Los terroristas del Daesh destruyen el Templo de Baalshamin de Palmira

lainformacion.com

Pie de foto: El Estado Islámico ejecuta a 17 personas en Palmira

Terroristas del Daesh han destruido el Templo de Baalshamin en la antigua ciudad de Palmira, en Siria, uno de los mejor conservados del complejo arqueológico tomado hace ya unas semanas por los yihadistas.  La información ha sido difundida por el máximo responsable de la Dirección General de Antigüedades y Museos de Siria, Maamoun Abdulkarim.

La noticia llega pocos días después de que el grupo informara de que había ejecutado al arqueólogo encargado de la ciudad. El grupo lo decapitó y colgaron su cuerpo de un poste antes de mutilarlo, indicaron el domingo a la AFP uno de sus hijos y el director general de antigüedades para Siria.

"Los habitantes de la ciudad me dijeron que el grupo Daesh había despedazado el cuerpo de mi padre después de tenerlo colgado de un poste durante un día", declaró a la AFP Mohamad, hijo de Jaled al Asaad."Mi padre repetía a menudo 'Moriré de pie, como las palmeras de Palmira'", relató.

Daesh, que ha destruido tesoros arqueológicos en Irak, en mayo conquistó Palmira, conocida como "la perla del desierto" y ha suscitado grandes temores de la UNESCO y la comunidad internacional.

"Daesh (acrónimo en árabe de EI) colocó hoy una gran cantidad de explosivos en el templo de Baalshamin para luego hacerlos estallar. El edificio quedó destruido en gran parte", indicó el domingo a la AFP Maamun Abdulkarim, director de las Antigüedades y Museos de Siria. "La 'cella' (parte cerrada del templo) fue destruida y las columnas a su alrededor se derrumbaron", precisó.

El templo de Baalshamin -el más importante después de Bel, según el Museo del Louvre de París- comenzó a construirse el año 17 y fue embellecido por el emperador romano Adriano el año 130. Baalshamin, dios del cielo fenicio, se asocia a Aglibol (dios de la luna) y a su hermano menor Malkbel (dios del sol).

"Nuestras predicciones más negras lamentablemente se están realizando", deploró Abdulkarim. Los yihadistas "cometieron ejecuciones en el teatro antiguo, en julio destruyeron la famosa estatua del León de Atenea, que se encontraba a la entrada del museo de Palmira, que han convertido en tribunal y prisión. También asesinaron el martes al director de las Antigüedades de la ciudad, Jaled al Asad", continuó.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) confirmó la destrucción de este monumento histórico por Daesh, que considera idólatras las obras preislámicas, sobre todo las estatuas. Después de arrebatar a las fuerzas del régimen sirio el control de Palmira, los terroristas ejecutaron a más de 200 personas en el interior y exterior de la ciudad, 20 de ellas en el teatro antiguo.

La UNESCO había protestado el 3 de julio contra la destrucción de obras de arte de Palmira. "La destrucción de bustos funerarios procedentes de Palmira, en la plaza pública, delante de mucha gente y niños convocados al saqueo de su patrimonio es un espectáculo de un perversidad que deja helado". Denunció la directora general de la UNESCO, Irina Bokova.

Los yihadistas, que controlan grandes porciones de territorios iraquí y sirio, destruyeron en abril en Irak con bulldozers, picos y explosivos el emplazamiento arqueológico de Nimrud, joya del imperio asirio fundada el siglo XIII. También la emprendieron con Hatra -una ciudad del periodo romano de 2.000 años- y con el museo de Mosul, en el norte de Irak

Más de 300 emplazamientos históricos sirios han sido dañados, destruidos o saqueados durante el conflicto, que empezó hace más de cuatro años, según la ONU.

La coalición internacional bombardea 26 objetivos del Daesh

La coalición internacional liderada por Estados Unidos ha lanzado un total de 26 ataques aéreos contra las posiciones del Daesh en Irak y Siria en las últimas 24 horas. En concreto, han sido 17 objetivos en Irak y 9 más en Siria, según han informado las Fuerzas Armadas estadounidenses.

En Irak la coalición ha bombardeado edificios, posiciones de combate, armamento y vehículos principalmente en las regiones de Al Baghdadi, Ar Rutbah, Baiyi, Ramadi, Sinyar, Tuz y Mosul. En Siria la coalición ha destruido posiciones de combate, vehículos, un búnker y una unidad táctica en 17 ataques aéreos en las zonas de Hasakah, Hawl, Raqqa, Ayn Isa y Washiyah.

Se enmarcan en la Operación Resolución Inherente, lanzada para neutralizar al Daesh en Siria e Irak. En los bombardeos sobre Irak han participado, además de Estados Unidos, Australia, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Francia, Jordania, Países Bajos y Reino Unido. En los ataques sobre Siria colaboran Bahréin, Jordania, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, además de Estados Unidos.

Más en Política