La lucha por el control de la zona fronteriza ha provocado el desplazamiento de miles de personas

Venezuela: un campo de batalla entre la disidencia de las FARC y el Ejército venezolano 

PHOTO/AFP - Esta grabación de televisión tomada de youtube y publicada el 4 de septiembre de 2019 muestra a los ex altos comandantes del disuelto grupo del ejército rebelde de las FARC en Colombia

En las comunidades fronterizas venezolanas con el departamento de Arauca (Colombia), exactamente en la comunidad de La Victoria, se ha producido uno de los grandes enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas (FANB) y los disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), por el control del territorio. Según los datos de Migración Colombia 3.900 personas se han desplazado de Venezuela para el departamento de Arauca, dejando la zona cada vez más despoblada y en control de las guerrillas colombianas. Este lunes 29 de marzo, las FARC atacaron un punto de control del Ejército venezolano, en el estado Apure, dejando 9 heridos en situación grave, según la ONG venezolana FundaRedes, a través de su director Javier Tarazona. “Décimo frente de las FARC-EP comandado por alias "Ferley" parte del bloque de Gentil Duarte y sigue haciendo ataques en puntos de control o puestos militares venezolanos en Apure, el conflicto sigue moviéndose a nuevas zonas de la entidad”. El estado Apure en estos últimos días del mes de marzo se ha convertido en un campo de batalla, entre ambos grupos. 

El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, habla durante una transmisión en el Palacio de Miraflores en Caracas, Venezuela 8 de marzo de 2019 PHOTO/PALACIO DE MIRAFLORES

El ministro de la Defensa del régimen chavista, Vladimir Padrino López, acusado por narcotráfico por la justicia americana, declaró sobre esta situación: “Los grupos irregulares colombianos nos atacan con explosivos y armas largas. Continúan infundiendo terror en la población y creen que hostigando bases militares nos van a amedrentar. Cruzan el río, hacen sus escaramuzas y retornan a Colombia con la protección de sus autoridades “. Padrino López se lleva una sorpresa, ya que, durante muchos años, él ha permitido la convivencia entre los disidentes de las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), con el Ejército venezolano, convirtiéndose en aliados dentro del crimen organizado y los beneficios económicos que obtienen con el tráfico ilícito de oro y cocaína. 

Soldados colombianos patrullan en barco en el río Arauca, la frontera entre Colombia y Venezuela, en Arauquita, Colombia 27 de marzo de 2021 REUTERS/LUISA GONZALEZ

El pasado 23 de marzo la disidencia de las FARC realizó un ataque, en un puesto del control fronterizo del Ejército venezolano, donde perdieron la vida dos militares venezolanos, el atentado dejo a la zona sin energía eléctrica. Este ataque fue dirigido por unos de los líderes de la disidencia alias Gentil Duarte, uno de los criminales más buscados por las autoridades colombianas, quién, según la Policía, tiene un gran conocimiento sobre las rutas de entrada y salida de la cocaína entre Colombia y Venezuela. Los disidentes de las FARC publicaron un comunicado, según el grupo, una “denuncia pública “, en el que manifestaron su descontento con el Ejército venezolano; “la violación del Derecho Internacional Humanitario por parte de las Fuerzas Armadas Bolivarianas a los campesinos y población civil. Estas Fuerzas Armadas han realizado secuestros y exigiendo pagos para la liberación de civiles (extorsión), también han cometido saqueos y actos delincuenciales, camuflados en acciones militares y logros en combate”.  Los guerrilleros pasan de ser los victimarios a los defensores de estas comunidades venezolanas, según su comunicado oficial, y acusan a las FANB de saquear viviendas, robar vehículos, celulares y computadoras. “Aclaramos que los informes presentados por parte de las Fuerzas Bolivarianas, reportan decomisos de carros, computadores y sustancias ilícitas como de nuestra pertenencia, lo cual es información FALSA, pues no solamente no hay ningún decomiso de bienes materiales nuestros, sino que la Guardia con las Fuerzas de Acciones Especiales – FAES, están realizando infames acciones de saqueo a la comunidad”. 

Mural que representa al difunto presidente de Venezuela Hugo Chávez en el barrio 23 de Enero de Caracas AFP/FEDERICO PARRA
¿Cuál es la supuesta conexión entre los disidentes y las comunidades venezolanas?

Los guerrilleros alegan que es ideológica, ya que se siguen refiriendo a la población venezolana como chavistas y bolivarianos, “como fuerzas revolucionarias, nos hemos puesto siempre del lado de la digna lucha bolivariana en contra de las incesantes agresiones imperialistas, por ende, somos y seremos los primeros en disponer de nuestra fuerza, en favor de la defensa de la soberanía del pueblo venezolano ante dichas agresiones al territorio hermano “. Sin duda alguna esto es un golpe bajo para Nicolás Maduro, que contaba con las guerrillas colombianas y su actividad ilícita para poder generar ingresos a través del crimen organizado, en las próximas semanas veremos como va evolucionando la situación, si esto representa un precedente que marca las relaciones ahora en adelante entre Maduro y las FARC o es un enfrentamiento aislado, y continúan cooperando para el mantenimiento de una de las redes criminales más grandes de Latinoamérica. 

Coordinador América Latina: José Antonio Sierra.
 

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato