La FAO premia a Marruecos por sus “progresos notables” en la lucha contra el hambre y la desnutrición

 -  

Por Dunia Gattiui


Foto: La FAO gratifica a Marruecos por los avances en la lucha contra el hambre.
La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) otorgó el  lunes de esta semana  a Marruecos un premio que valora sus “progresos notables” en materia de lucha contra el hambre.


El Premio fue entregado al ministro de Agricultura y Pesca Marítima, Aziz Akhannuch, durante una ceremonia celebrada en la sede de la FAO, en Roma, y oficiada por el director general de esta organización de la ONU, José Graziano da Silva. Además de Marruecos, los otros dos países premiados por la FAO fueron China y Chile. Los tres países han experimentado un desarrollo económico notable en los últimos años y la pobreza, aunque sigue siendo un grave problema, ha disminuido. China es la principal potencia emergente del mundo. Chile es un dragón económico y un ejemplo democrático en América Latina y Marruecos hace parte del grupo de países más desarrollados de África. Chile, que ya había logrado su meta del ODM-1, recibió el diploma por alcanzar los objetivos de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación (CMA) de 1996. La meta del ODM-1 exige a los países reducir a la mitad la proporción de personas que padecen hambre en la población antes de finales de 2015 en comparación con el nivel de 1990. “Hace un año celebramos los primeros 38 países que habían logrado la meta del ODM, tres años antes de la fecha límite de 2015. 18 de ellos también habían alcanzado el objetivo de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación. Ahora nos reunimos para reconocer a otros tres países por sus esfuerzos”, declaró Graziano da Silva.


Objetivo mundial
El director General de la FAO hizo hincapié en que el objetivo mundial sigue siendo la erradicación total del hambre y la subalimentación. En este sentido, recalcó: “Incluso hoy en día,  en un mundo de abundancia de alimentos, más de 840 millones de personas están todavía subalimentadas. Garantizar la seguridad alimentaria y ayudar a las personas a salir de la pobreza extrema son los primeros pasos para construir el futuro inclusivo que queremos, en el que nadie es dejado atrás”. Da Silva elogió también a 16 países por haber logrado mantener sus tasas de hambre por debajo del 5%: Argentina, Barbados, Dominica, Brunei Darussalam, Egipto, Irán,  Kazajstán, Líbano, Malasia , México, Corea del Sur, Arabia Saudí, Sudáfrica, Túnez, Turquía y Emiratos Árabes Unidos.