauguró el lunes, en la comuna de Lamharza Essahel, en la provincia de El Jadida, la construcción de la planta desalinizadora de agua del mar de Casablanca, que será la mayor planta de este tipo en África, con una capacidad de producción anual de 300 millones de m3 y una población estimada de 7,5 millones de habitantes. 

Este proyecto se inscribe en el interés y la gran consideración que el rey Mohamed VI concede a la cuestión estratégica del agua, especialmente en el contexto actual marcado por un importante déficit pluviométrico y una presión muy fuerte sobre los recursos hídricos convencionales en las distintas regiones del Reino. 

Planta de tratamiento de agua - PHOTO/FILE
Planta de tratamiento de agua - PHOTO/FILE

Nueva planta desalinizadora para la mejora del abastecimiento de agua 

La planta forma parte integrante del plan “Mejora del abastecimiento de agua”; como eje principal del Programa Nacional de Abastecimiento de Agua Potable e Irrigación 2020-2027, lanzado en 2020 por el monarca marroquí, con un coste total de 14.300 millones de euros.

La futura planta, que se llevará a cabo a través de una asociación público-privada (650 millones de euros) sobre un terreno de 50 hectáreas, satisfará la creciente demanda de agua en la Gran Casablanca, Settat, Berrechid y Bir Jdid y las regiones vecinas.

En una primera fase, prevista para finales de 2026, la planta tendrá una capacidad de 548.000 m3 de agua tratada al día (200 millones de m3 al año), ampliable en una segunda fase (prevista para 2030) a 822.000 m3 al día, es decir, 100 millones de m3 adicionales al año, incluidos 50 millones para uso agrícola.

Mohamed VI, rey de Marruecos - PHOTO/OFICIAL
Mohamed VI, rey de Marruecos - PHOTO/OFICIAL

Todo sobre el megaproyecto de desaladora de agua de mar de Casablanca

Este gran proyecto incluye la construcción de una planta desalinizadora de agua de mar por ósmosis inversa y la instalación de un sistema de transporte del agua potable producida, compuesto por: 

  • Tres estaciones de bombeo. 
  • Tres depósitos de almacenamiento.  
  • Una red de distribución de casi 130 kilómetros de tuberías de abastecimiento.

Este sistema de transporte de agua potable requerirá un presupuesto de 300 millones de euros financiados con fondos públicos. 

El megaproyecto de la desalinizadora de agua del mar tiene por objeto reforzar y asegurar el suministro de agua potable a una parte de la región de Casablanca-Settat.

También suministrará agua desalinizada por cuenta de otro operador para satisfacer las necesidades de riego de una zona de 5.000 hectáreas. 

El emplazamiento elegido para la futura planta está situada al sur de Casablanca, cerca del centro de Bir Jdid, a 40 kilómetros de Casablanca, 50 kilómetros de El Jadida y 65 kilómetros de Settat, en un terreno de 50 hectáreas accesible y abierto a la costa. 

Zonas verdes de Casablanca, Marruecos - PHOTO/ATALAYAR
Zonas verdes de Casablanca, Marruecos - PHOTO/ATALAYAR

Según la Oficina Nacional de Agua y Electricidad (ONEE), el proyecto consiste en diseñar, financiar, construir y explotar, durante un periodo de 30 años (divididos en 3 años para la construcción y 27 años para la explotación), incluidas las obras marítimas de toma y descarga de agua de mar, así como su alimentación eléctrica, esencialmente a partir de fuentes de energía renovables. 

El proyecto consta de tres subcomponentes: las estructuras de toma y descarga de agua de mar; la planta desalinizadora de agua de mar; y el suministro de energía renovable mediante soluciones de autoproducción (solar, eólica u otras). 

Se trata de una planta desalinizadora de agua del mar de última generación constará de dos conductos de toma de agua de mar de 1.850 m de longitud, un emisario de 2.500m de longitud, instalaciones de desalinización por ósmosis inversa (filtros de presión y microfiltros), una unidad de tratamiento de lodos, un centro de control y gestión y estaciones de bombeo y almacenamiento del agua potable producida. 

El sistema de producción estará totalmente automatizado y controlado a distancia, según la ONEE, para garantizar la optimización de los costes de explotación y de energía; así como controlar en tiempo real la calidad del servicio y el rendimiento de la estación llegando a un coste de producción de agua potable estimado en 4,48 DH/m3.