El Gobierno marroquí tiene previsto importar 2,5 millones de toneladas de trigo para compensar la producción local afectada por la sequía

Marruecos amplía la importación de trigo hasta abril de 2024

PHOTO/FILE - Cosecha de cereales
photo_camera PHOTO/FILE - Cosecha de cereales

La Oficina Nacional Profesional de Cereales de Marruecos ha anunciado que el Gobierno importará hasta 2,5 millones de toneladas de trigo durante el primer tercio del próximo año con el fin de compensar la producción local afectada por la sequía.

“El plan de importación de enero a abril de 2024 fue aprobado por los Ministerios de Finanzas y Agricultura, y los detalles del apoyo se publicarán por separado”, señaló el organismo en un comunicado. 

Después de que la sequía provocara la disminución de la cosecha local de trigo por segundo año, el Gobierno marroquí lanzó un programa de importaciones para la temporada 2023-2024 que alcanzó los 2,5 millones de toneladas entre el pasado julio y septiembre. A esta fase le sigue una segunda ronda de octubre a diciembre de este año, permitiendo la importación de hasta dos millones de toneladas.

Desde Rabat han decidido ahora extender este programa y mantener las importaciones de trigo, independientemente de su origen, después de que la cosecha local se viese afectada por la sequía y aumentasen los precios internacionales.

En este sentido, tal y como señala Reuters, la Unión Europea se ha convertido en el principal exportador del Reino tras la caída de los precios y la disminución de la competencia rusa. "La temporada de invierno dificultará los envíos rusos y, por lo tanto, la extensión del programa de apoyo marroquí puede ser una buena noticia para la Unión Europea en lo que respecta a las ventas”, señala un comerciante europeo del sector a la agencia de noticias. 

Una cosechadora carga grano en un camión durante una cosecha de trigo (AFP/ SERGEI SUPINSKY)
AFP/ SERGEI SUPINSKY - Una cosechadora carga grano en un camión durante una cosecha de trigo

La extensión de las importaciones marroquíes pueden beneficiar a varios países europeos como Francia, después de que se aplazara varios envíos de trigo galo a China.

Por otro lado, además de perder una importante cuota de mercado en Argelia -que compra trigo ruso- Bruselas también enfrenta una nuevo desafío con la competencia de Moscú en Marruecos, país que ha modificado su sistema de importación para facilitar las importaciones desde los países del mar Negro.

De acuerdo con datos de London Stock Exchange Group, en lo que va de temporada, Rusia ha enviado a Marruecos unas 140.000 toneladas de trigo. Esto se compara con los 1,8 millones de toneladas de trigo que la Unión Europea ha enviado al Reino desde el pasado mes de julio, según cifras europeas. 

marruecos-sequia-agua-cambio-climatico-lluvia-escasez
PHOTO/FILE - Sequía en Marruecos

A finales de verano, el sector del trigo en Marruecos señaló que aumentaría sus importaciones de trigo a alrededor de 2,5 millones de toneladas hasta septiembre, pero también se necesitarían otros 2,5 millones de toneladas hasta finales de junio de 2024. 

Además de garantizar la suficiencia de cereales locales en el país, las autoridades marroquíes están enfocadas en adaptar la zona al cambio climático para proteger la producción local. 

Eel Ministerio de Agricultura redujo las expectativas de producción para la actual campaña agrícola a 20 millones de quintales (dos millones de toneladas) debido a las débiles precipitaciones en comparación con la campaña pasada, por lo que Marruecos se verá obligado a inyectar un presupuesto adicional para cubrir la escasez.

marruecos-sequia
PHOTO/FILE - El Ministerio de Agricultura redujo las expectativas de producción para la actual campaña agrícola a 20 millones de quintales (dos millones de toneladas) debido a las débiles precipitaciones

En sus evaluaciones, el Ministerio esperaba que la cosecha de cereales para el año actual alcanzase alrededor de 5,51 millones de toneladas, un aumento del 62% respecto al año pasado.

Pero esta cifra sitúa al país lejos del objetivo de aumentar la cosecha a 7,5 millones de toneladas, como se suponía en el presupuesto de este año.

La producción de la última campaña agrícola disminuyó ya que la cosecha total de los principales cereales del país alcanzó alrededor de 3,4 millones de toneladas, una cifra débil debido a la falta de lluvias.

Más en Economía y Empresas