El Vaticano inauguró el viernes la nunciatura apostólica en el país del Golfo como “signo de cercanía”

La Santa Sede estrena representación diplomática en Emiratos

photo_camera PHOTO/ARCHIVO - El Alto Comité del ‘Documento de Fraternidad Humana’ celebró su primera reunión esta semana

Tres años después de la visita del Papa Francisco a los Emiratos Árabes Unidos, la Santa Sede abrió el viernes su primera representación diplomática en el país del Golfo. De esta forma, Emiratos se suma a otros países del mundo árabe como Irak o Marruecos, donde el Vaticano mantiene las conocidas como nunciaturas apostólicas.

El adjunto de la Secretaría de Estado del Vaticano, monseñor Edgar Peña Parra, fue el encargado de anunciar la apertura durante la misa de inauguración de la nunciatura en el país. Este estreno representa un “signo de cercanía” de la Iglesia a la población, sobre todo a la comunidad católica, que representa al 11% de la sociedad emiratí.

La apertura de la representación papal ha coincidido, además, con el Día Internacional de la Fraternidad Humana proclamado por las Naciones Unidas. Una fecha marcada en el calendario por su importancia simbólica en Emiratos, pues se convirtió en el primer destino de la península Arábiga en recibir al máxima autoridad de la Iglesia católica.

Papa Francisco

Durante la visita del Papa Francisco, que fue recibido por el príncipe heredero de Abu Dabi, Mohammed bin Zayed Al Nahyan, y se reunió entre otros con el Gran Imán de al-Azhar, Ahmed el-Tayyeb, con quien firmó el Documento sobre la Fraternidad Humana por la Paz Mundial y la Convivencia Común. Una carta que sirvió al Papa para abrir nuevas vías de diálogo con el islam, en este caso suní.

Ese mismo día, la Expo 2020 de Dubái albergó el Festival de la Fraternidad Humana, organizado por el Ministerio de Tolerancia y Convivencia en colaboración con el Comité Superior de Fraternidad Humana. Un evento que contó asimismo con la presencia y participación de entidades internacionales y árabes, incluidos representantes de Al-Azhar y el Vaticano, según informa la agencia de noticias emiratí, WAM. 

El festival finalizó con la firma de un Memorándum de Entendimiento (MoU) entre el Ministerio de Tolerancia y Convivencia y el Comité Superior de Fraternidad Humana para reafirmar el compromiso expresado en el documento firmado por el Gran Imán y el Papa. Una rúbrica que contó con la acogida de ambas partes, que reivindicaron el texto e hicieron un llamado “al resto de naciones del mundo”.

Papa Francisco

Este ejemplo sirve comprender por qué la Santa Sede ha dado el paso de abrir una representación diplomática en Emiratos. En los últimos años, el país del Golfo se ha erigido como un modelo regional de convivencia y entendimiento entre las distintas religiones y culturas. A diferencia de alguno de sus vecinos, Abu Dhabi permite la libertad de culto, ya que en el país residen más de un millón de cristianos, la mayoría ciudadanos procedentes de Asia, aunque también cuenta con unas importantes comunidades maronita y copta.

En este sentido, Emiratos ofrece varios templos cristianos, como la Catedral de San José en la capital o la Iglesia de San Francisco en Dubái, uno de los 11 santuarios de la ciudad. Y este respeto religioso se extiende también al judaísmo, ya que la comunidad hebrea en Emiratos se ha visto reforzada desde la firma de los Acuerdos de Abraham, que hicieron al país estrechar vínculos con el mundo judío.

Más en Política