Las energías renovables, una gran apuesta de futuro para África

Marruecosnegocios.com/Atalayar

Pie de foto:Las posibilidades de las energías renovables en África

Cabo Verde es un archipiélago bañado por el sol y el viento. Más  de 300 días al año son soleados y el viento no para de soplar. Es por ello que esta pequeña nación insular de poco más de  500 000 habitantes quiere ser el primer país en funcionar con 100 % de energías renovables en 2020 y convertirse así  en un referente internacional para el sector.

Su posición geográfica y su aislamiento, explican el exorbitante coste de la electricidad, que es generada  a partir de un diesel  importado y que debe ser transportado  a cada una de las nueve islas habitadas del archipiélago. En consecuencia, los caboverdianos pagan en la actualidad  35 céntimos de euro por kWh, tres veces más que los europeos, mientras que el salario mínimo es de 100 euros al mes.

Según el gobierno casi el 30% de los consumidores se conectan Ilegalmente  a la red de la empresa nacional Electra. “La apuesta de funcionar con el 100% de energías renovables está pensada principalmente para reducir los costes mediante el uso de lo que tenemos en abundancia: el viento y el sol”, apunta Anildo Costa, el nuevo director general de Energía.

En pocos años, la proporción de electricidad a partir de energías renovables ha aumentado hasta el 25%. Para llegar al 100% serán necesarias  inversiones que alcanzarán los millones de euros, mientras que el PIB es de apenas 1,7 mil millones de euros, y la deuda pública supera el 12% del PIB. Por ello el gobierno cuenta con los actores privados como los principales inversores. Asimismo  se va publicar una hoja de ruta con las previsiones de consumo y las tecnologías que serán prioritarias, en especial las baterías que almacenan la energía fluctuante del viento.

En teoría el mercado de la producción y comercialización de energía renovable se abrirá a la competencia a partir del próximo año. La gran pregunta es: ¿tendrán los inversores interés en un mercado tan pequeño? Anildo Costa quiere creer que sí: “Hemos recibido muchas ofertas, principalmente en el sector fotovoltaico, pero también en el sector eólico. Para muchos inversores, es una puerta de entrada al gran mercado de África Occidental”, argumenta.

Sin embargo, este entusiasmo no se extiende por todo el país. Los críticos apuntan al hecho de que los precios de la energía aún no han disminuido, pese a la llegada de la energía eólica. Los empresarios critican la falta de asistencia al sector de la auto-producción, afirman que aun no tienen derecho a la exención de los aranceles del material para las energías renovables. El ministerio reconoce este problema y promete  un nuevo reglamento para el próximo año, que incluirá la posibilidad para los mini-productores de vender su excedente de electricidad.

Pero más allá de las cifras, Cabo Verde ya se ha erigido como referente en la región. En 2010, se instaló en Praia, la capital de Cabo Verde,  la sede de ECREEE, el  Centro de Energías Renovables y Eficiencia Energética. Lo que ha dado lugar a que el gobierno haya  podido crear la “marca Cabo Verde”. Además en abril de 2015  abrió sus puertas el Centro de Energías Renovables y Mantenimiento Industrial (CERMI) en un edificio de alta calidad medioambiental, financiado por la ayuda al desarrollo de Luxemburgo. El CERMI aspira a ser el centro de referencia para la formación y el asesoramiento empresarial para toda África Occidental, los países de habla portuguesa y los pequeños países insulares.

Así como Cabo Verde ha visto las posibilidades que les brinda su clima soleado y ventoso.

Marruecos, Túnez, Jordania y Egipto son también países con grandes posibilidades en el sector de las renovables. Las instituciones internacionales confían en el desarrollo de las engerías renovables en estos países al sur del Mediterráneo. Por lo que han consignado un crédito de 250 millones de dólares en un nuevo programa de financiación del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD)  para desarrollar energías renovables en  estos cuatro países.

La iniciativa apoyará el proyecto de instalar 450 megavatios en los países Semed (Sur-Este del Mediterráneo) en los próximos cuatro años.

Entre los países del sur, Marruecos es un alumno aventajado por su ambicioso programa de desarrollo de las energías renovables. El país magrebí quiere instalar 2.000 MW en 2020 y va camino de convertirse en el referente indiscutible en la región.

Así, el programa de financiación del BERD apoyará un primer proyecto bajo el nuevo programa en Marruecos, el parque eólico Khalladi, de 120 MW en Tánger.

Más en Sociedad
PHOTO/PIXABAY
Robert Beaglehole y Ruth Bonita, dos exdirectivos de la Organización Mundial de la Salud, han criticado la postura de la organización respecto a los cigarrillos electrónicos. Para luchar contra el tabaquismo, piden a la organización que apoye iniciativas encaminadas a dar prioridad a métodos alternativos de suministro de nicotina

e-cigarrillos: 2 exdirectivos critican la postura de la OMS