Decenas de personas se congregaron ante el Ministerio de Exteriores en Rabat para exigir la actuación del Estado

Las familias de 8.000 universitarios marroquíes en Ucrania piden su repatriación

PHOTO/ARCHIVO - El ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Nasser Bourita

Familiares de los estudiantes universitarios marroquíes en Ucrania, unos 8.000 aunque algunos ya regresaron a su país, se congregaron este viernes frente a la sede del Ministerio de Exteriores en Rabat para pedir que se facilite su repatriación, mientras Marruecos les pide que acudan a las fronteras con Polonia, Hungría, Eslovaquia y Rumanía, donde ha establecido células consulares para darles acogida.

Decenas de madres y padres de los jóvenes firmaron un comunicado en el que explicaron sus demandas e iniciaron una lista de nombres y datos de sus hijos para entregarlos al ministerio, mientras que dos de sus representantes accedieron al departamento para dialogar con las autoridades.

Las familias piden al Gobierno marroquí que proporcione "vuelos suficientes para evacuar a todos estos estudiantes" del país en guerra o, en su defecto, el transporte terrestre hasta los aeropuertos de los países vecinos, según el borrador del comunicado.

La comunidad de estudiantes marroquí está entre las más numerosas de universitarios extranjeros en Ucrania y asciende a unos 8.000 jóvenes que cursan sobre todo estudios de medicina, farmacia e ingeniería civil en ciudades como Kiev, Odesa o Jarkov, según datos de 2020 del Ministerio de Educación ucraniano.

"Tengo a mi hijo en Odesa donde estudia desde hace dos años Ingeniería Civil. Consiguió llegar hasta la frontera con Rumanía pero todavía no les han dejado entrar (...). Pedimos al Estado que intervenga para repatriar a nuestros hijos", dijo a Efe Ali Zaim.

Amina A. pidió "soluciones prácticas y urgentes" como que se proporcionen alimentos y orientaciones de seguridad a los estudiantes bloqueados en las zonas donde hay más tensión.

Alrededor de 3.000 marroquíes residentes en Ucrania, incluidos estudiantes, han regresado ya a Marruecos, país que ha establecido células consulares en los pasos fronterizos con Polonia, Rumanía, Hungría y Eslovaquia para darles acogida. Esta misma mañana, explicaron, un grupo de seis estudiantes llegaron a la frontera con Rumanía, según fuentes diplomáticas.

En la misma línea, la embajada del país magrebí en Kiev emitió hoy una nota en la que afirma haber coordinado con los países vecinos para permitir el acceso "seguro" a sus territorios de los marroquíes que quieren abandonar Ucrania y les pide que se dirijan a los pasos fronterizos con esos países.

El comunicado aconseja a los marroquíes que optaron por quedarse en Ucrania no abandonar sus casas salvo por razones extremas, llevar siempre sus documentos de identidad encima y mantener el contacto de forma continúa con la legación diplomática.

Marruecos emitió una recomendación el pasado 12 de febrero a todos sus nacionales de que abandonaran Ucrania y puso a su disposición cinco vuelos en los que volvieron alrededor de 850 personas.

Varios de los familiares concentrados hoy frente a Exteriores explicaron a Efe que la razón por la cual sus hijos se quedaron en Ucrania pese a las recomendaciones de Marruecos es que las universidades ucranianas les imponían los cursos presenciales y les amenazaban con expulsarlos si dejaban de asistir.

El portavoz del Gobierno marroquí, Mustapha Baitas, aseguró ayer en una rueda de prensa que la embajada de Marruecos en Kiev, donde trabajan 28 diplomáticos, recibió desde el pasado 14 de este mes 794 llamadas de ciudadanos atrapados y que el consulado les está brindando orientaciones. A día de hoy la embajada marroquí continúa abierta.

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato