El comandante Chafik Chengriha está cada vez más de actualidad. Aunque no tiene vínculos orgánicos con los servicios secretos argelinos, no ha dejado de verse implicado en operaciones montadas por éstos contra opositores argelinos en Francia. Esto acabó llamando la atención de los servicios de contraespionaje franceses

El hijo del jefe del Estado Mayor del Ejército de Argelia en el punto de mira del contraespionaje francés

El general argelino Said Chengriha - AP/FATEH GUIDOUM
photo_camera El general argelino Said Chengriha - AP/FATEH GUIDOUM

Según fuentes fiables, el comandante Chafik Chengriha, hijo del general Saïd Chengriha, está en el punto de mira de la Dirección General de Seguridad Interior francesa por su implicación en un complot terrorista.

  1. Implicación en lo que se considera una acción terrorista

Enviado a Francia en 2020, después de que su padre se convirtiera en jefe del Estado Mayor del Ejército argelino, para cursar estudios de posgrado en una universidad de Lyon, el comandante Chafik Chengriha prolongó su estancia un año más matriculándose en una universidad de París. Una vez terminados sus estudios, se negó a regresar a Argelia, donde le resultaba difícil vivir plenamente su vida homosexual.

Discretamente, se incorporó a la oficina militar de la Embajada argelina en París. Siguiendo los pasos de su padre, empezó a inmiscuirse en asuntos que no le correspondían en absoluto. Aprovechando su condición de hijo de... empezó por satisfacer su curiosidad por el mundo de la inteligencia. Los agentes de la DGDSE que trabajaban en la Embajada no le negaron nada y le permitieron enterarse de todo sobre sus actividades.  

Le presentaron a sus agentes exteriores y le hablaron de las operaciones que planeaban contra los opositores argelinos instalados en Francia. Impulsado por un espíritu de venganza contra algunos de estos personajes, muy críticos con su padre, se implicó sin reservas en las operaciones dirigidas contra ellos. Del mismo modo que prevé operaciones de ajuste de cuentas contra personas sin etiqueta política.

Así es como llegó a verse implicado en un plan para eliminar físicamente a un joven empresario que, sin saberlo, había hecho sombra a empresas que le garantizaban un importante porcentaje de sus beneficios a cambio de sus intervenciones en su favor. Pero también por haber frustrado sin saberlo los diabólicos planes de la DGDSE argelina en Francia. Bien mirado, el objetivo no responde al perfil de un opositor político y nunca ha mostrado hostilidad alguna hacia el régimen argelino.

Chafik y Said Chengriha
Chafik y Said Chengriha

Implicación en lo que se considera una acción terrorista

De este modo, el comandante Chafik Chengriha se ha expuesto gratuitamente a los focos del contraespionaje francés, que dispone de pruebas suficientes de su implicación en lo que se considera una acción terrorista. Se trata de un escándalo más para la Dirección General de Seguridad Exterior de Argelia, que ha dado muestras de un asombroso grado de amateurismo al implicar en sus operaciones a aficionados parlanchines y fanfarrones como el comandante Chafik Chengriha, Lotfi Nezzar, hijo del general Khaled Nezzar, un tal Mohamed Aït-Aftis o Kaci Ghiles y la “rata de Londres”. Es cierto que el jefe de esta estructura, el general de división Djebbar Mehenna, nombrado para el cargo en septiembre de 2022, no conoce el mundo de la inteligencia exterior. Ha pasado la mayor parte de su carrera en la seguridad interior y en la seguridad del Ejército.

Tras pasar por la cárcel por “enriquecimiento ilícito, incluido el proxenetismo” en octubre de 2019 (ver vídeo en la televisión pública argelina), y tras ser condenado a 8 años de prisión, de los que solo cumplió 11 meses entre octubre de 2019 y julio de 2020, a Djebbar Mehenna se le confió la onerosa misión del contraespionaje exterior. Una misión que transformó en una caza de adversarios. Una caza sin un solo éxito. Más bien contratiempos.

Más en Política