Blanca Palacián de Inza/ IEEE

Este terrible fenómeno, lejos de estar paliándose, extiende sus efectos a lugares y tiempos lejanos.

El hambre provocada deliberadamente como arma de guerra