Juan Carlos Tomasi presentó en Casa Árabe el libro con las mejores fotografías que recogen los grandes dramas humanos del último medio siglo

“La memoria del olvido”, cincuenta años de Médicos Sin Fronteras

medicos sin fronteras

“Ninguna fotografía por sí sola puede cambiar el miedo, la desesperanza o la pobreza en el mundo. Pero la acción de las organizaciones humanitarias como Médicos Sin Fronteras, acompañada de fotografías, campañas y publicaciones en grandes medios, puede conseguir ese cambio”. Son palabras del brasileño Sebastiao Salgado, uno de los grandes exponentes del fotoperiodismo, al que supo elevar a la categoría de arte, y uno de los grandes modelos en los que se ha inspirado el barcelonés Juan Carlos Tomasi para realizar y compilar en un libro, “La memoria del olvido” los primeros cincuenta años de historia de Médicos sin Fronteras, organización no gubernamental pionera en el acuciante y cada vez más necesario trabajo humanitario.

medicos sin fronteras

El libro, que fue presentado en Casa Árabe por el propio autor, junto con la expresidente de MSF, Paula Farías, y el editor Leopoldo Blume, está dedicado a las víctimas más recientes de la organización: María Hernández Matas, Yohannes Halefom Reda y Tedros Gebremariam Gebremichael, los tres asesinados en Etiopía en junio de 2021 cuando prestaban su valiosa ayuda a la población de Tigray, en la sangrienta guerra civil que esta región libra contra el poder central de Addis Abeba.

Más de 150  fotografías, tomadas durante los últimos 25 años, componen este relato gráfico, que habla de humanidad, dignidad, perseverancia, empatía, pasión por retratar la luz detrás de la oscuridad, y vehemencia por el alivio del sufrimiento ajeno.medicos sin fronteras

Además del citado Salgado, el libro incluye una escogida selección de textos de Laura Restrepo, Mar Padilla, Ricardo García Vilanova, Ramón Lobo, Anna Surinyach, Javier Sancho, Lola Hierro, Sergio Ramírez y Mario Vargas Llosa. Todos ellos dan testimonio personal de su relación con MSF, y el Premio Nobel hispano-peruano reconoce que jamás hubiera podido visitar y recorrer el Congo sin la cooperación de los trabajadores de MSF, y ejecutar por lo tanto el inmenso trabajo de campo para una de sus grandes novelas, “El sueño del celta”. Es la que trata de la tragedia de los congoleses bajo la administración de Leopoldo II, al que las potencias occidentales regalaron ese territorio, dieciocho veces más grande que la Bélgica en la que reinaba el monarca, al que Vargas Llosa califica de “primer genocida de la historia”.

El autor de este relato fotográfico, Juan Carlos Tomasi, confiesa que la casualidad de haber hallado su cámara fotográfica, “mi herramienta de trabajo que costaba una fortuna”, tras habérsela dejado en el aparcamiento del Nou Camp, cambió su destino. Y, a partir de entonces, comprobó que su obligación, en una cobertura mediática humanitaria, es “mostrar lo que vemos con la intención de cambiar el curso de ríos de injusticia y sufrimiento”.medicos sin fronteras

Y, antes de despedirse, concluye en que ha “conocido, amado, querido, sentido y llorado a muchas personas en estos años. De eso nacen estas fotografías, con las que intento contar, explicar, sentir muchas vidas y sus historias, intentando ser coherente en el respeto hacia lo humano”.  

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato