Hay que evitar refrescos y bollería principalmente

Las claves de la dieta de la selección española en el Mundial

photo_camera dieta-mundial-seleccion-española

Hace poco, Luis Enrique daba alguna pista en Twitch sobre sus hábitos alimenticios y los que trata de inculcar a los jugadores de la selección para mantener su óptimo estado de forma. Además de sorprendernos comentando que no le gusta el queso –algo sorprendente, según él, considerando que es asturiano–, nos dejó algunas pistas sobre la dieta que siguen los jugadores del combinado nacional para prevenir lesiones y mejorar su estado físico.

A continuación, hemos reunido algunas de las principales claves de esta dieta de élite, que no requiere de ingredientes demasiado particulares. Si tienes interés en seguir una dieta similar para mantenerte en forma, puedes consultar sus precios en los próximos folletos Aldi y comprobar que, efectivamente, está al alcance de cualquier bolsillo.

1. Nada de refrescos

Los refrescos de cola son uno de los grandes enemigos de los nutricionistas en todo el mundo. Debido a su elevado contenido en azúcares, este tipo de refrescos son realmente nocivos para los deportistas de élite, y pueden debilitar las fibras musculares hasta hacerlas propensas a sufrir lesiones. Por eso, una de las primeras normas nutricionales de los especialistas pasa por eliminar completamente este tipo de refrescos de la dieta de los deportistas.

Cabe destacar que los refrescos sin azúcar como la Coca-Cola Zero o la Pepsi Zero también están desaconsejados. Pese a no tener azúcar, el edulcorante con el que la reemplazan tiene un sabor todavía más dulce, lo que dispara la producción de insulina para poder procesar una supuesta azúcar que, en realidad, no está presente en el cuerpo. Este exceso de insulina se lleva el poco azúcar que tengamos en el organismo y puede provocar una bajada de glucosa.

2. El alcohol, solo ligero y muy puntualmente

A ningún entrenador le gusta que sus jugadores estén tomando alcohol, pero los deportistas de élite no dejan de ser personas jóvenes que necesitan distraerse de vez en cuando, sobre todo considerando la enorme presión a la que están sometidos. Por eso Luis Enrique les permite utilizar el móvil como prefieran durante su tiempo libre –no así en los entrenamientos o las comidas–, y considera que de vez en cuando se pueden tomar alguna cerveza.

Aunque las bebidas alcohólicas de mayor gradación están desaconsejadas, la cerveza tiene propiedades nutricionales y un nivel de alcohol muy bajo, de manera que puede ser una bebida aceptable de forma ocasional. Pese a esto, el alto nivel calórico del alcohol y sus efectos perniciosos en el organismo hacen que sea más recomendable optar por la cerveza sin alcohol para no perder la forma.

3. Nada de bollería

Lo que sí está totalmente prohibido en la inmensa mayoría de las comidas de los deportistas de élite es la bollería. Aunque puede resultar muy apetitoso desayunar con un croissant untado con mermelada o una napolitana de chocolate, está claro que este no es el tipo de dieta ideal para un deportista de primera línea mundial.

El alto contenido en grasas y azúcares de este tipo de productos hace que sea para los desayunos y las meriendas. Por eso en la selección española se dejan de lado por completo y se reemplazan por frutas frescas que proporcionan vitaminas y minerales saludables a los jugadores, con un contenido en grasas muy reducido.

4. Verduras o legumbres en todas las comidas

Con independencia de si se come algo de pollo o carne a la plancha o si se opta por pescado, las verduras deben acompañar todos los platos que comamos. No solo se trata del excelente aporte en forma de minerales que nos ofrecen las verduras, sino también de sus propiedades para ayudarnos a procesar mejor las proteínas de lo que sea que comamos junto a ellas.

Las verduras además tienen un contenido en grasas muy reducido, y en cambio nos aportan muchísima fibra que nos sirve para reforzar nuestros músculos. Además, en el caso del brócoli o los garbanzos, su alto contenido en calcio también es útil para que tengamos unos huesos fuertes y saludables, lo que resulta esencial a la hora de jugar al fútbol.

5. Más carbohidratos antes de los entrenamientos y los partidos

Conviene recordar que los futbolistas de la selección española no son profesores de yoga. Durante los entrenamientos y los partidos se consumen muchísimas calorías, así que es necesario ingerir los suficientes carbohidratos antes de entrenar y de jugar. Y, por supuesto, los nutricionistas de la selección tienen esto muy en cuenta.

Una de las mejores fuentes de carbohidratos es la pasta, que puede cocinarse de manera más o menos ligera y constituir una de las bases más importantes de la dieta de los deportistas. Por eso es fundamental que los espaguetis o los tortellini estén presentes con frecuencia, sobre todo unas horas antes de los entrenamientos más exigentes o de los partidos del Mundial. ¡Pero recuerda que las propiedades calóricas de la pasta solo deben ser un complemento para las excelentes propiedades nutricionales de las verduras, los cereales y las frutas!

Más en Sociedad