El gigante de la industria química pretende incrementar su capacidad de producción de fertilizantes, comprometiéndose al mismo tiempo con la neutralidad de carbono antes de 2040

El grupo marroquí OCP se perfila como un líder mundial en fosfatos

REUTERS/YOUSSEF BOUDLAL - Mina de fosfato en la fábrica de Boucraa de la Compañía Nacional de Fosfatos de Marruecos (OCP) situada en las provincias del sur, a 100 km al suroeste de la ciudad de El Aaiún
photo_camera REUTERS/YOUSSEF BOUDLAL - Mina de fosfato en la fábrica de Boucraa de la Compañía Nacional de Fosfatos de Marruecos (OCP) situada en las provincias del sur, a 100 km al suroeste de la ciudad de El Aaiún

El grupo marroquí OCP busca consolidarse como líder mundial en fosfatos. Con este objetivo, el gigante de la industria química ha lanzado un programa de inversiones de 130 mil millones de DH para el período 2023- 2027, según informa Le Matin

El fin de esta iniciativa es incrementar la capacidad de producción de fertilizantes, comprometiéndose al mismo tiempo con la neutralidad de carbono antes de 2040. En este sentido, y para lograr esta meta, OCP aprovechará los recursos energéticos renovables del Reino y sus avances en este campo durante los últimos años.

Por su parte, el grupo marroquí también está invirtiendo en investigación e innovación para diversificar sus productos y servicios y explorar nuevas oportunidades, particularmente en el mercado de las baterías eléctricas aprovechando la gran demanda global.

En su nuevo programa de desarrollo estratégico 2023-2027, el grupo OCP se centra en aumentar sus capacidades de producción de fertilizantes para afrontar los desafíos de la seguridad alimentaria mundial y alcanzar al mismo tiempo la neutralidad de carbono de cara a 2040, gracias a importantes inversiones en fertilizantes verdes innovadores y energías renovables.

El Plan de Inversión Verde, que refleja el compromiso de la empresa marroquí con la sostenibilidad, supondrá una contribución global de 13 mil millones de dólares entre 2023 y 2027. El objetivo específico de esta estrategia es aumentar la capacidad de producción de fertilizantes de los 12 millones de toneladas actuales a 20 millones en 2027.

Además, otra clave de la estrategia de OCP es la expansión de las capacidades mineras que incluirá la apertura de una nueva mina ubicada en Meskala, en la región de Essaouira, así como el establecimiento de un nuevo complejo de fertilizantes en Mzinda. Esta unidad de producción procesará rocas de las minas de Benguérir y Youssoufia, así como de la nueva mina de Meskala.

Para lograr sus nuevas ambiciones, el grupo pretende implementar varias operaciones estratégicas, lo que supone, en primer lugar, mejorar la eficiencia y aumentar la capacidad industrial.

Debido al crecimiento de la demanda mundial de fertilizantes y la posición competitiva del grupo, OCP ha participado, desde 2008, en un importante programa de inversiones destinado a anticiparse al crecimiento de la demanda futura y fortalecer su posición de liderazgo en todo el mundo.

La primera fase del programa de inversión se centra en fortalecer las capacidades de producción, con el objetivo de duplicar las capacidades mineras y triplicar las capacidades de procesamiento químico. El gigante de la industria química y del fosfato ha realizado importantes inversiones destinadas a transformar la cadena logística, así como a aumentar su eficiencia operativa y ambiental.

En la segunda fase, OCP planea aumentar la producción de roca a 26 millones de toneladas para 2030 gracias al desarrollo de nuevas minas y la expansión de las existentes.

Por otro lado, la compañía también está aumentando sus capacidades de producción de fertilizantes y ácido fosfórico en sus distintas sedes. En concreto, de aquí a 2027, el gigante industrial prevé aumentar su capacidad de producción de fertilizantes en 8 millones de toneladas gracias a la incorporación de 3 unidades de granulación de un millón de toneladas cada una en Jorf Lasfar y al desarrollo de un nuevo complejo químico en Mzinda con una capacidad de 4,2 millones de toneladas. También está prevista la construcción de un nuevo complejo químico en El Aaiún con una capacidad de 1 millón de toneladas hasta 2025.

Además de Marruecos, la empresa tiene la intención de continuar su desarrollo en África, continente que se espera experimente un mayor crecimiento del mundo en términos de demanda de fertilizantes en los próximos años según la Asociación Internacional de la Industria de Fertilizantes (IFA). De hecho, el grupo OCP continuará aumentando sus ventas en el continente e incluso se ha comprometido a invertir en nuevas capacidades en África, por ejemplo en Etiopía, Nigeria, Ghana y Ruanda.

OCP asegura su liderazgo en costes

Otro punto fuerte del grupo OCP es que es uno de los actores con menores costes de producción en la industria del fosfato. Como parte de su estrategia, OCP afirma estar comprometido activamente en mejorar continuamente la eficiencia operativa y reducir el coste de sus operaciones -particularmente en sus actividades de minería y transporte- mediante la adopción de nuevos procesos, procedimientos y tecnologías. 

Por ejemplo, el uso del mineroducto en lugar del tren para el transporte de roca permite reducir significativamente los costes logísticos del grupo. También, gracias a asociaciones estratégicas, fortalece su posición en la cadena de valor. 

PHOTO/FILE - La empresa OCP en Marruecos

En 2018, OCP estableció una alianza estratégica con Fertinagro Biotech, SL., una empresa española especializada en la comercialización de soluciones innovadoras en nutrición vegetal. Esta asociación ayuda a la empresa a avanzar en su objetivo estratégico de crear soluciones de fertilización innovadoras, adaptadas a diferentes suelos y cultivos, así como satisfacer las necesidades de los agricultores de todo el mundo.

Asimismo, el grupo ha abierto oficinas y filiales en varios puntos del mundo como China, Etiopía, Kenia, Singapur, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Brasil, India y Argentina. Estas entidades refuerzan así la posición de la firma en el campo de los productos fertilizantes a nivel mundial y su presencia en mercados clave.

OCP explora nuevas opciones como el fosfoyeso

Además, el grupo OCP se compromete a explotar de forma sostenible todas las posibilidades subyacentes a sus recursos y capacidades. Para ello, la empresa pretende centrarse en mejorar la forma de explotar sus reservas, sus capacidades y su capital humano, así como en el desarrollo de nuevas actividades y nuevos servicios que impliquen una experiencia basada en la tecnología, ingeniería, consultoría y análisis, así como mantenimiento y maquinaria.

Actualmente, OCP estudia opciones innovadoras para la valorización del fosfoyeso como aplicaciones para agricultura y materiales de construcción. Por tanto, estas posibilidades de monetización ofrecen al grupo la oportunidad de diversificarse y gestionar de forma sostenible sus residuos.

Compromiso con el medio ambiente

El grupo también afirma estar decididamente comprometido con la explotación sostenible con el fin de proteger la seguridad alimentaria y la resiliencia de la agricultura global. 

“Debido a su actividad inherentemente sostenible, el grupo OCP siempre ha colocado la sostenibilidad en el centro de su estrategia y de sus proyectos de desarrollo”, señala la empresa.

Este compromiso se reflejó en el primer programa de inversiones llevado a cabo de 2012 a 2021, marcado por la gestión proactiva del impacto ambiental y el apoyo brindado al tejido industrial local, así como a las comunidades vecinas.

Además de comprometerse a alcanzar la neutralidad de carbono en 2040, el grupo renueva su ambición de autosuficiencia hídrica en 2024 y también se compromete a garantizar que el 100% de sus necesidades eléctricas provengan de fuentes renovables o limpias en 2027.

PHOTO/FILE - Energía eólica en Marruecos

En particular, la empresa pretende producir 5 GW de energía limpia (eólica y solar) de aquí a 2027. Esta capacidad de energía renovable también se utilizará para la producción de amoníaco verde. En este sentido, el grupo pretende alcanzar una producción de 1 millón de toneladas de amoníaco verde en 2027 y 3 millones de toneladas en 2032.

En el marco del Programa de Inversión Verde, el grupo también obtuvo un préstamo de 100 millones de euros del IFC para financiar los proyectos solares del grupo y construir cuatro plantas de energía solar fotovoltaica para alimentar las instalaciones del grupo en Marruecos. 

Las instalaciones, con una capacidad total de 202 megavatios, se construirán cerca de las localidades mineras de Benguérir, en la región de Rehamna, y de Khouribga, a 120 kilómetros al sureste de la capital económica, Casablanca. 

En relación con la sostenbilidad y la protección del medio ambiente, el grupo pretende perseguir el objetivo de ser un importante proveedor mundial de soluciones para la fertilidad del suelo.

Para lograr esto, OCP pretende desarrollar una serie de productos y servicios personalizados que proporcionen valor añadido a los agricultores respondiendo a las nuevas tendencias y nuevos desafíos que enfrenta la industria agrícola, como el desarrollo de tecnologías digitales o la conciencia ambiental. 

De hecho, el grupo implementó por primera vez su enfoque en África, desarrollando productos personalizados, ofreciendo servicios y herramientas digitales para apoyar mejor la agricultura en la región. El fuerte crecimiento en el continente afirma la ambición del grupo de ser un socio de la agricultura y del desarrollo africano a través de su filial OCP Africa. 

Asimismo, desde 2018, OCP ha lanzado la iniciativa de desarrollo agrícola “Al Moutmir”, una oferta multiservicio que incluye soluciones innovadoras y personalizadas para apoyar a los agricultores.

Más en Economía y Empresas