Confirman la existencia de dos estancias ocultas en la tumba de Tutankamón

Natalia González Velázquez

Pie de foto: Egipto confía en desvelar este año el misterio de la tumba de Tutankamón

Los primeros exámenes a los que el egiptólogo Nicholas Reeves ha sometido el diminuto enterramiento del faraón niño disparan las esperanzas de hallar la tumba de Nefertiti y confirmar una teoría que revoluciona desde hace semanas la arqueología egipcia.

Según el ministro de Antigüedades egipcio, Mamduh el Damati, durante la primera jornada de la visita de Reeves se han detectado marcas y arañazos en ambos muros similares a los que fueron hallados en la puerta de entrada a la tumba de Tutankamón cuando fue descubierta por Howard Carter en 1922. Esto indica que los muros oeste y norte de la tumba podrían ocultar dos cámaras funerarias, ha confirmado el Damati.

Reeves ha aterrizado en la tierra de los faraones para auscultar la tumba y probar su teoría. Además, las autoridades egipcias han aprobado el uso de un radar, procedente de Japón, para verificar la hipótesis del reconocido egiptólogo. “Mi hipótesis es que nos encontramos con una tumba dentro de una tumba”, ha manifestado Reeves.

El enterramiento de Tutankamón se habría realizado en la parte exterior de una sepultura que ya existía y que se habría adaptado para tal fin. “De ser así, habría un segundo enterramiento en los lugares más recónditos de la tumba”, ha apuntado el egiptólogo. La inquilina de ese segundo enterramiento sería Nefertiti, aunque habrá que esperar a los resultados del radar para confirmarlo. Según el ministro, serán desvelados el próximo 4 de noviembre coincidiendo con el aniversario del hallazgo de la tumba de Tutankamón.

Los primeros datos han llenado de esperanza al artífice de la teoría, que desde que publicara sus cábalas ha tenido que enfrentarse a una multitud de escépticos. “Después del primer examen de las paredes no podemos hacer nada más hasta que recibamos el visto bueno sobre el radar para confirmar los hallazgos”, ha comentado el experto desde Luxor.

En los próximos días, Reeves, acompañado por el ministro y un equipo científico, visitará tres tumbas pertenecientes a nobles de la época de Tutankamón, con el propósito de examinar sus características y compararlas con las del monarca.

Hasta ahora, las autoridades locales, habían apostado por la posibilidad de que la reina cuyo busto fijó nuestro canon de belleza faraónica, se hallara enterrada en Tell el Amarna, la ciudad que se encuentra a mitad de camino entre Tebas y Menfis.

“Estoy entusiasmado con este trabajo y muy seguro de que algo se va a hallar detrás de estos controvertidos muros”, ha confirmado el ministro, que mantiene intactas sus dudas sobre la identidad del inquilino de las estancias ocultas. De hecho, el Damati se decanta por otra teoría: las cámaras que han permanecido hasta ahora alejadas de la luz pública, albergarían el descanso eterno de la reina Kiya, segunda esposa de Ajenatón y madre de Tutankamón.

A su juicio, su hijo llegó al trono cuando su madrastra Nefertiti ya había fallecido, y sería su progenitora la que le acompañaría en su regreso al politeísmo. Tras la repentina muerte del faraón, los sacerdotes optarían por enterrarlo en la tumba preparada para Kiya antes de que expiraran los 70 días de rigor.

No obstante, Reeves se aferra a su conjetura, “ciertos rasgos estilísticos en la decoración de la pared norte, que dataría del enterramiento original y sería anterior a las pinturas del resto de muros, son una reminiscencia de Nefertiti” ha asegurado el egiptólogo. En los últimos meses ha buscado pruebas rastreando las fotografías en alta resolución tomadas por la organización Factum Arte que sirvieron para elaborar en su taller madrileño la réplica exacta de la tumba de Tutankamón.

A partir de las huellas  localizadas en los muros, esbozó incluso un mapa con las zonas que habrían permanecido ocultas desde que Carter descubriera la sepultura. En principio, habría dos nuevas estancias: una cámara lateral debajo de la pared oeste de la cámara funeraria y una prolongación de la tumba más allá del muro norte.

En el primer caso, la puerta conduciría a un almacén contemporáneo, mientras que en el segundo, el pasaje llevaría hasta la buscada cámara funeraria de Nefertiti. “Estoy bastante confiado en que un hallazgo muy importante tendrá lugar pronto en la tumba de Tutankamón”, ha reconocido Reeves.

Más en Sociedad
PHOTO/PIXABAY
Robert Beaglehole y Ruth Bonita, dos exdirectivos de la Organización Mundial de la Salud, han criticado la postura de la organización respecto a los cigarrillos electrónicos. Para luchar contra el tabaquismo, piden a la organización que apoye iniciativas encaminadas a dar prioridad a métodos alternativos de suministro de nicotina

e-cigarrillos: 2 exdirectivos critican la postura de la OMS